MOP descarta atraso en proyecto Punilla

Por: Roberto Fernández Roberto Fernández Ruiz/Claudio González Fotografía: Victor Orellana 10:40 PM 2018-02-15

Tras los cuestionamientos por un supuesto retraso de la ejecución del proyecto de embalse La Punilla, en el río Ñuble, expresados la semana pasada por el diputado electo Frank Sauerbaum y este miércoles por el ex candidato a diputado, Horacio Bórquez y el consejero regional Javier Ávila; el Ministerio de Obras Públicas salió a aclarar este miércoles que la iniciativa no exhibe retraso y que las distintas etapas se están ejecutando según el cronograma definido en el contrato con la empresa concesionaria, la italiana Astaldi, por lo que sigue a firme la estimación de inicio de obras para fines del presente año.

Uno de los temas de preocupación apunta a la implementación del plan de relocalización, advirtiendo que la “lentitud” del MOP para llegar a acuerdo con las familias expropiadas impediría cumplir en abril con la entrega de los terrenos a la empresa.

Al respecto, el seremi (s) de Obras Públicas, Rinaldo Marisio, explicó que “a la fecha, se cuenta con un total de 17 familias que han firmado los convenios para programar la fecha de su relocalización y la activación del Plan de Desarrollo Social. Esto, de un total de las primeras 31 familias que residen en la Zona A expropiada por la Dirección de Obras Hidráulicas del MOP, donde se construirán las principales obras del proyecto y que, de acuerdo al cronograma del contrato, deben ser relocalizadas en abril de 2018”.

Marisio detalló que “de estas 17, a la fecha 6 familias han efectuado la relocalización y se ha iniciado el pago de los distintos bonos del Plan de Desarrollo Social que se activan con la relocalización de la familia. Por otro lado, se encuentran en distinto grado de avance, la relocalización de 11 familias que han aportado todos los antecedentes para programar su relocalización, y que han firmado los respectivos convenios”.

“El avance de estos convenios es así :1 de ellos con el vale vista emitido para que la respectiva familia pueda concretar su relocalización; otros 7 convenios aprobados y con la emisión del vale vista en desarrollo para ser entregado en estos próximos días a las familias que ya tienen resuelto el lugar de traslado;  3 convenios con todos los antecedentes entregados los cuales se encuentran actualmente en revisión por parte del MOP”, añadió.

Marisio, quien es director regional de Obras Hidráulicas, sostuvo que “para el caso de las 52 familias que viven en las áreas de la Zona de Afectación Directa, donde se emplazará el futuro embalse y se deberán restituir los caminos de conectividad (sectores Los Mayos, El Chivato, El Roble y el Roble Guacho), la sociedad concesionaria se encuentra desarrollando la actualización de los antecedentes de cada predio, a fin de que el MOP pueda efectuar las expropiaciones de dichos predios y aplicar el Plan de Desarrollo Social a las familias residentes para su relocalización”.

Ingeniería de detalle
Respecto del proyecto propiamente tal, el directivo informó que Astaldi “se encuentra ejecutando todas las actividades de prospecciones en terreno y en gabinete para el desarrollo de la ingeniería de detalle de las obras del embalse y obras anexas, además de los caminos de acceso y de restitución de la conectividad en el perímetro del futuro embalse, para lo cual ha realizado varias presentaciones del avance de esta ingeniería en el MOP y con la asistencia de un experto internacional en este tipo de proyectos, por lo que actualmente, esta ingeniería se encuentra con una alto nivel de avance”.

La duda de Sauerbaum
La semana pasada, el diputado electo Frank Sauerbaum manifestó su inquitud por la demora en la ejecución del plan de relocalización y dijo dudar de que Astaldi pueda continuar con el proyecto.

“Yo lamento que el Gobierno insista en que estamos en los plazos, porque eso no es cierto. Es cosa de ir a visitar el lugar, hablar con la comunidad, donde no se han cumplido las compensaciones ni tampoco los procedimientos y la planificación que se tenía. Ahora, yo tengo la seria duda también respecto de si el proyecto financieramente hoy día le interesa a la empresa Astaldi”, dijo Sauerbaum.

Según detalló el parlamentario, el consorcio italiano tiene paralizado el proyecto por dos temas: primero, que no se ha aprobado la conexión eléctrica del proyecto Punilla y segundo, los precios de la energía a los cuales se evaluó este proyecto.

El diputado electo añadió que “la empresa hace unos años atrás, cuando se licitó el proyecto Punilla, hizo un ejercicio financiero con un precio de la energía muy por sobre lo que hoy día está, alrededor de 90 dólares el MW. Hoy día el MW hora está en promedio alrededor de los 52 dólares, por lo tanto, económicamente no es rentable ni atractivo para la empresa que se comprometió a hacer este proyecto. Por eso también no veo interés mayor de la empresa en ejecutar el proyecto”.

Sin embargo, Marisio aclaró que respecto del proyecto de la línea de transmisión eléctrica a la que hace mención Sauerbaum, que es una obra que permite factibilizar el servicio complementario de producción de energía hidroeléctrica de la presa y que se encuentra en proceso de evaluación ambiental, “actualmente la empresa Astaldi se encuentra preparando la Adenda N°2 que debe presentar al Servicio de Evaluación Ambiental en pro de obtener la respectiva resolución de calificación ambiental que apruebe favorablemente ese proyecto”.

Respecto de la viabilidad económica del proyecto, Martín Arrau, presidente de la Junta de Vigilancia del Río Ñuble, que agrupa a unos 5 mil regantes del río Ñuble y que serán los principales beneficiarios con el embalse, explicó que el ingreso por generación representa un porcentaje menor. “Si bien éste es un negocio que tiene asociado un componente de hidroeléctrica, el principal ingreso del embalse viene dado por la componente social o riego que se traduce en un subsidio por parte del Estado. Además, los regantes también hacen un aporte económico para pagar la obra”.

Arrau lamentó las afirmaciones alarmistas que se han escuchado los últimos días. “Eso es mirar el vaso medio vacío, además, esas declaraciones pueden generar un gran daño, no corresponde a la buena política”, sostuvo.

El dirigente admitió que se observa un retraso en el proceso de relocalización de las familias, pero también dijo que “la concesionaria ha avanzado bastante, no así el MOP”.

“Vamos demorados en algunas cosas, siempre podríamos ir mejor, con más comunicación, pero se ha avanzado mucho”, manifestó Arrau, quien confirmó lo expresado por Marisio sobre las familias de la Zona A que han firmado el convenio y sobre la ingeniería de detalle, adelantando que “está casi listo, se debería entregar en marzo”.

Comentarios