Hotel de Marina del Sol adelantará su apertura

Por: Roberto Fernández 11:30 AM 2018-01-21

Dado el rápido avance de las obras de construcción del edificio que albergará al hotel del complejo Marina del Sol Chillán, el presidente del grupo, Nicolás Imschenetzky Ebensperger, comentó que la expectativa es poder concluir con la obra gruesa a fines del presente año, y con las terminaciones, a mediados de 2019, lo que permitiría abrir el hotel de cinco estrellas varios meses antes de lo previsto al inicio de las faenas.

Un escenario igualmente auspicioso enfrenta la sala de juegos, cuyo edificio se está levantando mediante un sistema constructivo modular, que consiste en el montaje de las piezas prefabricadas por la empresa Preansa, en Santiago. Ello ha permitido avanzar con la rapidez necesaria para poder abrir el casino en noviembre o diciembre del presente año, según confirmó Imschenetzky. De hecho, esta semana las obras exhibían un 20% de avance físico. Acotó, sin embargo, que la fecha de apertura dependerá de lo que determine la Superintendencia de Casinos de Juego.

“Eso nos reafirma que estábamos en lo correcto de cuánto nos íbamos a demorar una vez que pudiéramos partir, con todos los permisos aprobados. Esperamos que esto sea a fines de este año, no tenemos hasta el minuto ninguna duda de que esto pueda ser así en lo que es el casino, después vendría el hotel y el centro de convenciones, y terminaríamos el proyecto con todas las obras exteriores: parques, lagunas, piscinas y demás obras”.

El ejecutivo explicó que, a diferencia del casino, “el hotel es bastante más lento, porque son terminaciones más pequeñas, entonces obviamente la etapa de terminaciones del hotel es mucho más larga. La obra gruesa va a estar lista, lo más probable, a fines de este año también, y de ahí yo creo que vamos a poder abrir a mediados de 2019”.

Consultado por este ajuste del cronograma, el empresario comentó que “estamos trabajando para lograrlo, nosotros tenemos la suerte que tenemos mucha experiencia en el rubro construcción (también encabeza el holding inmobiliario Valmar) y por eso hemos estado avanzando rápido, pero hay temas que son lentos y no los podemos apurar”.

La construcción del hotel, de hormigón armado, está a cargo de una empresa distinta a la que está levantando el casino. Se trata de Vanrom, una firma penquista con vasta experiencia y una larga relación con Valmar.

Impacto en el turismo

Imschenetzky destacó la proyección del hotel en el ámbito turístico en la nueva Región de Ñuble. Y en este proyecto, a diferencia del complejo ubicado en Talcahuano, el hotel será administrado directamente por Marina del Sol.

“Se van a dar dos cosas que a nuestro criterio son súper importantes en lo que está pasando en Chillán hoy. Cuando nosotros abramos nuestro hotel, vamos a tener la Región de Ñuble y obviamente nosotros tenemos que estar a la altura y transformarnos en el mejor hotel de la región. Va a haber mucho movimiento de funcionarios públicos que tendrán que hacerse cargo de la instalación de los servicios públicos, y nosotros queremos estar preparados para atenderlos”, planteó.

Desde la perspectiva turística propiamente tal, el ejecutivo afirmó que “nosotros queremos transformarnos en el mejor hotel que tenga la ciudad de Chillán y obviamente competir en materia de servicios con otros hoteles muy buenos que hay en la zona, como los que están en las Termas de Chillán, pero nosotros no podremos ofrecer nieve ni termas, vamos a ofrecer entretenciones de otro tipo: eventos, espectáculos deportivos, artísticos, cantantes, humoristas y el casino”.

De igual forma, anticipó que buscarán generar alianzas con la oferta turística local, como la del Valle del Itata o el destino de montaña. “Al final al turismo, cuando mejor le va, es cuando funciona todo de la mano; cuando tú le ofreces a un turista una gama más amplia de entretención, puedes cautivarlo y dejarlo un par de días más en tu hotel, y ese es tu negocio. Entonces, si el empresario que tiene cabañas y viñedos en el Valle del Itata es capaz de ofrecerle al turista ir dos días al casino, a lo mejor, en vez de tenerlo cuatro días, pueden ser seis”.

Respecto del tipo de visitantes que recibirá el casino, el presidente de Marina del Sol explicó que la industria en Chile está enfocada principalmente a clientes locales, es decir, en este caso, toda la Región de Ñuble, “pero nosotros jugamos una carta estratégica con esta ubicación, porque estamos a la vista en la Ruta 5, y salvo Monticello, será el único casino a la vista de la Ruta 5, que es muy transitada, y por ejemplo, la gente que viaja desde Santiago al sur, y viceversa, esto queda a mitad de camino, entonces, va a ser una buena alternativa de descanso, versus Los Ángeles, Temuco, Curicó, Talca o Linares, y con un hotel de calidad”.

Manifestó que en un principio la proporción de visitantes locales podría ser de 80%, versus un 20% de clientes de paso, buena parte de los cuales podría provenir de la Región del Maule, considerando las ventajas comparativas del complejo de Chillán respecto del casino de Talca.

Por otro lado, el gerente general de Marina del Sol, Juan Ignacio Ugarte, sostuvo que el proyecto también potenciará el desarrollo del turismo de negocios en la capital de Ñuble, pues con su centro de convenciones con capacidad para 1.600 personas podrá albergar actividades masivas, como congresos, ferias y seminarios.

El complejo

El edificio del hotel, de 8.456 metros cuadrados distribuidos en nueve niveles más un subterráneo, contará con 100 habitaciones y es una de las tres estructuras fundamentales del proyecto de Marina del Sol en Chillán, además de la sala de juegos y el centro de convenciones. El complejo, que representará una inversión de 56,3 millones de dólares, se emplaza en un predio de nueve hectáreas ubicado en el acceso norte a Chillán, en la intersección de O’Higgins y Variante Nahueltoro, frente al peaje.

Además, el proyecto integral considera cinco hectáreas espacios públicos: parques, un anfiteatro, un espacio ferial, una laguna artificial con un parque acuático y multicanchas. En cuanto al hotel, en su primer nivel contará con la recepción, cafetería&bar, restaurante, comedores y salas de estar. En el segundo nivel habrá un centro de negocios y dos salas de eventos para 80 personas cada una, en tanto que en el tercer nivel habrá dos salas de eventos para 70 personas cada una, dos salas de eventos para 48 personas y una sala de exposiciones de 227 m2. Entre el cuarto y el octavo piso estarán las 100 habitaciones; y en el noveno nivel se ubicará un spa y dos amplias terrazas.

El casino corresponde a un edificio de 10.975 metros cuadrados construidos que estarán distribuidos en dos niveles más un subterráneo. En el primer nivel se ubicará un restorán principal para 124  personas, un segundo restorán para 116, un tercero para 104 y un cuarto para 84 personas. También habrá un restobar para 62 personas, un bar principal para 32 personas y dos bares secundarios para 14 personas cada uno. En este mismo nivel se ubicarán tanto la sala de juegos principal, con capacidad para 350 personas; una sala de juegos secundaria, para 174 personas; una sala de bingos para 88 personas y una sala de espectáculos.

La tercera estructura corresponde al centro de convenciones, un edificio de 3.329 m2 distribuidos en dos niveles. A estas obras se suman un anfiteatro de 952 m2 destinado a espectáculos al aire libre; un espacio ferial abierto de 1.983 m2 ubicado a un costado del anfiteatro, destinado a exposiciones y ferias al aire libre; un centro deportivo abierto con cuatro multicanchas y una cancha de tenis; cinco parques urbanos que sumarán 26.848 m2, con área de juegos fitness y juegos infantiles; y la laguna cristalina y parque acuático, cuya laguna artificial tendrá 10.012 m2, que incluye un parque acuático en su costado sur.
Además, el recinto tendrá 560 estacionamientos en superficie y 57 subterráneos.

Se considera también un área comercial que se emplazará en la conexión del casino con el centro de convenciones, donde funcionarán los restaurantes y cinco tiendas, de las cuales ya está definido que una ofrecerá productos de Quinchamalí y otra, del Valle del Itata, como los vinos y agroprocesados.

Eficiencia energética

Uno de los elementos distintivos del proyecto será el ambiental, pues según detalló Ugarte, los paneles fotovoltaicos que se instalarán sobre 180 estacionamientos generarán 480.000 kWh, vale decir, un tercio de la energía que consumirá el complejo, que además contará con un moderno sistema de eficiencia energética e iluminación LED de bajo consumo eléctrico.

Comentarios