Scout que se ahogó en Coihueco usaba piscina como bote

Por: Felipe Ahumada Fotografía: Fernando Villa 2018-02-12

A cinco metros de profundidad, en el embalse Coihueco, buzos de Bomberos encontró el cuerpo de Matías Ignacio Hevias, un scout santiaguino de 22 años quien fue declarado como desaparecido por sus compañeros el sábado a las 16.00 horas cuando notaron su ausencia.

“Este joven estaba de camping en el lugar con un grupo de 27 scouts en total, y por lo que dijeron sus compañeros, no sabía nadar. Fue Bomberos el que lo encontró al surponiente del punto en que habría sido visto por última vez, y tras el análisis del cuerpo, se descartó toda intervención de otras personas en este hecho”, explicó el comisario Víctor Salazar, jefe (s) de la Brigada de Homicidios, de la PDI de Chillán.

Fue a unos 60 metros de distancia del punto de extravío en donde los buzos tácticos de Bomberos lo encontraron.

“Lo que sucedió fue que él trató de utilizar una piscina chica, que de hecho la habían llevado para los niños más chicos del grupo, como si fuera un bote”, explicó el segundo comandante de Bomberos de  Coihueco, Jorge Rojas.

El rescatistas añadió que “lo que pasa es que, por lo que nos dijeron, él no sabía nadar y al parecer quería llegar en ese bote improvisado hasta el otro lado del embalse, sin decirle a nadie sobre esta idea. De hecho, a un costado del embalse, en la orilla, fueron encontradas sus ropas y algunas pertenencias”.

La búsqueda comenzó ayer, en horas de la mañana,  con personal de la Segunda Compañía de Bomberos de Coihueco y de la Oficina de Emergencia del municipio de esa comuna, produciéndose el rescate pasada las 10.00 horas, cuando incluso aún no llegaban todas las unidades comprometidas para las labores.

Creyeron que era prueba

Matías Hevias Contreras era monitor del grupo de scouts de la comuna metropolitana de Peñalolén, Inti Pehuenche, que desde el 4 de febrero estaban el sector de camping Los Mañíos.

En su calidad de monitor, Hevias había relatado al resto del grupo una leyenda sobre una persona que había simulado su propia desaparición, para ver cómo reaccionaba su grupo ante esa emergencia.

Esta fue la razón por la que los acompañantes de la víctima le relataron a Carabineros que,  en los primeros minutos que sucedieron al instante en que encontraron las ropas del monitor a un costado del embalse, pensaron que se trataba de una prueba que le había impuesto al resto de los scouts.

Aunque este factor hizo que la denuncia por presunta desgracia demorara, para Bomberos, en ningún modo se hubiera salvado la vida de Hevias si se hubiese comunicado antes.

“El problema fue el propio descuido y la acción temeraria de la víctima. No es posible que una piscina de juguete sirva de bote, menos en un afluente natural, pero por lo demás, creemos como personal de rescate que las asociaciones de scouts deben revisar sus protocolos, ya que nos parece extraño que alguien que tenga el grado de monitor, que esté a cargo de niños y además en un camping con algún lago, río, tranque o embalse, no sepa nadar”, advirtió el segundo comandante Rojas, quien además pertenece al grupo de rescate Gersa.

El cuerpo de Hevias Contreras fue trasladado al Servicio Médico Legal de Chillán y será entregado hoy.

Comentarios