A la caza de los PMU y PMB:Chillán postula cartera por $1.688 millones

Por: Edgar Brizuela Fotografía: Mauricio Ulloa 08:35 PM 2018-01-27

En el listado figuran estudios y nuevos proyectos clave para la capital de la Región de Ñuble

El gobierno local además tiene 1.386 millones para financiar adelantos en la ciudad con recursos propios

Una cartera total de 140 proyectos,  que suman $3.075.149.000, tiene en desarrollo la Municipalidad de Chillán para el presente año.

Una parte de las propuestas de inversión local, más de la mitad, se ajustan a los criterios de selección de la Subsecretaría de Desarrollo Regional (Subdere), través de sus Programas de Mejoramiento Urbano (PMU)  y Programa de Mejoramiento de Barrios (PMB), y por ello podrían recibir apoyo financiero durante este año.

El municipio entregó recientemente un listado de iniciativas donde aparecen aquellas postuladas al PMU o a PMB y otras que forman parte de las que serían financiadas por la propia entidad comunal, con recursos de su presupuesto.

Según los antecedentes expuestos en Concejo Municipal, la cartera de proyectos municipales que postulan o tienen asegurado financiamiento desde aquellas tres vías totalizarían más de $3.075 millones, de los cuales $1.688.119.700 deben provenir desde la Subdere.

Las propuestas municipales que buscan fondos de la Subdere y financiamiento interno corresponden a una parte menor de las inversiones que se ejecutan en la ciudad, pero existen algunas iniciativas de gran valor y esperadas por la comunidad desde hace tiempo.

El director regional de la Subsecretaría de Desarrollo Regional (Subdere), Fernando Zavala Zurita, explica que efectivamente la entidad que dirige tiene la disposición de aprobar los proyectos que presente el municipio chillanejo.

Sin embargo, Zavala remarca que la entidad no puede financiar la totalidad de las propuestas municipales con los fondos destinados a la zona,  pues todos los municipios quieren una porción.

Para acceder al financiamiento de la entidad, destaca, un elemento fundamental es que los proyectos sean “elegibles”, lo que implica que estén bien diseñados, pero se requiere sobre todo una gestión política.

“Las municipalidades de la región nos presentan sus proyectos y si están bien técnicamente los enviamos a Santiago, donde se les da la elegibilidad. Pero no todos los elegibles son financiados”, remarca.

El alcalde Sergio Zarzar tiene sus fichas puestas en que el nuevo gobierno, que asumirá el próximo 11 de marzo, bajo el mandato de Sebastián Piñera debiera ser mucho más generoso para financiar planes que presente el gobierno local.

La autoridad subraya que estrechará lazos con las entidades sectoriales, entre ellas la Subdere, para sumar recursos externos.

Desde el Concejo Municipal el concejal Joseph Careaga (UDI) sostiene que la Subdere desde marzo próximo tendrá “un mejor trato” con la ciudad, que el que tuvo la actual administración.

Recursos propios 
Independiente de la millonaria cartera que será presentada ante la Subdere, Zarzar y Careaga destacan que la ciudad en los últimos años ha sido capaz de incrementar sostenidamente la cantidad de proyectos que financia con fondos propios.

Hasta hace unos años era impensable que el gobierno local financiara una obra como la techumbre de la plazoleta Sargento Aldea en el patio Arturo Prat, que costó $350 millones, o invirtiera más de $120 millones para instalar luminarias LED en la entrada norte de la ciudad.

Durante este año la inversión propia planificada en el presupuesto asciende a $1.300 millones, donde destaca el techo en la plaza Sargento Aldea pero esta vez en el patio Isabel Riquelme, para seguir con el de 5 de Abril a futuro. Igualmente con recursos municipales serán construidas piscinas para las poblaciones El Roble y Vicente Pérez Rosales.

Libertad y Mercado
El municipio tiene una amplia cartera de proyectos susceptibles de ser financiados por la Subdere, entidad que derivó fondos para una  de las iniciativas largamente esperadas, como la que permitirá construir soluciones sanitarias en la Población Brasil, beneficiando a 35 familias del sector.

“Esta iniciativa contempla la ejecución de las obras sanitarias que vienen a solucionar el problema actual que presenta el sector”, informa el alcalde Sergio Zarzar. A través de este proyecto, que cuenta con una inversión de $217.562.569 millones, cada vivienda tendrá salida individual de sus aguas servidas.

Según antecedentes municipales, otro de los proyectos que podrían ser financiados por la Subdere mediante el PMU es el estudio definitivo para la remodelación de la Avenida Libertad.

En el caso de la céntrica arteria, la municipalidad pretende realizar modificaciones mayores, para lo cual se requerirán recurso externos tanto para el diseño como para las faenas.

Lo que se busca en esta avenida es diseñar aceras peatonales, áreas verdes, arbolado e iluminación, entre otros aspectos, los que se sumarán a la futura ciclovía del sector, entre Av. Brasil y Av. Argentina.

En total se intervendrían a futuro 29.728 metros cuadrados, con lo cual se deberá contar para el diseño con arquitectos, paisajistas, topógrafos, obras civiles, entre otras especialidades.

En el listado de propuestas a ser ejecutadas por la municipalidad durante el año 2018 figura además el diseño para la plazoleta Sargento Aldea.

En este caso el municipio ha explorado en el pasado diversas alternativas de inversión con la finalidad de modernizar el paseo ciudadano, sin que hasta el momento se haya dado con la fórmula.

Una de las opciones que baraja el organismo comunal es intervenir un conjunto de céntricas calles, que forman parte del núcleo del Mercado Techado y la Plazoleta Sargento Aldea.

Se trata de una obra que está en una etapa primaria, pues para desarrollarla es necesario en primer lugar ejecutar el diseño, el que permitirá definir con precisión los adelantos urbanos que serán incorporados, y sobre todo, el valor de las faenas con el fin de pedir el financiamiento posterior.

El primer paso para la materialización del proyecto lo dio el año pasado la municipalidad, tras conseguir que los concejales aprobaran el compromiso de aportar, una vez que la iniciativa sea aprobada, la entrega de recursos equivalentes a un 2% del costo total de las obras físicas.

El plan tiene como centro a la calle Maipón, entre 5 de Abril e Isabel Riquelme, donde se encuentra uno de los accesos al Mercado Techado y donde existe una bahía de estacionamientos junto a la plazoleta. Inicialmente se pensaba postular el mejoramiento del área al Ministerio de Vivienda a fondos concursables de espacio público 2017-2018 del Minvu.

Plan de residuos
En la cartera municipal aparece igualmente requiriendo fondos de la Subdere un estudio para desarrollar el Plan Maestro de Residuos Sólidos Domiciliarios de Chillán, una actualización del que fue desarrollado en 2011 por la municipalidad a través de la consultora Adasme.

El estudio inicial de la empresa definió una serie de objetivos a cumplir desde aquel año hasta el 2031, al menos con el fin de incorporar iniciativas de gestión que permitieran reducir los residuos que van al relleno sanitario  de Chillán Viejo, el retiro de microbasurales y avanzar en la sustentabilidad ambiental en la comuna a partir de diversas estrategias.

En el plan comunal fijado en 2011 la tradicional recolección y disposición final de desechos domiciliarios es un elemento básico, pero desde esa fecha se pusieron de relieve otros temas en los que no existía avance, como el reciclaje, la reutilización de productos y sobre todo la reducción de materia orgánica en compost.

En la actualidad la municipalidad tiene un pago diferenciado en el manejo de la basura domiciliaria. Según esto, contrató el retiro de los desechos a Dimensión S.A. por poco más de $2.000 millones al año, a lo que se suma la disposición final en el relleno de Biodiversa, por lo cual paga alrededor de $54 millones cada mes,  unos $650 millones al año, cifra que puede variar, pues se paga a partir de tonelada ingresada al recinto de Chillán Viejo.

Por ello para el municipio  es necesario profundizar en el manejo de los desechos orgánicos, que constituyen más del 60% de la basura local,  a través de fórmulas que son conocidas y que deben ser desplegadas en la ciudad con mayor ahínco por autoridades, vecinos y empresas.

Comentarios