$626 millones gastaron los candidatos a diputado por Ñuble

Por: Isabel Charlin Fotografía: La Discusión 08:30 PM 2018-02-03

Más de $626 millones gastaron 28 de los 29 candidatos a diputado que compitieron por el distrito 19 en noviembre pasado, de acuerdo a las planillas de ingresos y gastos efectuados con motivo de las elecciones, publicadas por el Servicio Electoral (Servel) en su sitio web.

Una cantidad, que en su mayoría, fue utilizada por los postulantes para contratar propaganda en medios y adquirir palomas y elementos gráficos; pagar a brigadistas; arrendar sedes y cancelar combustibles.

Entre quienes destacaron por invertir más en sus respectivas campañas están el hoy diputado electo de RN, Frank Sauerbaum, quien desembolsó más de $63 millones.

Entre los principales ítemes que privilegió estuvieron el arriendo de espacios privados ($14 millones), que el candidato declaró como “donados”. También gastó $4,5 millones en calendarios con perforación;  $2 millones en palomas y $4 millones en el pago a sus encargados territoriales, administrador electoral y jefa de campaña. En combustible, en tanto, invirtió casi $1 millón.

Otro ítem abultado que declaró el candidato fue “gastos por aportes en especie de partido al candidato”, con casi $15 millones.

Tras Sauerbaum se ubicó el PPD Manuel Bello, quien no logró salir electo.

El postulante totalizó más de $58 millones en gastos, destacando entre sus principales pagos $12 millones por un bastidor de fierro, telas PVC y lunetas. También destinó $5 millones a volantes; $4 millones a la impresión de calendarios y casi $2 millones en frases radiales.

En tercer lugar se ubicó el diputado electo de la UDI, Gustavo Sanhueza.

El exconsejero regional invirtió más de $56 millones en su campaña, poniendo énfasis en el acto de cierre, al cual asistió el cantante nacional Américo, y que costó $11 millones.

El postulante concentró sus recursos, además, en el pago a brigadistas, con más de $3 millones; y la destinación de  $1 millón en prensa escrita; $500 mil en medios digitales y casi $9 millones en radios.

En la otra vereda, quienes menos invirtieron en sus campañas electorales -entre quienes declararon- fueron Fanny Araya, del Partido Progresista, quien gastó $149 mil; María José Rubilar, de Amplitud, quien declaró $1 millón, y Hugo Guíñez, también de Amplitud, quien consignó $1 millón 700 mil.

Entre los gastos declarados hay consignaciones de menor monto, pero que llaman la atención.

Por ejemplo, los candidatos Marcia Wall (DC), Loreto Carvajal (PPD) y Cristóbal Martínez (UDI), entre otros;  incluyeron como monto a rendir la comisión de su cuenta bancaria, por un valor de $35.458. Martínez, además, declaró los intereses de un crédito del BancoEstado por $36.887.

Otros, como Margarita Letelier, consignaron casi $40 mil en “minutos en llamadas”. La dirigenta del agro declaró, también, 469 frases radiales, por $1,5 millones.

Revisión del Servel

En el marco de la publicidad y transparencia de las cuentas electorales de los candidatos, consignadas en el artículo 54 de la Ley 19.884, el Servicio Electoral publicó en su sitio web las planillas de ingresos y gastos efectuados con motivo de las elecciones presidencial y parlamentarias celebradas el 19 de noviembre pasado.

De acuerdo con la normativa, esta información se debe hacer pública 15 días hábiles después que vence el plazo para declarar las cuentas, lo cual ocurrió el 3 de enero. 

De este modo, a la fecha, se han recepcionado 1.061 declaraciones realizadas por los candidatos que participaron en las elecciones.

La ley contempla la difusión de las cuentas de las ocho candidaturas a Presidente de la República, las 132 a senador y las 960 a diputado.

De ellas, el 66% se presentó a través de la plataforma que dispuso el Servel, y el porcentaje restante, por medio de papel.

El proceso de revisión de cuentas está a cargo de la Subdirección de Control del Gasto y Financiamiento Electoral, la cual, con un equipo de 28 profesionales y según el protocolo establecido para ello, está desarrollando una acuciosa auditoría.

En la medida que avance este proceso, el Servel irá actualizando la información en el sitio web institucional, indicando si tales cuentas son aceptadas, rechazadas u observadas. En este último caso, son los administradores electorales quienes deberán proveer las aclaraciones pertinentes.

El Servel tiene hasta el 7 de marzo para pronunciarse sobre las cuentas generales de ingresos y gastos de los candidatos presidenciales y parlamentarios, y hasta el 19 de abril en el caso de los candidatos a consejeros regionales.

Vías de financiamiento

No solamente los candidatos declararon gastos. También debieron registrar sus ingresos, que en el caso de los postulantes a diputado por Ñuble, sumaron casi $613 millones.

De acuerdo a la nueva Ley de Financiamiento, existen cuatro formas de solventar las campañas: aportes personales de cada candidato (que en el caso de los postulantes a diputado por el distrito 19 no pueden superar los $49 millones, de un límite total de $198 millones).

La segunda vía de financiamiento son los aportes de personas naturales distintas al candidato. Existen dos tipos: aporte con publicidad  y aporte menor sin publicidad. Este último, en que no se consigna la identidad del aportante, no puede superar los $526.398, en el caso de los candidatos a diputado.

Todos los aportes en dinero, incluidos los del propio candidato y los de personas naturales con o sin publicidad, deben efectuarse a través del Sistema de Recepción de Aportes del Servicio Electoral, por medio de transferencia electrónica o depósito bancario.

Una tercera vía para financiar campañas son los aportes de partidos políticos, los que pueden colaborar con sus respectivos candidatos hasta el límite de sus gastos electorales. 

Por último, los candidatos cuentan con financiamiento fiscal para solventar sus campañas. El Estado efectúa un aporte fiscal inicial (anticipo) a los partidos que presenten candidatos y a candidatos independientes fuera de pacto, el cual es transferido a las cuentas corrientes y cuentas bancarias respectivamente, al comienzo del período de campaña electoral, y al concluir las elecciones se determina su aporte fiscal definitivo, calculado en función de la cantidad de votos que hubiere logrado efectivamente en la elección, luego de lo cual se hace un balance entre ambos aportes y se determina si tiene derecho a un reembolso mayor, o si solo se queda con lo que ya se le entregó a título de anticipo.

El límite de gasto electoral para las candidaturas a diputado por el distrito 19 alcanza los $198 millones.

Comentarios