Postergación de reunión clave complica ejecución del Pladeco

Por: Edgar Brizuela Fotografía: Mauricio Ulloa 09:55 PM 2018-01-25

Este miercoles la Municipalidad de Chillán y la Universidad del Bío-Bío deberían haber desarrollado un taller inductivo y de encuentro con actores clave de la ciudad, en el marco de la ejecución del Plan de Desarrollo Comunal (Pladeco), el que fue suspendido, tal como se informó el pasado viernes por parte del municipio, “por razones de agenda de los convocados”.

La actividad había sido previamente anunciada por la municipalidad el pasado 8 de enero, luego de que tras una reunión entre el alcalde Sergio Zarzar y el equipo a cargo del Pladeco en la UBB,  decidieran continuar trabajando a pesar de las profundas diferencias existentes entre las partes, particularmente desde la Secretaría de Planificación donde se incuban criticas sobre la idoneidad del equipo a cargo.

Cuestionamiento que reflotaron tras la reciente suspensión de la cita de este miércoles, como consecuencia de la dificultad de reunir a personajes fundamentales en el desarrollo de la ciudad y que por su capacidad profesional tienen la posibilidad de generar ideas y planificar la ciudad a largo plazo.

Lo que no se mencionó es que antes de que fuera suspendida la reunión, la municipalidad habría amenazado a la UBB con la aplicación de multas pecuniarias por aparentemente no haber utilizado la metodología comprometida en las bases de licitación.

El concejal DC Patricio Huepe García, quien en algún momento fue intermediario entre las partes, confirmó este miércoles que lamentablemente las relaciones parecen extremadamente fracturadas: “Errores iniciales de la UBB y de la municipalidad echaron a perder las relaciones entre los equipos”, precisó.

El edil agregó que en la actualidad, si bien el plan parece seguir adelante, no es improbable que una de las partes opte por darle un corte definitivo, de tal manera que el municipio rescinda el contrato o la universidad se retire voluntariamente. 

Y es en este escenario donde ambas partes no aportan mucho para limar asperezas, recalcó, al producirse una nueva prórroga en la actividad del instrumento de planificación que fácilmente superará un año en abril próximo.

En estas condiciones el concejal Víctor Sepúlveda indicó que recurrirá a la Contraloría Regional para que esta entidad investigue el contrato y aclare temas que “el municipio no me ha sabido responder desde hace mucho tiempo”.

En tanto, Camilo Benavente expresó: “hemos tenido mucha tolerancia con la Universidad del Bío-Bío y esperamos que la espera nos permita tener un documento maestro de alto nivel como el que necesita la capital regional para su desarrollo posterior”.

Desde el municipio se aseguró que “la decisión de aplazar el taller con actores claves fue tomada en conjunto con la inspección técnica del municipio. No es una suspensión unilateral de parte de la Universidad del Bío-Bío, sino un acuerdo con el mandante. La razón fue garantizar al máximo la participación de los convocados, por lo que finalmente se descartaron los meses de verano (vacaciones de enero y febrero) para realizar tales actividades”.

En el primer taller reprogramado para marzo se tiene pensado tener una participación entre 60 y 100 personas, de acuerdo a lo definido en los términos de referencia del estudio.

Comentarios