El día en que Nicanor fue alabado por Gabriela Mistral en Chillán

Por: Carolina Marcos Fotografía: Archivo 10:20 PM 2018-01-24

Durante los primeros días de mayo de 1938, Chillán se preparaba para uno de los eventos culturales más importantes del año. Gabriela Mistral anunciaba visita y en la ciudad era ampliamente conocida por su carrera, tanto literaria como diplomática. Había ganado varios premios, viajado por el mundo y ejercido como cónsul en ciudades de Europa y América. Además sus libros recorrían varios continentes. 

Gabriela Mistral vino en su mejor época a Chillán y siete años antes de coronarse como Premio Nobel. Los preparativos tenían que estar a la altura de la poetisa y diplomática, y para uno de los actos en el Teatro Municipal (donde hoy está la Casa del Deporte), se le pidió a un joven profesor de matemáticas del Liceo de Hombres Narciso Tondreau que preparara un homenaje para la maestra. 

Se trataba de Nicanor Parra Sandoval, el poeta que nació en San Fabián de Alico, estudió en el mismo establecimiento y se fugó un tiempo después a Santiago para estudiar en el Internado Nacional Diego Barros Arana gracias a una beca de la Liga de Estudiantes Pobres. Más tarde, se matriculó en el Instituto Pedagógico de la Universidad de Chile para estudiar Matemática y Física y también de manera simultánea estudió Ingeniería, Leyes e Inglés, los que nunca terminó. 

En 1937 regresó a Chillán para hacer clases en el mismo liceo que lo había cobijado un tiempo antes. Las autoridades de la época, por lo tanto, confiaron en él la misión del saludo a la poetisa en medio de un mar de gente que se agolpó en el teatro para conocer a la futura Nobel. 

Diario LA DISCUSIÓN dedicó una cobertura especial a la visita, relatando todos los pasos que cumplió la Mistral en Chillán, desde su llegada hasta su regreso a Santiago. Es así como en la edición del 13 de mayo de 1938, la narración da cuenta del acto público y de cómo en un minuto saltó el profesor Parra al escenario para recitar “Canto a la escuela”, un poema de su autoría y que también fue publicado en las páginas del matutino. 

“Después de una pieza de música por la banda, el profesor del Liceo de Hombres don Nicanor Parra leyó un hermoso poema original que conquistó los aplausos estruendosos de toda la concurrencia y la congratulación especial de la poetisa que se puso de pie para agradecerle el simpático homenaje de un poeta”, consignó LA DISCUSIÓN en sus páginas. 

Desde ese día, el matutino, consciente de las palabras de la Mistral quien lo alabó luego de la lectura, comenzó a hablar de este profesor de matemáticas que con su poesía deleitaba a los amantes de la especialidad. Nicanor Parra desde su puesto de docente en el liceo, comenzó a hablar de la llamada “nueva poesía” y se propuso extenderla hacia otros sectores de la Provincia de Ñuble, trabajo que realizó sin cansancio hasta el terremoto que vendría unos meses después, en 1939, y que destruyó la zona. 

Chillán la cuna de “cancionero sin nombre”
Nicanor Parra, quien este martes falleció tras cumplir 103 años el 5 de septiembre de 2017, estaba ligado a las matemáticas y al mundo de las ciencias, pero nunca se desligó de su interés creativo por las letras. Así quedó de manifiesto ese mismo año de la venida de la Mistral, cuando el hijo de San Fabián de Alico publica “Cancionero sin nombre”, su primer libro de poemas y el que le valió prontamente el reconocimiento de la mano del Premio Municipal de Arte de Santiago.

Comentarios