Municipio licita cinco nuevos vehículos de seguridad

Por: Jorge Chávez Fotografía: Agencia Uno 10:50 PM 2018-02-03

Con cinco nuevos vehículos, que se destinarán al patrullaje vecinal y a las fiscalizaciones en diferentes puntos de la comuna, el municipio de Chillán busca prevenir eventuales hechos constitutivos de conflicto y así garantizar la buena convivencia ciudadana.

A inicios de marzo pasado el alcalde de la ciudad, Sergio Zarzar, planteó por primera vez la posibilidad de la compra de los automóviles, aunque admitió que se trataba de una idea preliminar que tenía que prepararse más detalladamente para transformarla en un proyecto viable. Casi un año después, la Casa Consistorial está a punto de hacer realidad la iniciativa.

Este viernes el gobierno comunal inició el proceso de licitación para la compra de cuatro vehículos sedán y una camioneta, las que serán usadas en su totalidad en la inspección municipal y la vigilancia constante de calles de la urbe y de zonas rurales.

La apertura técnica y económica de las ofertas está programa para el próximo 22 de febrero y si bien la adjudicación del contrato tiene como fecha el 25 de abril, la idea del municipio es agilizar los procesos para que la política pública se encuentre ejecutándose de manera formal a fines de marzo, según explicó el encargado del Departamento Operativo de Seguridad, Renán Cabezas, repartición recientemente creada y que pertenece a la Dirección de Seguridad Pública e Inspección Municipal.

Cuadrantes
Los cinco nuevos vehículos se sumarán a los cuatros con los que actualmente se trabaja, por lo que a contar de marzo el municipio contará con nueve unidades de seguridad e inspección.

Renán Cabezas explicó que, excepto la camioneta que se destinará al área rural, los otros automóviles se distribuirán en las cuatro zonas territoriales en que se dividió la comuna.

“Los ocho van a estar divididos en los cuadrantes centro, norte, oriente y poniente y en cada uno de ellos se dispondrá de dos unidades con una pareja de inspectores en cada uno de ellos”, explicó Cabezas.

El funcionario aclaró que en noviembre se estableció la segmentación geográfica como una nueva estrategia de prevención y seguridad, marcha blanca que terminará a fines de marzo, cuando se oficialice la política local, tras la incorporación de las adquisiciones.

Innovación
El encargado del Departamento Operativo de Seguridad destacó que los dos funcionarios municipales  que viajarán en las unidades móviles tendrán una doble facultad; inspeccionar de manera preventiva aspectos de la seguridad pública y fiscalizar con la posibilidad de multar a quienes incurran en faltas a las normativas locales.

“En Chillán tendremos una diferencia con las otras comunas. En otros lugares los que van en las unidades móviles cumplen labores de vigilancia; acá la gracia es que todos harán labores de seguridad y al mismo tiempo de inspectores. Por ejemplo van a poder fiscalizar e infraccionar a los que están mal estacionados, al comercio ambulante, las patentes comerciales, si alguien está arrojando basura en microbasurales, etc”, sostuvo.

Renán Cabezas detalló que en eventos como accidentes, agresiones físicas, robos y otros hechos delictuales seguirán siendo potestad de Carabineros y la Policía de Investigaciones (PDI), de modo que en esos escenarios siempre se deberá recurrir a los funcionarios de esas instituciones.

Comentarios