Preso delincuente que baleó a carabinera del OS7

Por: Felipe Ahumada Fotografía: La Discusión 10:20 PM 2018-02-15

Polera blanca y jeans gastados, delgado de pelo corto y con una mueca de sufrimiento. Así fue la imagen que proyectó Robinson Venegas Aguilera la primera vez que fue fotografiado por la prensa, en 2008, cuando lo detuvo Carabineros por haberle disparado por la espalda a la cabo Jaqueline Muñoz Acuña.

Tras ser condenado a 3 años y un día de cárcel, en un juicio realizado en la Fiscalía Militar, Venegas Aguilera, alias “el rucio”, terminó su sentencia y volvió a delinquir. Esta vez se le formalizó y condenó por el delito de microtráfico, lo que le significará una nueva pena de 541 días de presidio, impuesta por el Juzgado de Garantía de Chillán, la semana pasada.

Fue el 18 de septiembre de ese año, cuando un vehículo del OS7 de Carabineros Ñuble realizaba un patrullaje preventivo en la población Santa Filomena, repentinamente fue objeto de dos impactos de bala que ingresaron por la parte posterior.

“Me dieron”, fue lo único que dijo la cabo, quien iba sentada tras del conductor.

Tras una semana de intensas búsquedas y empadronamiento, “el rucio” fue encontrado escondido en la casa de un amigo.

“Recuerdo que ese hecho marcó un antes y un después en la gente de la ciudad, marcó tal conmoción que la imagen de tranquilidad que generaba Chillán cambió, ahí muchas personas empezaron a decir que no la ciudad ya no era tan tranquila”, dijo el mayor Leonardo Fernández, quien en ese entonces era el jefe del OS7 Ñuble.

La detención por drogas
Eran las 17.30 horas del 22 de octubre y la conducta nerviosa de los dos ocupantes de un vehículo que se encontraba en el sector de la Ruta N60, cerca del callejón Las Gomeras, llamó la atención de una patrulla de Carabineros, quienes de inmediato los fiscalizaron.

Reconociendo a Venegas Aguilera, lo detuvieron porque había una orden de detención en su contra, sin embargo, al sentir olor a marihuana en la cabina del vehículo, buscaron en su interior, encontrando dos bolsas contenedoras de 211 gramos de marihuana, dólares americanos y 119 mil pesos.

Ambos fueron formalizados por microtráfico de marihuana, pero mientras el otro sentenciado, F.A.G.E. fue beneficiado con una pena de libertad vigilada, el tribunal sentenció a Venegas Aguilera a cumplir la condena de manera efectiva puesto que en sus antecedentes relucía el ataque por la espalda a la funcionaria, quien debió en su oportunidad ser trasladada vía aérea a Santiago y luego someterse a un tratamiento sicológico para poder volver a cumplir con sus labores policiales.

Comentarios