Fuego arrasa 162 hectáreas de pino y eucaliptus en Bulnes

Por: Felipe Ahumada Fotografía: La Discusión 09:20 PM 2018-02-09

El mayor incendio de lo que va del año en Ñuble se registró ayer en la comuna de Bulnes, específicamente en el sector de Santa Clara.

El fuego, que hasta las 20 horas de ayer había destruido 162 hectáreas, motivó la Alerta Amarilla no sólo en nuestra región, sino también en la provincia de Bío Bío.

Al resto de la Región del Bío Bío se le decretó alerta temprana.

El fuego en Santa Clara fue avistado cerca de las 15.30 horas de hoy, correspondiéndole a Bomberos del sector las primeras maniobras de control, sin embargo, debido a los fuertes vientos registrados en la tarde de ayer, el siniestro comenzó a amenazar a un grupo de casas aledañas, y lo direccionó a un bosque de eucaliptus, donde encontró mayor carga combustible. Todo ello a no mucha distancia del cementerio de Pueblo Seco.

Para ese entonces, ya se encontraban en el lugar, brigadas terrestres y aerotransportadas de Conaf, además de voluntarios de Bomberos de Santa Clara, Bulnes, Quillón y  Cerro Negro.

“En la provincia de Ñuble se decretó Alerta Amarilla para el apoyo de Bomberos en resguardos de viviendas y nosotros ocupados de enfrentar lo mejor posible el combate forestal”, explicó Héctor Soto, jefe del Departamento de Protección contra Incendios Forestales de Conaf.

Desde ese organismo detallaron que para la emergencia en la comuna de Bulnes enviaron seis brigadas terrestres, una brigadas helitransportada, dos helicópteros y dos aviones de CONAF, además de bomberos y recursos de Forestal Arauco. 

Héctor Soto, destacó las condiciones meteorológicas como uno de los principales factores de la rápida propagación del fuego.

“En este caso es el viento. Tuvimos desde la mañana vientos de entre 22 a 25 kilómetros por hora, en algunos sectores y con ráfagas sobre 40 kilómetros, los que se mantuvieron durante la tarde e incluso en otros sectores se incrementaron”.

Pino, Eucaliptus y pastizal

Francisco Castillo, director de la Conaf en Ñuble, precisó que para las 19 horas ya se había realizado un cortafuego mecanizado en todo el perímetro del siniestro.

“En total fueron más de 162 hectáreas que afectaron a zonas de pastizales, bosques maduros de eucaliptus y a una plantación nueva de la misma especie. Era un incendio alargado que corría paralelo al costado poniente de la Ruta 5 Sur, pero ya se logró aislar completamente, quedando allí un equipo de resguardo para evitar rebrotes o propagación”, resumió Castillo.

Los otros dos incendios que superaron las 40 hectáreas fue el registrado el 6 de enero en Quirihue y otro en Portezuelo, el mismo día, el que finalmente afectó a cerca de 100 hectáreas de bosque y matorrales.

Dos galpones se quemaron

Finalmente y a propósito de la declaración de una dirigenta vecinal que aseguró que su casa, en Pueblo Seco, se había quemado, Francisco Castillo desconoció el incidente, lo que fue refrendado horas más tarde por la propia afectada. 

De todas formas se declaró la destrucción de dos galpones, que habían sido previamente evacuados en cuanto a animales y equipamiento.

Comentarios