Productores piden foco en el agro tradicional

Por: Diana Aros / Nicole Contreras Fotografía: La Discusión 08:00 PM 2018-01-27

Tras la designación por parte del Presidente electo Sebastián Piñera del nuevo ministro de Agricultura, Antonio Walker, único miembro del clan familiar Walker alejado de la DC, técnico agrícola y ex presidente de la Federación de Exportadores de Fruta (Fedefruta), el mundo agro de Ñuble se encuentra atento a los problemáticas pendientes de la región que esperan se resuelvan en su futura administración.

Parte de los gremios y empresarios agrícolas alaban el nombramiento de Walker, por su experiencia de más de 30 años como agricultor de la Región del Maule.

Álvaro Gatica, presidente de la Asociación de Agricultores de Ñuble, afirma conocerlo de cerca ya que ambos asistieron al colegio Saint George, en Santiago. “Es un hombre muy capaz, es un agricultor y eso es muy positivo, además es técnico agrícola y conoce bastante la realidad del campo”.

También celebra su nominación Andrés Acuña, gerente de desarrollo agrícola de Comfrut. “Es un empresario agrícola de toda la vida, y yo creo que tiene el conocimiento y la experiencia de lo que necesita el mundo agrícola”, enfatiza.

Además, asegura que Walker sabrá dar respuesta a las necesidades que aún persisten en la zona porque “él debe tener muy bien arraigado lo que significa el tema de la modernización del Código de Aguas, ya que perdemos agua cuando no la necesitamos y nos falta cuando la necesitamos. También tengo muchas expectativas de lo que significa modernizar un poco más el agro, porque tenemos problemas de competitividad, de adaptación de las leyes laborales a la realidad actual”.

Antonio Walker ya manifestó su posición con respecto a la reforma al Código de Aguas cuando era el encargado del programa agrícola de Sebastián Piñera. El en ese entonces empresario agrícola abogaba por una postura contraria a normas que relativizaran la parpetuidad de las aguas. Y en una reunión como presidente de FedeFruta con la ex ministra del Trabajo, Ximena Rincón, en el marco de la Reforma Laboral, le pidió que no existiera huelga en época de cosecha. 

El mismo currículum y trayectoria del futuro ministro que genera confianza en los empresarios agrícolas de Ñuble también provoca algo de reticencia debido a su cercanía con la zona central de Chile y con el mundo de la fruta. Sus negocios se encuentran en la zona del Maule: Walker junto a su padre fundó Wapri -Agropecuaria Walker Prieto- de gran importancia en Curicó y Talca. 

“Él conoce muy bien el sector frutero porque pertenece a los empresarios agrícolas, pero más que nada en el tema frutas, entonces nos preocupa que se vaya a involucrar en eso y deje de lado todo lo que es cultivos tradicionales, que en esta zona son muy importantes todavía”, manifiesta Gatica.

La Asociación de Agricultores de Ñuble ya se encuentra gestionando una reunión con el ministro para presentarle sus principales inquietudes.

“Tenemos varias expectativas, de hecho ya estamos pidiendo una audiencia con ellos para plantearle una serie de puntos que nos tiene preocupados, entre ellos el estatuto de los temporeros, el tema de la protección de los cultivos tradicionales en plena cosecha. Hay una serie de factores y cosas que tenemos que conversar con él  para ver qué solución le podemos dar, resalta Gatica. 

En tanto, el presidente de la Federación de Productores de Carne, y director de la Asociación Nacional de Agricultores, Carlos González, apoya el punto de vista de Álvaro Gatica respecto del pasado empresarial del ministro.

“Nos preocupa  que es poco y nada lo que él se ha referido a la agricultura del sur de Chile, porque él es parte de agricultores de la Región del Maule y está más ligado al mundo frutícola. ¿Qué políticas va a implementar para el sector del sur de Chile, donde hay mucho cultivo tradicional, me refiero a trigo, remolacha y avena?”, de pregunta.

González ve como principales necesidades a las que Walker deberá dar respuesta la construcción del embalse Punilla, “que  no sabemos si se va a completar o no, porque están un poco atrasados con los tiempos, además en conectividad todavía estamos aislados en lo que es internet y las boletas electrónicas; es sumamente complicado para los agricultores poder hacer trámites, ya que las señales o no están o las que llegan son muy malas”. 

Innovación en el Valle del Itata 
Con mesura y evitando dar apreciaciones acerca del nuevo ministro se mostraron los actores representantes del Valle del Itata. Satisfechos con la creación de Programa Gestión Territorial para Zonas Rezagadas Valle del Itata,  que cuenta con un presupuesto de $50 mil millones y que fue creado en sus primeros 100  días de gobierno por la presidenta Bachelet, se declaran conformes con la decisión de la nueva administración de mantenerlo. 

“Una buena noticia que dio el futuro gobierno es que va a mantener la Zona de Rezago del Valle del Itata, así que muchos proyectos que estaban anteriormente van a seguir andando en Ñuble. Se va a seguir apoyando la agricultura y al turismo”, afirma Felipe Neira, presidente de la Asociación de Enólogos y Profesionales del Vino para el Valle del Itata y gerente general de la Viña del Bandido Neira.

Neira asegura que “habría que mantener lo que hizo el anterior gobierno, que fue bueno, y dar lo que falta al valle, que es fomentar la investigación, que universidades se entusiasmen más en investigar un poco en el sector agrícola, y también innovar en algunas técnicas de producción y en el producto”.

Por su parte Felipe Chávez, encargado de la mesa turística de la Zona de Rezago, enfatiza que “como programa no opinamos sobre las autoridades que el Presidente ha elegido, pero nosotros vamos a trabajar con todas las autoridades como lo hemos hecho siempre”.  

Además de los logros ya conseguidos por el plan, Chávez hace hincapié en que la nueva administración, entre ellos el futuro ministro, deberán seguir realizando esfuerzos en materia agrícola y vitivinícola. 

“Tenemos que seguir haciendo un trabajo fuerte y decidido en términos de seguir fortaleciendo el tema de los centros de acopio, para que tengamos mayor valor del precio de la uva, que mayor cantidad de viñateros que se sumen a producir vinos, pero que lo produzcan de mejor calidad, y darle a ellos facilidades de comercialización, como lo que ya hicimos con nuestro programa junto con Indap que es  la tienda del vino que está en el mall”, acentúa Chávez.

Actuales autoridades analizan la futura administración
A menos de dos meses para concluir sus funciones, los actuales encargados de los organismos agrícolas analizan su gestión y si bien evitan calificar la trayectoria profesional de Antonio Walker, se refieren al camino que según su perspectiva, debería seguir el ministro en la Región de Ñuble. 

El seremi de Agricultura, Rodrígo García, destaca como principales logros de su administración la gestión del embalse Punilla, la Ley de Fomento al Riego y el Plan de Desarrollo Vitivinícola.

García considera que bajo el mando de Walker el Ministerio de Agricultura “debe mantener el programa de erradicación de Lobesia botrana -polilla que afecta a los huertos de arándanos-, impulsar el riego a través de obras como el Punilla, embalse Zapallar y el apoyo a la Agricultura Familiar Campesina a través de un trabajo conjunto de los distintos servicios de fomento”.

En la pequeña agricultura cree que debe estar el foco del próximo ministro en la Región de Ñuble, según Andrés Castillo, director Regional de Indap.

“Cerca de un 67% son agricultores multiactivos, que se dedican a una serie de rubros. Sin embargo, el otro 33% son del tema comercial y que van creciendo a un ritmo bastante más fuerte. La gran agricultura se puede solventar sola, pero es la pequeña agricultura donde hay que trabajar”, recalca.

Castillo anticipa sus expectativas del trabajo que deberá coordinar Walker en Ñuble.

“Del ministro esperaría que pueda potenciar las políticas públicas en los distintos ámbitos del quehacer agrícola, sobre todo en la pequeña agricultura que hay que seguir potenciando, colocando los recursos para llevar adelante un sector que ha sido vulnerable por mucho tiempo y lo sigue siendo”, subraya.

De acuerdo a su gestión a cargo de Indap, considera que uno de los logros más importantes de la institución fue en el  área vitivinícola. 

“Se dio un buen apoyo al mundo agrario, y  por primera vez hay un claro camino de los viticultores, porque se hizo un diseño y un plan de desarrollo productivo para los viñateros con una inversión de 5.500 millones”, acentúa. 

En el programa presidencial de Sebastián Piñera se menciona aumentar el riego tecnificado, créditos hipotecarios para medianos agricultores, reestablecer la certeza de propiedad de derechos de agua, entre otras propuestas, que el ministro Walker deberá implementar con sus partes de Hacienda y Economía, Felipe Larraín y José Ramón Valente. 

Comentarios