Expertos debatieron sobre el futuro del Cine O’Higgins

Por: Carolina Marcos Fotografía: Mauricio Ulloa 08:35 PM 2018-01-27

Si el objetivo era despertar la memoria y transportar al chillanejo hacia un plano desconocido de la arquitectura que lo rodea, la meta se cumplió con creces. Así lo creen los organizadores de la serie de charlas, foros y talleres “Chillán, Paisaje Moderno/Territorios en transformación”, María Soledad Castro de Cecal UdeC; Erwin Brevis de la Unidad de Patrimonio (UPA), y Natasha Pons, del Centro Cultural de España, apenas la actividad bajó el telón este viernes por la tarde en el ícono de la arquitectura moderna de la ciudad, el Edificio Copelec. 

Soledad Castro expresó que “si bien no teníamos clara la recepción de las personas por el foro, este sin duda superó las expectativas en torno a la participación en los talleres y las actividades que se desarrollaron en la Plaza de Armas. Queríamos que fuera un tema de ciudad, pensábamos que la gente podía pensar que era para un nicho específico. Pero se recibió bien, sobre todo pensando en cómo queremos ver la ciudad”. 

Erwin Brevis, arquitecto de UPA, comentó que querían “hacer visible aquello que no lo estaba. Para esto se desarrolló investigación académica con respecto al valor de la arquitectura, pero también relacionando esto con el arte. En uno de los foros, por ejemplo, salió el tema del Cine O’Higgins. Es un edificio abandonado, pero no lo está en el corazón de los chillanejos. Varios de los expositores ofrecieron su trabajo para que se pueda hacer algo en torno a este ícono”, adelantó. 

“Los expertos que llegaron a la ciudad lo hicieron para abrirnos los ojos con el fin de que podamos valorar lo que tenemos”, agregó. 

Natasha Ponsañadió que “este era un anhelo. Logramos, además de convocar a chillanejos, reunir a colaboradores como LA DISCUSIÓN. El matutino no solo aportó con la actividad, sino también con la convicción. Nosotros empezamos a trabajar en esto hace más de un año. En medio, se declaró a Chillán como la capital de la Región de Ñuble, lo que nos obligó a sintonizar nuestro proyecto. Pensábamos que a nivel de público esto podía funcionar. Pero la participación superó positivamente nuestras expectativas, porque además, la gente que fue estaba interesada en lo que ahí se estaba hablando”, dijo contenta. 

Comentarios