Utreras recuerda a Oyarzo en muestra de La Discusión

Por: Carolina Marcos Fotografía: La Discusión 09:40 PM 2018-02-15

Julio Utreras no conoció a Gumercindo Oyarzo en persona pero sí oyó mucho hablar de él y de su obra. Esto hasta hace algunos años atrás, cuando el Premio Municipal de Arte 2013 se encontró con “Un vencido”, la obra que a Oyarzo le valió la Medalla de Plata en el Salón de Sevilla en 1929. 

La pieza de inmediato conmovió a Julio, quien se propuso con el tiempo integrar la biografía de Gumercindo en su libro “Pintores Enseñantes de Ñuble”, el que hace referencia a todos aquellos artistas de la provincia que además de dar rienda suelta a su vocación enseñaron o enseñan su técnica en distintos establecimientos. 

Un poco más tarde, se enteró que Gumercindo también había sido docente de su padre y se terminó por convencer que el destino estaba conspirando para algo grande. De esta manera, dio vida a la muestra “Homenaje a un vencido”, una serie que hace pocos días se inauguró en la sala de arte de LA DISCUSIÓN, en el marco del aniversario 148 del matutino. 

La exposición de Julio Utreras se mantendrá en este espacio hasta la primera semana de marzo. “Me propuse hacer esta serie y me demoré un año en tener el montaje listo para ser presentado en esta muestra de Diaro La Discusión”, plantea Julio. “Se trata de un trabajo que utiliza las técnicas del óleo, acrílicos y tinta sobre papel (dibujos). Siempre pensé que esta era una buena excusa para pintar árboles, pensando en lo que él pintó, un árbol torcido por el viento, como la vida, como los hombres”, precisa. 

 “Un Vencido”, de Gumercindo Oyarzo, es una composición en sepia que actualmente la guarda el Museo Nacional de Bellas Artes. La obra muestra un árbol como elemento central de la composición, doblado, vencido por el otoño, los vientos del  invierno, el paso del tiempo, el paso de la vida.

“Mayores vínculos con don Gumercindo no tuve, pero me llenó de satisfacción, pues fue profesor de mi padre, quien me contó que cuando uno de sus alumnos estaba distraído en clases, les lanzaba pedacitos de tiza, para recuperar su atención. Investigué sobre él revisando textos, antiguos catálogos del Grupo Tanagra, institución de la cual fue uno de sus fundadores, grupo que a la fecha, alberga a gran cantidad de artistas y creadores”, explica. 

“Me conmoví con su obra ‘Un Vencido’, tal vez porque también veo en los árboles toda la nobleza de la natura. Los árboles son como las personas, aferrados a la vida, afectos al pasar del tiempo, retorcidos, doblegados, sin sus hojas, renaciendo cada primavera, para finalmente caer abatidos por el paso de la vida, pero que sin duda siempre dejan huella”, enfatiza Utreras, quien en julio viajará a Alemania para exponer en la Galería Arauco que este 2018 celebra sus 25 años.

Comentarios