Con app municipal esperan bajar cifra negra de denuncias

Por: Felipe Ahumada Fotografía: Víctor Orellana 10:05 PM 2018-02-09

Excusas como “me da lata”, “no saco nada con denunciar”, “no quiero meterme en problemas”, o “no sé cómo se hace” han sido históricamente la causa de la existencia de la llamada cifra negra, que apunta a todos los delitos, incivilidades o líos vecinales que no se denuncian.

En síntesis, se trata de un conflicto basalmente burocrático que las personas que son víctimas o testigos de un hecho riesgoso prefieren eludir, pese a que sí necesitan una solución.

Es precisamente en este punto trascendental en que la tecnología podría marcar un antes y un después, y en Chillán a comienzos de abril se podrán experimentar los primeros cambios sociales en esta materia, cuando se habilite una aplicación para celulares que permitirá realizar denuncias en forma anónima, enviar ubicación del lugar, videos o fotos, las que serán recepcionadas por personal municipal en primera instancia.

La iniciativa, pionera en Chile dentro de las medidas de seguridad a cargo de entidades municipales, es un proyecto presentado por la Oficina Municipal de Seguridad (OMSE) y que tras ser aprobada por el Consejo de Seguridad recibió los recursos necesarios para su adquisición e implementación por parte de la Subsecretaría de la Prevención del Delito.

“El año pasado realizamos una serie de intervenciones situacionales en diversos barrios de la comuna, como instalación de alarmas, luminarias o cámaras de vigilancia. Este año lo que se pretende es trabajar con intervenciones transversales, como la adquisición de patrullas municipales o el poner a disposición de la ciudadanía esta aplicación para teléfonos móviles que podrá ser descargada de manera gratuita desde cualquier punto de la comuna”, explicó Renán Cabezas, encargado de la OMSE.

El proyecto ya está en proceso de licitación y se han rechazado varias ofertas de aplicaciones privadas como las que se han puesto a disposición de comunas santiaguinas como Providencia, puesto que “lo que hacían era armar redes de contactos entre vecinos, es decir, prácticamente un sistema de alarmas comunitarias. Lo que nosotros queremos es que las personas puedan denunciar,  hacerlo de forma simple y con la seguridad que esas denuncias serán revisadas y, si ameritan, atendidas”, sostuvo Cabezas.

La municipalidad espera que la empresa ganadora presente una plataforma que admita “a lo menos 50 mil descargas, no menos que eso, para asegurarnos que haya en promedio una por grupo familiar en la comuna”, detalló el encargado.

¿Cómo funciona?
La aplicación tendrá tres capas u opciones, siendo la primera un listado completo con todos los teléfonos de las reparticiones públicas relacionadas con protección, seguridad, y emergencias, desde el Sernam, Sename, Carabineros, el SAMU, Fono Drogas, Violencia Intrafamiliar, inspección municipal, entre otros.

Una segunda opción es un botón SOS que al ser presionado presentará en la pantalla el teléfono del plan cuadrante de Carabineros más cercano al punto en que se encuentre la personas, lo que evitará canalizar denuncias por la plataforma 133 y hacer un llamado más expedito.

Y la tercera opción, que es la que refleja la idea original del proyecto, es un menú para poder hacer denuncias.

“Éste se divide en dos opciones, las denuncia de factores de riesgo y las denuncias de delitos. La primera, por ejemplo, permitirá que si un vecino ve un semáforo o una luminaria en mal estado, sacarle una foto, describir brevemente el problema y ubicación, más un teléfono de contacto, para que se pueda enviar al personal capacitado para darle solución a ese problema”, explica Cabezas.

En esta clasificación se considera, por ejemplo, árboles demasiado frondosos y que oscurecen la calle o obstaculizan la visión de señaléticas; presencia de jaurías de perros, autos mal estacionados, veredas en mal estado, presencia de microbasurales, emanación de gases, elementos urbanos dañados y otros hechos considerados como incivilidades.

Si se trata de denunciar actividades ilícitas, no necesariamente se solicitará el nombre o el teléfono del denunciante, aclaran en el municipio.

“A veces llegan a la Inspección Municipal personas con fotografías, por ejemplo, de grupos de perros vagos que llevan meses o semanas en un lugar. Eso ahora se podrá hacer por teléfono. La idea para estos casos es que las personas nos dejen algún número de contacto para que cuando se envíe a la unidad especializada, se contacten con ellos y puedan hacer una inspección en el lugar”, ejemplifican en la OMSE.

Finalmente, está la opción de denuncias de delitos, en la que los usuarios de la aplicación de manera anónima podrán denunciar puntos de tráfico de drogas, consumo de alcohol o drogas en la vía pública, ocurrencia de robos o asaltos, casos de violencia intrafamiliar, si es posible se podrán enviar fotos del hecho a denunciar.

Tales denuncias llegan sin el IP del teléfono del denunciante. No serán intervenidas ni revisadas por el municipio, sino que serán directamente derivadas al Ministerio Público o a las policías.

Disminuir la cifra negra
Si bien existen estudios que plantean que en Chile aún hay una tasa considerable de analfabetismo digital, no es falso que cada vez son más las personas que optan por realizar la mayor cantidad de trámites a través de sus dispositivos móviles.

Y es esto lo que para el sociólogo de la Universidad del Bío-Bío, Daniel Fuentes, puede ser el factor determinante del éxito de esta app municipal.

“Mucha gente no sabe hacer denuncias, no sabe cuándo hacerla, ni dónde. Por eso van a la PDI a denunciar ruidos molestos, a Carabineros a denunciar presencia de perros vagos o al Juzgado de Policía Local, a denunciar delitos. Y a esto hay que sumar a quienes no lo hacen por evitar la burocracia, entonces si además de poner esta aplicación a disposición de las personas, se hace una campaña para que se sepa utilizar, podría ser una gran herramienta”, asegura.

Fuentes apunta incluso a que si los chillanejos masifican esta aplicación y la usan con criterio, “podría disminuirse la cifra negra en materia de denuncias”, lo que le permitiría a la Fiscalía y a las Policías hacer mejores mapas delictivos en base a la georreferenciación y confeccionar mejores planes de intervención y prevención.

En la misma línea, Cecilia Henríquez, presidenta de la Unión Comunal de Juntas de Vecinos de Chillán, dice que “esto, sin duda es muy positivo y será de una ayuda enorme, pero como todo lo nuevo, necesita aprenderse, por eso las capacitaciones serán necesarias para que todo funcione bien”.

Comentarios