Agricultores de Ñuble en alerta por caída de las siembras de trigo

Por: La Discusión Fotografía: Mauricio Ulloa 10:25 PM 2018-01-24

El Directorio de la Asociación de Agricultores de Ñuble  citó un encuentro para analizar lo que califican como “delicada situación” por la que atraviesan los cultivos anuales, particularmente la producción, importación y comercialización de trigo a nivel nacional.

Álvaro Gatica, presidente de la asociación, indicó que  “es preocupante que durante la última década haya disminuido a tasas del 3% anual la superficie sembrada de trigo, lo que según estimaciones de Odepa hizo que en la temporada 2017/2018 se hayan sembrado solo 213.000 hectáreas a nivel nacional, mientras en la temporada 2008/2009 se sembraron 281.000. Es decir, en comparación entre ambas temporadas hay 68.000 hectáreas menos de cultivo de trigo”.

“La menor superficie y por ende menor producción nacional ha significado que en el mismo periodo las importaciones de este grano hayan aumentado en más de un 38%, para así poder satisfacer el consumo interno”, explicó.

Dentro del análisis los directores mencionaron como principales causas de este comportamiento a la asimetría que hay entre el poder de negociación de los productores y el de los compradores, a la poca capacidad de guarda que tienen los pequeños y medianos agricultores, a la distorsión de los precios internacionales por la capacidad de otros países para subsidiar, y a la importación masiva que se hace cuando en Chile se está en época de cosecha. “Todo esto provoca que los precios tiendan a bajar y obviamente termina por desincentivar el cultivo”, precisó el presidente de la asociación.

Los directores advirtieron la “gravedad y urgencia” de que se tomen medidas para evitar que las siembras de trigo terminen desapareciendo y de paso coloquen en riesgo la seguridad alimentaria de nuestro país, al estar crecientemente dependiendo de trigo importado.

Además los agricultores de la Región de Ñuble recordaron que desde hace años han propuesto que el Estado desarrolle una estrategia alimentaria que evite la disminución de la producción nacional de trigo. Algunas medidas serían evitar que en época de cosecha se puedan hacer importaciones de estos granos (similar a lo que es el Marketing Order), verificar que los granos importados sean para los fines que efectivamente declaran en sus glosas, que Cotrisa u otro organismo tengan una activo rol en estimular la transparencia del mercado y que tenga real capacidad de compra sin restricciones de volumen a los pequeños y medianos agricultores y que exista un programa que permita desarrollar el uso de derivados financieros (futuros, opciones, forward, warrant), para los cultivos anuales.

Comentarios