PR se la jugará por primarias convencionales en la comuna de Ch. Viejo

Por: Isabel Charlin 11:35 AM 2016-04-25

“Quedaban 25 comunas sin acuerdo, y decidimos que inscribiríamos las listas y dejaríamos el resto pendiente. Pregunté como tres veces si era necesario estar en el Servel y me dijeron que no”, es la frase pronunciada por la senadora Isabel Allende, en el marco de su cuestionada participación durante la inscripción del pacto oficialista ante el Servicio Electoral, que permite vislumbrar el futuro electoral de Chillán Viejo.

La comuna histórica es uno de esos veinticinco municipios en que el oficialismo no logró zanjar si habría primarias legales o candidato único, principalmente, porque se encuentran actualmente en manos de alcaldes del bloque, quienes se resisten a enfrentarse a candidatos de su mismo sector.

Luego del bochorno ocurrido la noche del miércoles en el Servel, la estrategia de la Nueva Mayoría para resarcir el error apunta ahora precisamente hacia el organismo autónomo. Tras realizar una presentación en la que aducen “error administrativo” de la directora (s) Elizabeth Cabrera, por no aceptar la inscripción en ausencia de la presidenta del PS, Isabel Allende, los partidos oficialistas esperan que durante la sesión extraordinaria del próximo martes, el Servel les permita cumplir con el trámite. 

De ser así, deberán presentar el mismo acuerdo del día miércoles, en el que aparecen 95 comunas en donde se efectuarían primarias legales, entre las cuales destacan Chillán (con Aldo Bernucci, del PR; Claudio Martínez, del PS y Carlos Arzola, de la DC); Coelemu (Alejandro Pedreros, DC y Angélica González, PPD); Yungay, (Rodrigo Hernández Stuardo, PR y Rafael Cifuentes, PS) y Ránquil (Víctor Rabanal, DC y Benito Bravo, PPD).

Chillán Viejo, en tanto, al gual que las otras comunas en que no se logró acuerdo, seguirá siendo motivo de negociación, conversaciones que si bien debieran zanjarse lo antes posible, para contar cuanto antes con un candidato único, podrían extenderse hasta el próximo 23 de julio, día en que vence el plazo para inscribir las candidaturas a alcaldes y concejales para las elecciones del 23 de octubre próximo.

Los tres caminos
Desde el polémico “primaria-gate”, las conversaciones hasta altas horas de la madrugada entre los dirigentes de los partidos de la Nueva Mayoría no han cesado. 

En regiones existe preocupación respecto de cómo se solucionará el panorama electoral en aquellas comunas en donde no hubo acuerdo. Y ya han surgido algunas luces.

El oficialismo cuenta con que el Servel acepte incribir el pacto, y de no ser así, se la jugará por una ley corta que amplíe el plazo, tarea no menor, ya que el diputado de la DC, Matías Walker; representantes de la oposición y el propio Gobierno se han mostrado reacios a utilizar -y aprobar- esta fórmula.

En el escenario que el Servel acepte inscribir -la NM apela al precedente de 2013, cuando se incribieron primarias presidenciales en ausencia del presidente de la DC- , quedarían tres alternativas para la comuna de Chillán Viejo: que se designe al alcalde socialista Felipe Aylwin como candidato único (poco probable, pues la postura del PR es no transar dicha comuna); que se realicen primarias convencionales en fecha a definir (debido al impedimento de no poder inscribir comicios legales, ya que el documento que ingresaría al Servel es el mismo del día miércoles, y en él no aparece Chillán Viejo); o se defina al candidato (Felipe Aylwin, PS; Jorge Del Pozo, PR; Pablo Pérez, PPD o Esteban San Martín, DC) por medio de una encuesta.

Esta última alternativa es resistida por el radicalismo, y particularmente por Jorge Del Pozo, quien recordó lo sucedido en la comuna de Chillán, en 2008.

“No es un mecanismo que nos dé confianza, todos sabemos que las encuestas son manipulables. Aquí queremos ganarnos el derecho de estar en la papeleta de octubre en las urnas, como los hombres. Si no fue posible por la vía de las primarias legales, que sea a través de primarias convencionales. Todos somos testigos de lo que ocurrió en 2008 en la comuna de Chillán, cuando se bajó a Aldo Bernucci, en favor del DC Julio San Martín, y para ello se utilizó una encuesta que nunca apareció. No queremos eso para Chillán Viejo, y se lo he hecho saber a mi partido, que me respalda cien por ciento”, sostuvo el radical.

Por su parte, el alcalde, Felipe Aylwin, se ha mantenido distante de la polémica surgida tras la fallida inscripción.

Si bien estuvo presente en el Servel el pasado miércoles, se ha limitado a repetir que está de acuerdo con que se respeten los acuerdos iniciales, que hablaban de que los alcaldes en ejercicio que hubieran obtenido más del 45%, automáticamente eran candidatos a la reelección.

Daño colateral
Si bien en Chillán todo indica que de resolverse el tema de la inscrpción ante el Servel, habrá primarias legales, los candidatos a alcalde han sido bastante críticos respecto del problema suscitado al interior de la Nueva Mayoría.

Aldo Bernucci cuestionó, por ejemplo, la idoneidad de los dirigentes nacionales.

“Cuando uno ve casos de ese tipo, sin duda que no puede tener la mejor opinión de la dirigencia política. Yo cumplí con todo lo que me exigieron para ser candidato,  junté los siete papeles, declaraciones juradas y fui a Santiago tres días antes. Por lo tanto, exijo una explicación de lo que pasó, y alguien tendrá que darla en algún minuto. La improvisación es mala consejera, es muy mala la actitud que se toma frente a ello”, dijo el radical.

Su par del PS, Claudio Martínez, se refirió en tanto al daño colateral que sufren las bases frente a los errores de las cúpulas.

“Hemos llevado durante estos meses un proceso impecable, instalamos la convicción de que el PS debía hacer primarias para generar un escenario propicio de la NM de cara a las elecciones de octubre. Lo logramos plenamente, y nos posicionamos ante la ciudadanía como los referentes de más y mejor democracia. Hoy, a raíz del bochornoso episodio de la  inscripción de las primarias, ha quedado una vez más en entredicho la legitimidad de la política y de sus dirigentes. Nos afecta a todos en mayor o menor medida. Por ello seguiremos trabajando por más y mejor democracia, con más fuerza aún. No nos apartaremos ni un centímetro de lo que  ha sido nuestra acción política, pública y privada hasta ahora”, sostuvo el candidato.

Y agregó: “No transaremos  en ello, exigimos coherencia a nuestros aliados. Hemos construido una opción válida para alcanzar la alcaldía de Chillán, llegaremos allí gracias al apoyo de todos los que quieren más y mejor democracia. Nuestro compromiso será entonces construir una mejor ciudad”.

Comentarios