Balotaje para alcaldes divide a actores locales

Por: Isabel Charlin Fotografía: Mauricio Ulloa 08:05 PM 2018-01-23

En las elecciones de 2016 siete de los 21 alcaldes de Ñuble no alcanzaron el 50% + 1 de los votos. 

La idea es aprovechar el balotaje de las elecciones de gobernador regional.

Fue el Frente Amplio el que, a comienzos de enero, planteó como una prioridad legislativa para marzo proponer una reforma a la Ley Orgánica Constitucional de Municipalidades para elegir a los alcaldes en segunda vuelta, tal como sucede con el Presidente, y ocurrirá en 2020 con los gobernadores regionales. Es más, la idea sería aprovechar estos últimos comicios, para dirimir a aquellas autoridades municipales que no alcancen la mayoría absoluta en la primera votación.

Por medio de un documento la coalición de izquierda advirtió que de no haber cambios, la derecha podría obtener entre el 55,4% y el 79% de las alcaldías en las elecciones de 2020, debido a la dispersión de la centro izquierda. Con un balotaje, las opciones de este último sector aumentarían, pudiendo elegir más de un 50% de los jefes comunales. 

La idea encontró eco en la Nueva Mayoría. Hace unos días, los senadores Isabel Allende (PS), Alejandro Guillier (ind.) y Pedro Araya (ind.), presentaron un proyecto de ley que propone segunda vuelta en las elecciones municipales, cuando el postulante que obtiene la primera mayoría no alcance el 40% de los sufragios, piso este último “que es discutible”, según los legisladores.

Además, la moción plantea restringir la reelección de alcaldes a solo dos mandatos, idea que al igual que la segunda vuelta y el piso de un 40%; también es recogida de la elección de gobernadores regionales, que establece la posibilidad de sólo una reelección.

Aplicación en Ñuble
En la Región de Ñuble siete de los 21 alcaldes elegidos en 2016 no alcanzaron el 50%+1: Carmen Blanco, de Ninhue; Johnnson Guíñez, de Pemuco; Alberto Gyhra, de Quillón; Claudio Almuna, de San Fabián; Rafael Cifuentes, de Yungay; Jorge Hidalgo, de Bulnes y Felipe Aylwin, de Chillán Viejo. En el caso de estos dos últimos, no llegaron al 40% de los votos.

Todos ellos se enfrentaron ante dos o hasta cinco contendores, a diferencia del resto, que en su mayoría lo hizo ante uno o dos. La excepción sería el alcalde de Chillán, Sergio Zarzar (ind-RN), quien frente a tres competidores obtuvo un 54,7%.

“La verdad es que no conozco en detalle la iniciativa que se plantea, pero nos parece indispensable que avancemos en la modernización de nuestro sistema debatiendo esta y otras ideas que vengan a aportar. Además, creo que aventurar pronósticos en torno a un cambio o modificación del sistema es un poco arriesgado por las lecciones que nos dejó la última batalla electoral”, manifestó el jefe comunal de Chillán.

Desde Ninhue, la alcaldesa Carmen Blanco, en tanto, rechazó la idea. “No, no me parece para nada. La gente está acostumbrada a que se elija a quien obtiene un voto más, así ha sido siempre. No creo que corresponda acomodar la ley para que uno u otro sector saque más o menos alcaldes”, sostuvo la jefa comunal de RN.

Richard Irribarra, alcalde radical de Quirihue, también manifestó su rechazo hacia el proyecto. “No estoy tan al tanto, pero creo que siempre las segundas vueltas son complicadas, producen más división que otra cosa. Y por lo mismo, no soy partidario. Sí definir de mejor manera a los candidatos en primera vuelta, eso potenciaría yo”, manifestó.

Comentarios