Niño de cinco años muere tras accidente en complejo de piscinas

Por: Felipe Ahumada Fotografía: La Discusión 10:25 PM 2018-02-08

A las 16.10 horas de este miércoles personal médico del Hospital de Bulnes le comunicó al grupo familiar al que pertenecía el menor Maximiliano Monsalve, de cinco años, que había fallecido tras caer por algunos segundos a una piscina. En ese momento su hermana, de 15 años, se desmayó en el lugar y el resto de los acompañantes rompió en llantos.

Era el trágico fin de un paseo familiar. Avecindados en la comuna de Cabrero, se encontraban veraneando en la zona y habían decidido pasar una tarde en el parque acuático Antú, de Quillón, complejo que cuenta con piscinas para personas de todas las edades “y él estaba, según se nos informó, al cuidado de una de sus hermanas cuando en un momento dado, en el que estaba jugando en uno de los parques, cayó a una piscina para adultos sin que sus familiares lo notaran”, explicó el mayor Gustavo Sotomayor, jefe de la Tercera Comisaría de Bulnes.

Pese a que el niño fue encontrado flotando boca abajo, al rescatarlo aún presentaba signos vitales, “por esa razón, el personal de Carabineros de Quillón que llegó al lugar junto con personal del SAMU, se encargó de manera prioritaria de intentar salvar su vida y escoltó, en primera instancia a la ambulancia hasta el Cesfam de Quillón, y luego hasta el Hospital de Bulnes, donde fue derivado debido a su gravedad”, aclaró el mayor.

Fue cuando se confirmó el fallecimiento del menor que Carabineros, por orden de la fiscal de Bulnes, Maritza Camus, decidió desalojar la piscina y resguardar el lugar hasta la llegada de la Brigada de Homicidios de la Policía de Investigaciones de Chillán, quienes, por orden del Ministerio Público, quedaron a cargo de la investigación.

“Nosotros le pedimos al resto de los veraneantes que se fueran a vestir y que se retiraran del lugar, salvo las personas que habían sido testigos del hecho, para que quedaran a disposición de la PDI para los interrogatorios, pero en efecto, se cerró el complejo entero hasta el final de la jornada”, detalló el mayor Sotomayor.

El peritaje de la PDI se extendió hasta pasada las 20.00 horas de este miércoles y solo entonces, el cuerpo de Máximo fue trasladado al Servicio Médico Legal de Chillán.

Desde la policía civil aclararon que los peritajes demostraron que la causa de muerte del niño fue la de inmersión, descartando totalmente la participación de terceros en el hecho.

“La víctima estaba con familiares, otros menores y adultos en la piscina para niños y en un momento de descuido se traslada solo a la piscina de adultos, donde se produce el accidente, siendo rescatado e intentado reanimar por personal del parque, sin obtener respuesta positiva”, afirmó la PDI a través de un comunicado de prensa.

Aproximadamente 20 minutos después que se informara a sus acompañantes del deceso, al hospital de Bulnes llegó la madre del niño, quien viajó desde la comuna de Concepción enterada del accidente. Recién en el lugar, se le informó del descenlace.

El cuerpo del menor será entregado este jueves a la familia luego de realizada la certificación de autopsia en el Servicio Médico Legal.

Éste es el segundo menor que muere por inmersión en Ñuble, este 2018, siendo el primero una niña de un año, en un canal de regadío en la  comuna de San Ignacio.

El Parque Acuático Antú, a través de un comunicado,  lamentó “el accidente en el que un menor de cinco años, que había ingresado a la piscina de adultos, debió ser rescatado por el  salvavidas de turno y llevado de urgencia a los establecimientos hospitalarios de Quillón y Bulnes. En este último, desgraciadamente falleció siendo las 16.15 horas, debido, según  diagnóstico inicial, a un paro cardiorrespiratorio”.

Comentarios