Proponen fusionar cargos de delegado y gobernador

Por: Isabel Charlin Fotografía: La Discusión 10:00 PM 2018-01-25

La situación de Ñuble ante los anuncios que haga el Presidente electo, Sebastián Piñera, es especial.

Si bien la región ya fue creada, debuta oficialmente el 6 de septiembre, por lo que solo entonces se podrá designar a su intendente, tres gobernadores, seremis y directores regionales de servicios.

Mientras, y por un período de seis meses, el territorio seguirá siendo administrativamente una provincia de Bío Bío, por lo tanto, deberá nombrarse un gobernador. Paralelamente, y en la línea de los nombramientos de intendentes que Piñera hará la segunda quincena de febrero, deberá informar el nombre de quien sucederá a Lorena Vera en el cargo de delegado presidencial para la instalación.

Es decir, durante el período previo al debut de la región, deberán convivir dos autoridades designadas por el Presidente, las que lógicamente competirán por quedarse con el cargo de intendente, en septiembre.

Es precisamente esto último lo que el senador de la UDI, Víctor Pérez, no quiere que ocurra. Por ello, planteó al círculo cercano del mandatario la idea de elegir solo a un líder político para este período. 

“Yo propuse que en esta pasada Ñuble fuera tomada en cuenta como región, y que por tanto, su nueva autoridad fuera dada a conocer junto con los intendentes. Además, manifesté la posibilidad de que esta autoridad que se nombre ahora sea, además de gobernador, delegado presidencial”, sostuvo el senador Víctor Pérez, quien explicó los fundamentos de este planteamiento.

“¿Por qué una sola persona? Por varias razones, entre ellas, porque la persona que resulte nombrada lo haría empoderada, con todas las responsabilidades del territorio. También se evitaría la normal y legítima competencia que se pudiera desatar entre el delegado y el gobernador en los próximos seis meses, porque en septiembre se debe designar al intendente. Por último, de tener una buena performance esta persona, quedaría en condiciones de asumir naturalmente la Intendencia el 6 de septiembre. Eso es lo que propongo, no sé si me harán juicio, porque a veces no me hacen juicio”, sostuvo el parlamentario, quien recalcó que solo se trata de una idea que propuso a las nuevas autoridades.

Legalidad
Desde el punto de vista legal, el parlamentario precisó que es posible delegar ambas funciones en un sola persona.

“Legalmente es posible, ya que el cargo de delegado presidencial no es un cargo que esté establecido en la ley y que tenga incompatibilidades. No habría que hacerse ningún tipo de modificación”, manifestó.

De acuerdo a la Ley 21.033 que creó la Región de Ñuble, es un artículo transitorio, el número 6, el que establece la designación de un funcionario para las tareas de instalación, con un plazo máximo de funcionamiento de un año.

“El Presidente de la República, a contar de la publicación de la presente ley, podrá designar en comisión de servicio en el Gobierno Regional de Ñuble a un funcionario público de la Administración Centralizada o Descentralizada, por un plazo máximo de un año, con el objeto de apoyar la instalación y gestión del mismo”, sostiene el artículo.

Pérez recalcó la importancia que a su juicio tiene el hecho que quien dirija ambos procesos -representación política del Presidente en la zona y proceso de instalación- sea la misma persona.

“Los equipos de trabajo serán exclusivos y se pueden potenciar en las tareas específicas, pero la dirección política debe estar en manos de una sola persona, que sea capaz de ir a conversar con los ministros, que esté empoderada. Ambos equipos podrían trabajar en el mismo edificio de la Gobernación, al alero de una persona que tenga poder político para liderar el proceso”, manifestó el legislador, quien recordó que será el Presidente Sebastián Piñera quien defina si acoge o no la propuesta, lo que se conocerá entre el 15 y el 19 de febrero, cuando entregue la nómina de intendentes, en la cual debería incluirse a la persona que continuará el trabajo de Lorena Vera.

Reacciones
En RN, el diputado electo Frank Sauerbaum no compartió la idea.

“Es muy complejo unificar las tareas del gobernador con las del delegado presidencial, porque cada uno tiene responsabilidades y atribuciones distintas. El gobernador es el representante del Presidente de la República en la provincia, y tiene una serie de tareas asignadas protocolares y de seguridad pública, y no cuenta con presupuesto ni personal para llevar adelante tareas complejas como la instalación de la región. El delegado, en tanto, tiene tareas definidas, con un presupuesto y plazo determinados. El delegado termina su función y se extingue su cargo, que es la figura que se ha usado en todos los demás casos de instalación de regiones nuevas. Es algo complejo en la práctica”, sostuvo el parlamentario electo.

Quien sí recogió la propuesta, fue el coordinador de Evópoli en Ñuble, Juan Manuel Santa Cruz.

“Creo que la idea del senador Víctor Pérez es muy buena y acertada. Tiene razón que para preservar la unidad del sector, clave para que desarrollemos un buen gobierno; es mejor que haya un solo liderazgo político claro y definido desde marzo para Ñuble. Al haber en paralelo un delegado presidencial y un gobernador se corre el riesgo de que compitan por quién será el nuevo intendente, en vez de apoyarse mutuamente en la tarea de crear la región. Apoyo su idea totalmente”, comentó.

Comentarios