Región de Ñuble necesita $31 mil millones para instalarse

Por: Jorge Chávez Fotografía: Mauricio Ulloa 09:10 PM 2018-02-17

Un presupuesto aproximado de $31.491.874.976 necesita la Región de Ñuble para su instalación y funcionamiento oficial a partir de septiembre próximo, según la proyección inicial entregada este viernes por la delegada presidencial de la zona, Lorena Vera.

La estimación económica realizada por la funcionaria de Gobierno, junto al equipo que conforma la Delegación, está basada en los planteamientos realizados por cada uno de los ministerios y que apuntan a cubrir sus requerimientos mínimos, ya sea en recursos humanos y materiales, para una marcha adecuada.

Lorena Vera aclaró que hay servicios que tienen planificado instalarse a partir de septiembre; no obstante, recordó que la habilitación total del aparato público regional será gradual, ya que existen reparticiones que tienen previsto hacerlo en el último trimestre de este año y otros definitivamente el 2019.

“El monto se ha estimado de acuerdo a la dotación de personal que se requiere, al presupuesto para el funcionamiento operativo y también tomando en cuenta la infraestructura que se necesita(...), se ha calculado de acuerdo al tiempo en que debieran instalarse”, comentó la funcionaria pública ñublensina.

Tomando en cuenta la progresividad en el arribo de los servicios públicos, la delegación presidencial prevé que para el año 2019 la Región de Ñuble tendría que recibir un presupuesto de al menos $56.425.007.197 para su operación.

Más asignaciones
Duplicar la dotación de funcionarios públicos y de la infraestructura que actualmente existe en Ñuble, es lo que se propone de cara a la inminente instalación de la Región XVI.

A los 1.173 empleados que hoy laboran en las diferentes reparticiones ñublensinas, se les deberían unir a lo menos 1.474 personas más y así completar un contingente de 2.647, número considerado por la delegación como óptimo.

En cuanto a la disposición de edificios fiscales y propiedades que acojan las oficinas dependientes de las carteras ministeriales, el diagnóstico oficial indica que la naciente región cuenta con una infraestructura que bordea los 23.215 metros cuadrados, necesitando otros 18.477 mt2 para alcanzar el espacio ideal.

En los 41.692 mt2 que sugiere para Ñuble, la delegación presidencial busca instalar un total de 86 servicios, encabezados por la Intendencia y el Gobierno Regional. También se proyectan tres Gobernaciones (Punilla, Itata y Diguillín) y 16 Secretarías Regionales Ministeriales (Seremis). Las direcciones regionales serán 56 y otros servicios del Estado 9. Por otro lado, la Seremi de Hacienda, Corporación Nacional de Desarrollo Indígena (Conadi), Servicio Nacional de Geología y Minería (Sernagomin) y la Agencia de Calidad para la Educación se mantendrán como servicios birregionales y macrozonales.

Nueva presencia
Al menos 10 de las 16 seremías que se asentarán en Ñuble tienen algún tipo de oficina en Chillán o en las otras 20 comunas, en donde se ofrece y promueven las políticas gubernamentales de su sector. En éstas existen equipos de trabajo e infraestructura que pueden ser aprovechables y, en el peor de los casos, solo se necesitará modificar algunos espacios o adherir nuevos, dependiendo del requerimiento. 

En otros seis, prácticamente se deberá partir de cero. Es la situación de la Seremi de Deporte, para la cual se solicita 28 funcionarios y un espacio no menor a 382 mt2. Lo mismo ocurre en Bienes Nacionales y Medio Ambiente, para donde proyectan una dotación de 25 y 28 personas respectivamente, con una infraestructura mínima de 250 mt2 para la primera y de 705 para la segunda.

La Seremi de la Mujer y Equidad de Género requiere de 21 funcionarios y la Secretaría General de Gobierno 10, reparticiones que pueden desarrollar su labor en 255 y 150 mt2. La Seremi de Transporte tiene presencia en Chillán con una persona en la Unidad Operativa del Control de Tránsito (UOCT) que ocupa una oficina de 27 mt2, la delegación presidencial señaló que se necesitan 29 funcionarios más e infraestructura adicional por 388 mt2.

“Es muy probable que la  gran mayoría de seremías se instalen en primera instancia y estén en funcionamiento a partir de septiembre, no así todos sus servicios; por ejemplo las direcciones regionales es posible que tengan una instalación más gradual(...). Tenemos proyectado que haya presencia de todos los ministerios desde septiembre, pero esto puede cambiar, es por eso que no queremos crear falsas expectativas, porque esto va a ir tomando forma de acuerdo a las posibilidades que haya de reasignación de presupuesto para cada ministerio y servicio. Es por esa razón que siempre he hablado de funcionamiento óptimo, que es lo que se espera alcanzar durante el tiempo de instalación que tendrá gradualidad”, precisó Lorena Vera.

La funcionaria pública explicó que las capitales provinciales pasan por una realidad diferente y que el establecimiento de las gobernaciones tendrán cada una su propia dificultad. Mientras que San Carlos (Punilla) y Bulnes (Diguillín) tienen disponibles 1.208 y 1.428 mt2 respectivamente para acoger el organismo, Quirihue (Itata) no cuenta con propiedades fiscales adecuadas.

“No existe en la actualidad infraestructura pública disponible para todo el requerimiento porque éramos provincia y ahora nos estamos transformando en región. Esto es parte de la búsqueda de soluciones para el caso de la infraestructura que, probablemente, en gran parte será privada en un comienzo”, detalló.

Comentarios