Zarzar advierte a concejales sobre caso agua en las Termas

Por: C. González / C. Gómez Fotografía: Mauricio Ulloa 11:00 PM 2018-02-03

El alcalde de Chillán, Sergio Zarzar, advirtióeste viernes a los concejales que tengan cuidado con sus opiniones en torno a la demanda interpuesta por la Junta de Vigilancia del Río Diguillín (JVRD) contra el municipio por la extracción de agua en  las Termas, ya que pese a que piden que se agoten las instancias legales para poder seguir explotando de manera libre el recurso, no se niegan a conversar con los regantes para, eventualmente, comprar derechos de agua a futuro.

El presidente de la Comisión Termas,  concejal Víctor Sepúlveda, comentó el jueves que como municipalidad no han sido muy diligentes para adelantarse a este tema, sobre todo después que se conociera que la Corte Suprema acogió un recurso de casación interpuesto por la Dirección General de Aguas (DGA) y la Junta de Vigilancia del río Diguillín, que considera que la municipalidad realiza una extracción irregular del recurso, ordenando de paso el cese de su captación, a lo que el municipio se ha negado.

“A veces los concejales se pronuncian y no con un conocimiento acabado, lo que lleva a errores en las declaraciones y esos errores significan un perjuicio municipal. Voy a poner un ejemplo: en el gobierno comunal anterior nosotros estábamos trabajando para regularizar las aguas e inscribirlas, hasta que hubo un concejal, el señor Jorge Marcenaro, que realmente salió con declaraciones donde al final hizo público algo que veníamos trabajando con tanta prudencia, y lo hace público para alertar a otras instituciones a que reaccionaran”, manifestó Zarzar.

Estas “otras instituciones” que mencionó el alcalde Sergio Zarzar era la Junta de Vigilancia del Río Diguillín, que impugnó las inscripciones de agua que estaba realizando el municipio ante la Dirección General de Aguas (DGA). Con ello se desató la pugna legal que tiene actualmente la municipalidad con la DGA y los regantes del Diguillín.

La autoridad comunal agregó: “de verdad fue lamentable, porque la gente nos elige para el bienestar de la comunidad, para desarrollar Chillán y para defender, por supuesto, nuestro patrimonio. Por eso yo digo ‘cuidado con las declaraciones’”.

Concejo extraordinario
El concejal Víctor Sepúlveda (PC) informó que la próxima semana se realizará un concejo extraordinario para abordar una estrategia que revierta la actual situación y que permita resguardar los intereses municipales en relación al uso de las aguas en el sector termal.

“Nosotros la próxima semana estamos convocando a una Comisión Termas en forma extraordinaria, para que nuestros equipos jurídicos nos entreguen en detalle los procesos que hay y cuáles son los caminos, los mecanismos que vamos a utilizar. Estamos recién con un fallo determinado por la Corte Suprema y queremos ver de qué manera damos vuelta esta situación, que puede afectar enormemente al patrimonio municipal”, detalló Sepúlveda.

Según manifestó el edil, pese a que el fallo es adverso, es posible argumentar en lo jurídico.

“Es importante la comisión con nuestro equipo jurídico, con las personas que están trabajando el tema, y que se nos entregue en detalle. Es un patrimonio de la comuna de Chillán, de un predio termal, que merece las aguas porque pertenece por un tema histórico. Ahora, acá hay una petición de instalar un APR en el sector de Las Trancas también, para dotar agua a más de 2.500 familias”.

Finalmente, el concejal puntualizó que es el momento de hacer una “buena defensa”.

“Cuando hablamos de estrategia, nosotros no podemos dar a conocer cuál es la estrategia porque también hay otras asociaciones que están peleando la inscripción de las aguas, que dicen que son propiedad de ellos. Hemos sido débiles en ponerle mayor agilidad a los procesos. Yo llevo cinco años como concejal y desde que yo asumí, los anteriores concejales, como es el caso de Jorge Marcenaro que ya no está en el concejo, fue muy insistente en el Concejo Municipal de poder realizar la inscripción de aguas. Quizás no hemos sido muy ágiles en este tema, pero sí hoy en día nos toca hacer una buena defensa”, concluyó.

Junta de vigilancia
El 12 de diciembre pasado la JVRD presentó un escrito para que se verificara el cúmplase de la sentencia, sin embargo, las obras siguen en el lugar y la extracción de agua, que pertenecería a la cuenca del río Diguillín que administra la junta de vigilancia, no se ha detenido.

La junta defiende el derecho de los regantes,  quienes se declaran afectados por la falta de agua que les supone el desvío artificial, en un equivalente de riego de 300 hectáreas. “El municipio está cayendo en el delito de desacato, por lo que ya contratamos a un abogado para que tome las acciones pertinentes”, explicó en la semana Francisco Saldías, juez de aguas de la JVRD. El caso quedó en manos del estudió jurídico penquista Moris y Cia.

Desde el municipio entienden que el fallo no se pronuncia en contra de sus derechos para regularizar el uso de las aguas, considerando que la fuente utilizada está dentro de un predio de su propiedad, y que tal acción se realiza desde antes de la entrada en vigencia (1981) de la normativa actual.

El abogado municipal Pedro San Martín explicó que aún no se han retirado las obras “y no se va a hacer hasta que la parte demandante no haga todas las gestiones que siguen al trámite de presentar el escrito”.

Comentarios