Alertan por aumento de accidentes en moto

Por: Felipe Ahumada Fotografía: Mauricio Ulloa 10:10 PM 2018-02-16

En los últimos tres meses en Ñuble se ha lamentado el fallecimiento de cuatro motoristas, siendo el último caso el del profesor Ricardo Díaz; y el primero, el de un joven chiguayantino de 19 años, colisionado por el empesario de San Carlos, Óscar Gebrie, el 12 de diciembre de 2017.

La cifra es alarmante si se considera que es equivalente  al total de motoristas fallecidos en todo el 2016, año en que se hizo la última medición del parque de motos de la Región de Ñuble, con un total de 5.390, es decir un 270% más que las que había en 2008.

En la Siat Ñuble, esperan que solo se trate de un fenómeno aislado, y en voz de la capitán Daniela Hormazabal, jefa de la unidad especialista en investigación de accidentes de tránsito, “menos de un 5% de los accidentes que investiga nuestra unidad, es decir en donde se registran casos fatales o lesionados en riesgo vital, son siniestros en los que se ven envueltos motoristas”.

De todas formas, tanto Carabineros como pilotos expertos hacen recomendaciones apuntando no solo a la evidente prevención de los motoristas, sino a la necesidad urgente de adquirir conocimientos específicos antes de subirse a una de ellas.

“Lo que pasa es que muchas personas, en especial los más jóvenes, representan esos casos en que se bajan de la bicicleta para subirse a una moto, pero se siguen comportando como si fueran ciclistas, sin respetar las normas del tránsito. Cualquier motoquero que lleve años en esto, los reconoce altiro por su conducta imprudente”, asegura Jaime Utreras, tesorero de Motociclistas Chillán.

Revisando las estadísticas de accidentabilidad de las motos en Ñuble, en 2016 hubo 110 accidentes protagonizados por motoristas, de las que en cuatro oportunidades se lamentaron fallecidos.

De ellos, dos casos fueron dentro del tramo de la Ruta 5 Sur en nuestra Región.

En otros dos casos, la SIAT verificó que la causa de muerte fue el consumo excesivo de alcohol en el conductor.

Otros 23 quedaron con lesiones graves, 7 menos graves y 70 lesionados, resultando apenas 10 casos con pilotos ilesos.

No siempre los ven
La capitán Hormazabal desmiente el mito que apunta a que en casi todos los accidentes en los que hay involucrada una moto, la culpa sea del motorista.

“Eso no es tan así, pero sí es cierto que el motorista cuenta con una desventaja respecto al automóvil, sobre todo en las noches y es que por ser vehículos pequeños y de un solo foco, son más difíciles de ver. O los tapa el punto ciego, o bien el automovilista al ver solo una luz cree que hay un auto detrás suyo y hace un viraje sin percatarse que era una moto que lo venía adelantando”.

Sobre este punto, desde Motociclistas Chillán piden “mejor educación vial. Nuestra ciudad es muy buena para circular en ella en moto, la gente las escoge por la movilidad, porque se puede estacionar en cualquier parte, porque es económica y porque te evitas los tacos, pero hay que aprender a andar en moto, no es llegar y subirse y hay que estar conscientes de los riesgos que se corren, no adoptar una conducción temeraria, porque el principal problema que tenemos es que no siempre nos ven”.

La crítica deja al descubierto, entonces, una carencia y necesidad en la ciudad: la ausencia de escuelas para motoristas, “porque no las hay. No es lo mismo que puedas rendir un examen para obtener la licencia, que por lo general no es más que un par de vueltas a la manzana, y otra muy distinta es que existan escuelas para conductores de motos, como las hay en otros países”, critica Utreras.

De los últimos cuatro accidentes fatales, solo en dos casos se formalizó a los causantes del siniestro.

En los otros, el responsable fue quien falleció.

Comentarios