Fiscalizan locales de fabricación y venta de helados en Chillán

Por: 01:50 PM 2018-02-08

Equipos de la Unidad de Seguridad Alimentaria de la Delegación Ñuble de la SEREMI de Salud, han intensificado la fiscalización a locales de fabricación y expendio helados con el objetivo de prevenir enfermedades entéricas. Ello, al ser Chile el país que registra el mayor consumo de estos productos en Latinoamérica y al elevarse la venta en esta época del año.

En 2018, la autoridad sanitaria ha cursado dos sumarios en el contexto de toma de muestras que excedieron los niveles bacteriológicos permitidos, normados por el Reglamento Sanitario de Alimentos (Decreto Supremo 977/96) del Ministerio de Salud. En el período anterior, se cursaron 11 sumarios.

Ricardo Espinoza, encargado de Acción Sanitaria precisó que esa cartera programa actividades de fiscalización, asegurando que los alimentos se expendan en condiciones higiénicas y de temperatura, evitando intoxicaciones alimentarias por el consumo de helados fraccionados. Entre los aspectos fiscalizados en la elaboración, están la autorización de funcionamiento, condiciones sanitarias mínimas y materias primas de procedencia conocida. “Además se fiscaliza la estructura, maquinarias, mobiliario y utensilios que entran en contacto directo con los alimentos previniendo todo tipo de contaminación; y también el almacenamiento, la cadena de frío y riesgo de contaminación cruzada”, precisó.

Asimismo se chequea el sistema de control de calidad, denominado buenas prácticas de manufactura, donde se aplica una lista de chequeo aplicando un porcentaje de cumplimiento, y donde se verifican los procedimientos de limpieza y sanitización de este tipo de locales. Uno ellos, “La Nieve”, cumplió con lo establecido, detectándose anomalías menores que quedaron registradas en el acta de inspección respectiva. La inspección fue acompañada por el gobernador (s) Iván Moscoso, quien destacó la relevancia de este tipo de acciones en la prevención de enfermedades transmitidas por alimentos.

“Estas fiscalizaciones son permanentes por parte de la Seremi de Salud y buscan cautelar no solo que se cumplan las condiciones de higiene durante la venta de los alimentos, sino también durante el proceso de elaboración, cadena frío y otros aspectos sanitarios”, dijo Moscoso.

 

Espinoza añadió que la venta de helados debe realizarse manteniendo los productos a temperatura de congelación. “Tanto el local como los equipos, superficies de trabajo y utensilios deberán mantenerse en perfectas condiciones de limpieza. Las personas que manipulen alimentos, deberán recibir una instrucción adecuada y continua en materia de manipulación higiénica de los mismos. Así también los manipuladores deben llevar ropa protectora: cofia o gorro que cubra la totalidad del cabello, y delantal”, agregó Espinoza.

 

Fiscalizaciones Generales Seguridad Alimentaria 2016 – 2017

 

Entre 2016 y 2017 se evidencia un incremento del 13.5 % en las inspecciones sanitarias de alimentos, pasando de 3.903 fiscalizaciones a 4.509.

Se constata, además, un aumentos del número de muestras tomadas a alimentos, pasando de 1.615 a 1.650 muestras en el período 2016 – 2017. El porcentaje de no conformidad o rechazos a productos de las muestras aumentó del 3.5 % en 2016 a 4.5 % en 2017.

Se evidencia además un incremento en el número de formalizaciones o autorizaciones de locales de alimentos: 1407 a 1527 en el período 2016 – 2017.

 

Fiscalizaciones Específicas en Expendio de Helados 2016-2017

Delegación

Fiscalizaciones ( toma de muestras)

2016-2017

Sumarios

% No conformidad

Ñuble

285

11

19.3%

 

Medidas de prevención para evitar gastroenteritis por consumo de helados fraccionados

 

  • Manipulador con ropa adecuada (delantal y cofia).

  • Temperatura de los helados debe mantenerse en alrededor de -18ºC.

  • Las Porcionadoras deben ser lavadas con agua potable corriente, no estancada.

  • Barquillera y contenedores tienen que estar limpios y contenidos en recipiente con tapa.

 

Para evitar brotes de Enfermedades transmitidas por alimentos (ETA)

  • La higiene de las personas, especialmente el lavado de las manos.

  • La higiene de los alimentos, en su almacenamiento, preparación y consumo.

    • Comprar y comer sólo en lugares autorizados.

    • Utilizar y beber sólo agua potable.

    • Si no se dispone de agua potable, hervirla de 1 a 2 minutos.

    • Mantener mariscos refrigerados a menos de 5° C y hervirlos 5 minutos antes del consumo.

    • Separar los alimentos crudos de cocidos, para evitar contaminación cruzada.

    • Limpiar y desinfectar mesones y cubiertas; utensilios y superficies.

  • La higiene del medio ambiente, del agua y de la disposición de excretas.

  • Lavado de manos (con agua y jabón):

    • antes de preparar alimentos

    • después de manipular alimentos crudos

    • antes de consumir alimentos

    • después de usar el servicio higiénico o mudar a los niños

    • después de manipular basura

    • después de manipular dinero.

Comentarios