Critican al municipio por licitaciones fallidas

Por: Edgar Brizuela Fotografía: Mauricio Ulloa 08:55 PM 2018-01-25

La fallida segunda  licitación para la mantención de las áreas verdes de Chillán, contrato que se viene analizando desde hace más de dos años, reflotó a nivel local el debate sobre la fragilidad del municipio chillanejo a la hora de resolver los grandes  contratos de la ciudad.

El concurso de antecedentes para renovar la concesión de la mantención y ahora ampliación de los prados y jardines de la urbe debía ser “a prueba de fallos”, pues la entidad edilicia le dio prioridad y venía trabajando desde hace mucho tiempo en el proceso.

Pese a ello, y tras una primera licitación fallida, el miércoles el municipio informó que debió revocar la segunda licitación, debido a fallas en las bases administrativas subidas al portal Mercado Público, donde se omitió información clave para el proceso, como la cantidad de superficie a mantener.  

Las reacciones tras el error  llegaron de inmediato y el concejal Víctor Sepúlveda, uno de los más críticos con el actual contrato, aseguró que la única beneficiada con las sucesivas caídas es Núcleo Paisajismo, la cuestionada empresa que pudo participar en el proceso de renovación a pesar de las dudas acerca de su capacidad de gestión.

El edil del PC comentó ayer  que “más allá de quienes sean los responsables, el que tiene la primera responsabilidad es el alcalde Sergio Zarzar, pues él es el jefe comunal, el líder de la ciudad cuya capacidad está en cuestionamiento”.

El concejal Camilo Benavente (PPD), igualmente crítico, subrayó  tras las excusas públicas que divulgó el municipio ayer  que “basta de culpar a los funcionarios, el responsable es el alcalde. En esta ciudad no hay conducción y el alcalde ya no tiene el compromiso de hace 10 años”.

Proyectos fallidos

Benavente recordó que la entidad edilicia ha venido cometiendo “sucesivos errores en los últimos años”, ejemplificándolos en proyectos que no se concretan por falta de capacidad de gestión o son ejecutados tras años de espera y licitaciones revocadas.

Benavente agregó que uno de los temas donde se observa la eventualidad incapacidad de los equipos técnico municipales es la tardanza en la  construcciones de ciclovías en Chillán, las que fueron programadas durante el año 2011, están financiadas, pero  a la fecha no hay ninguna en construcción.

El edil sumó a ello los problemas municipales para construir la pista de BMX en el predio del parque recreativo y deportivo Quilamapu. “Es una tremenda obra con financiamiento de unos $800 millones que está congelada”, dijo.

El concejal Juan López Cruz (PR), añadió que la municipalidad, desde que llegó el actual alcalde, planteó como prioridad cambiar las aceras en mal estado de la ciudad,  lo cual hasta ahora no ha sucedido.

López Cruz también ejemplificó con el recambio de todas las luminarias LED en la ciudad, proyecto que también fracasó en 2016 debido a que la licitación estuvo marcada por la  polémica presencia del asesor que hizo las bases de la misma, en el equipo de una de las empresas que postuló al contrato.

Otro proyecto que no pudo ser ejecutado es el del Grupo Escolar de Collín con Argentina, destruido tras el terremoto de 2010.  Se pretendía construir un establecimiento moderno para el año 2012, el que luego de sucesivas postergaciones y la falta de alumnos en el sistema tuvo que ser borrado del banco de proyectos.

Y actualmente se agrega el desarrollo del Plan de Desarrollo Comunal (Pladeco) que ha sido un verdadero dolor de cabeza, con una primera licitación que tuvo que ser abortada por problemas en la fase de adjudicación y hoy con la entidad a cargo del proceso, la Universidad del Bío-Bío, cuestionada por la calidad del documento que debe entregar al municipio.

Otros proyecto que ya lleva tres años de estudios es el de la ampliación del cruce ferroviario de Parque Lantaño, donde el municipio no ha podido consensuar con la Empresa de Ferrocarriles del Estado, dos asesorías mediante, las condiciones finales de la necesaria obra.

La concejala Brígida Hormazábal manifestó ayer que como consecuencia de la caída de la licitación de la mantención de  áreas verdes, el municipio tiene que desarrollar una investigación interna que determine responsabilidades. 

Sobre el punto desde el municipio se informó que “eso se está evaluando de acuerdo a los antecedentes que se recopilen. Además precisaron que en el corto plazo la prioridad es llamar “a una tercera  licitación, tras las correcciones pertinentes al error registrado”.

“Responsable, pero no culpable”

El concejal de RN, Jorge Vaccaro, dijo que en este caso “obviamente el alcalde es responsable, pues maneja equipos,  pero no es el culpable. Hablé con él y llamará a una nueva licitación en breve”.

Agregó que “los logros de esta administración están a la vista y los aciertos son muchos más que los errores que pueden haber”. 

En tanto la concejala Nadia Kaik Gorayeb (RN) precisó  que “claramente los ediles de oposición están actuando políticamente tratando de sacar provecho personal”.

Agregó que “este alcalde y su administración han sacado a Chillán del retraso y han realizado obras que no hicieron los anteriores”.

Comentarios