¿Por qué el CORE no lideró el estudio para la futura ERD?

Por: Isabel Charlin Fotografía: La Discusión 08:35 PM 2018-02-03

A principios de marzo del año pasado debutaba la Subcomisión Ñuble Región -dependiente de la Comisión de Gobierno- del Consejo Regional.

La entidad iniciaba de esta forma el trabajo encomendado por el Ejecutivo en orden a proponer los lineamientos de desarrollo estratégico para el territorio de Ñuble, en el contexto de la nueva región.

El equipo -compuesto por los seis cores de Ñuble-, mandatado en noviembre de 2016 por el intendente Rodrigo Díaz, fijó un cronograma, el cual contemplaba una serie de acciones que en el plazo de ocho meses debían dar pie a un documento que serviría de base para la futura Estrategia Regional de Desarrollo.

Sin embargo no ocurrió así. El estudio de línea base finalmente lo encargó directamente la Subdere vía convenio al organismo internacional Flacso, que inició su trabajo a mediados de enero de este año.

La determinación no cayó bien entre algunos consejeros de Ñuble, entre ellos, el presidente de la Comisión de Gobierno, Hernán Álvarez, quien de inmediato cuestionó la adjudicación directa a Flacso, y el monto total del estudio, $220 millones.

“La subcomisión terminó su cometido. Fue creada para ver los temas de la región, supervisar el estudio de línea base, pero finalmente la Subdere decidió hacerlo con Flacso. Precisamente ahora, como Comisión de Gobierno, estamos a la espera de que la Subdere nos dé una respuesta en torno a por qué se optó por este camino y se destinó el dinero que se destinó, en circunstancias que al CORE le habían asignado solo $40 millones”, sostuvo Hernán Álvarez.

Precisamente, la Subdere había liberado recursos por $40 millones para que se contratara una consultoría, sin embargo, según explicó la delegada Presidencial. Lorena Vera, se optó finalmente por una vía más rápida.

“Se solicitó el financiamiento al GORE para una parte de este estudio que costaba $40 millones, y se dilató por mucho tiempo. Cuando yo asumí (fines de agosto de 2017), eso debió estar avanzado y no fue así. Solicitamos a la Subdere que no se retrasara más, y licitándolo, iba a ocurrir eso, por lo que revisamos junto a la Subdere qué organismos tenían convenio y estaba Flacso. Hay que recordar que el estudio que se adjudicaron es mucho más amplio, incluye otras áreas además de los lineamientos, y si se hubiera licitado, recién se habría comenzado a trabajar en abril, y habrían participado instituciones de todo Chile en el llamado, por lo que cualquiera pudo haberse adjudicado el estudio”, respondió en su momento, la delegada presidencial.

Rol del CORE

Según Hernán Álvarez, las responsabilidades que se asignaron a cada consejero cuando se presentó el cronograma en marzo de 2017, estaban relacionadas con el trabajo conjunto que se iba a realizar con la Subdere, y decía relación con el estudio de línea base.

“Como la Subdere desestimó esto, no sé por qué razones, y buscaron a Flacso, se terminó el trabajo de la subcomisión. Flacso me ha buscado para conversar, pero no es conmigo con quien tienen que conversar; quien tiene que explicarnos esto es la Subdere. Luego, con mayor claridad, podremos reunirnos con Flacso”, planteó Álvarez.

En tanto, la Comisión de Gobierno del CORE participará a fines de febrero en un tradicional encuentro que reúne a las regiones nuevas de Chile (Arica, Los Ríos y ahora Ñuble), el cual se desarrollará en Los Ríos.

“Revisaremos experiencias de instalación, con la presencia y participación activa de los cores, no como invitados. El presupuesto 2019 de la Región de Ñuble lo deberá ver el CORE que se instale en septiembre, junto al intendente designado. Ellos irán a pelear a Santiago el presupuesto”, manifestó el core DC.

Etapa “técnica”

Más receptivo respecto del aporte que pueda hacer Flacso se mostró el consejero de RN, Javier Ávila.

“Formamos la subcomisión cuando el intendente nos informó que se habían conseguido los $40 millones. Trabajamos con gente del Gobierno Regional para ver la metodología de trabajo, las áreas que íbamos a cubrir, pero finalmente se detuvo cuando la Subdere informó que se había contratado a Flacso.

Objetivamente, si se hubieran mantenido los fondos, no habríamos sido nosotros quienes realizáramos el estudio, sino algún centro de estudios o consultora. Por qué y cómo se llegó a Flacso, no lo sé, pero como dicen, quien paga tiene derecho a elegir”, aseveró Ávila, quien en lo personal, cree que el tema no es tan “dramático”.

“Toda la información que se logre recabar será esencial para la futura estrategia que sancionaremos nosotros, los cores; de manera tal que no es dramático que nosotros no estemos en esta etapa más bien técnica”, planteó.

Comentarios