Arauco lanza “Noche del cinsault” para destacar la cepa del Itata

Por: La Discusión Fotografía: Arauco 2018-02-09

En Ñipas, comuna de Ránquil, se celebrará por primera vez “La noche de Cinsault”, en  una actividad organizada por la empresa Arauco, la tienda de vinos patrimoniales “Alma del Itata” y la Municipalidad de Ránquil, con el objetivo de promover esta cepa, que llegó a Chile hace alrededor de 80 años y que se encuentra casi exclusivamente en el Valle del Itata.

“La noche del Cinsault” contará con degustaciones, maridajes con cepas tradicionales, coctelería con vinos patrimoniales, venta de productos típicos de la zona y música en vivo.

Considerada hasta hace poco como una cepa de segunda categoría, el Cinsault (como popularmente como “cargadora”) ha alcanzado un importante desarrollo en el mundo viñatero, convirtiéndose en una de las cepas más reconocidas del Valle del Itata, con casos como el de Viña Cucha Cucha, que obtuvo 93 puntos en la prestigiosa “Guía Descorchados”.

El evento, informó Arauco, forma parte del programa de valor compartido “Polo Viñatero” que impulsa la empresa forestal y que “busca apoyar y trabajar con los productores locales que estarán presentes en la actividad ofreciendo sus vinos”, precisó la compañía a través de un comunicado.

La actividad se desarrollará  este viernes a partir de las 20.00 horas, en el frontis de la tienda “Alma del Itata”, ubicada en Nicasio Alarcón 458, Ñipas, comuna de Ránquil. La entrada es liberada.

Cinsault
La cepa ha logrado varios triunfos en los últimos años De hecho el Cinsault “Trifulca” que elabora Cristian Lagos (Coelemu) fue el máximo ganador de la 21ª versión del  Concurso del Vino de Ránquil y del Itata profundo que se desarrolló durante el año 2017 en Ñipas. 

En cuanto a precios, la variedad además ha logrado valores interesantes. La Viña Bouchon, de San Javier, Región del Maule, llegó a acuerdo para adquirir 50 mil kilogramos de uva Cinsault a pequeños y medianos viñateros de Coelemu el año pasado, por los que va a pagar $280 (más IVA) por kilogramo, lo que triplica el precio que pagaron las grandes viñas de la zona central por esta uva la temporada pasada. 

En los centros de acopio se pagó entre $85-90 por kilogramo (más IVA) de uva tinta a granel el año pasado.

En la temporada anterior, Bouchon había comprado 10 mil kilogramos de uva Cinsault para la elaboración del espumante Bouchon Extra Brut País-Cinsault, que en su primera versión, el año pasado, tuvo un gran éxito de ventas, pues la producción limitada de 6 mil botellas se agotó en apenas dos meses (su precio era de $7 mil).

La uva Cinsault aporta muchísima fruta a las mezclas de vinos y lo hace tentador, lo que explica el gran el interés de las viñas por adquirir esta uva.

Viña Bouchon está desarrollando dos productos con uva Cinsault. Un espumante Bouchon Extra Brut, que es una mezcla de País (del Maule) y de Cinsault (del Itata). Y también un ensamblaje que lleva un porcentaje de Cinsault del Itata, además de Syrah y Carignan de Maule.

Además, una reciente degustación de vinos hecho con cepas País y Cinsault a inicios de año, marcó la presentación de los primeros “Vinos Patrimoniales de Chile”, elaborados bajo al alero de una iniciativa que busca contribuir a la sustentabilidad de un sistema productivo asociado a este producto tradicional de la agricultura familiar de Chile, como es el vino campesino, y que se desarrolla en las zonas del secano costero e interior de las regiones del Maule y Ñuble.

El proyecto, liderado por la Facultad de Ciencias Agronómicas de la Universidad de Chile y apoyado por la Fundación para la Innovación Agraria (FIA) del Ministerio de Agricultura, apuesta por mejorar la competitividad de los viñateros a través de tres ejes: vitivinicultura, elaboración y guarda y promoción.

En la ocasión además se destacó a la Cepa Cinsault como clave en un contexto de cambio climático, debido a su bajo requerimiento hídrico.

Comentarios