“Volveré a caminar para trabajar y vivir con mi hija”

Por: Camilo Díaz Fotografía: Fernando Villa 10:35 AM 2018-01-29

A seis meses del accidente fuera del Estadio Municipal Nelson Oyarzún Arenas y tras cinco meses de rehabilitación, Fabián Inostroza Bustamente se levantó de la silla de ruedas y a diario trabaja en su terapia que le permitirá volver a caminar.

El hincha de Ñublense le dobló la mano al destino a sus 24 años y se sobrepone al accidente ocurrido en un partido en homenaje a Pedro Pablo Díaz -quien pasaba por un complicado momento de salud- entre históricos de Ñublense, versus históricos de Universidad de Chile, que lo dejó sin poder caminar. 

Tras cinco meses de rehabilitación en la Unidad de Kinesiterapia del Hospital Clínico Herminda Martín de Chillán, aseguró que seguirá dando lo mejor de sí para pronto poder caminar sin ayuda de ningún implemento.

Inostroza comentó que durante los últimos cinco meses ha asistido tres veces por semana a su terapia, donde el trabajo del equipo de salud y su fuerza de voluntad han sido fundamentales en su recuperación, pues “mi diagnóstico no era favorable, no sentía mis piernas, no tenía fuerzas para moverlas, sin embargo nunca perdí la convicción de que volvería a caminar, por eso he seguido todo el tratamiento de los profesionales del hospital y nunca he faltado a las sesiones; incluso cuando llego a mi casa continúo trabajando con el apoyo de mi familia y amigos, porque sé que volveré a caminar para trabajar y poder vivir junto a mi pequeña hija Valentina”, comentó.

Perseverancia y convicción es lo que ha demostrado durante su recuperación, según  Susana Sobarzo Cofré, kinesióloga del HCHM, quien ha asistido durante su terapia al joven hincha que la noche del 13 de julio ingresó grave a la unidad de Emergencia.

“Tras una semana en la Unidad de Cuidados Intensivos, Fabián ingresó a la Unidad de Kinesiterapia e inició su rehabilitación en camilla. Durante cinco meses hemos fortalecido las extremidades inferiores para aumentar su fuerza, equilibrio y coordinación. Primero el movimiento fue asistido, sin embargo luego de las primeras sesiones empezamos a notar avances en la movilidad de sus piernas. Su evolución ha sido muy positiva y si continúa con el mismo entusiasmo y compromiso es muy probable que dentro de poco vuelva a caminar”, explicó la profesional.

Esteban Vidal Jiménez, jefe de la Unidad de Kinesiterapia del Hospital local, comentó que los casos como los de Fabián no son usuales, y requiere del trabajo constante de los usuarios en compañía del equipo especializado que se dispone en la unidad. Además, Vidal comentó que la evolución positiva también “responde a la motivación y constancia de los usuarios, al apoyo familiar y la permanente asistencia de los kinesiólogos y funcionarios de la unidad. En el caso de Fabián, esto lo ha llevado actualmente a caminar solo con la ayuda de un bastón”, destacó.  

El equipo de la Unidad de Kinesiterapia está compuesto por 27 funcionarios, entre kinesiólogos, masoterapeutas, técnicos paramédicos y administrativos, quienes durante el año 2017 brindaron 67 mil 246 atenciones. Según Vidal, los casos más frecuentes de rehabilitación son derivados desde los servicios de traumatología y neurología, accidentes cerebrovasculares y enfermedades neurológicas congénitas.

Comentarios