Actores políticos locales evalúan la gestión de Lorena Vera

Por: Isabel Charlin Fotografía: Victor Orellana 09:00 PM 2018-01-20

Casi siete meses alcanzará a estar Lorena Vera en el cargo de delegada Presidencial para la instalación de la Región de Ñuble, cuando el 11 de marzo asuma el gobierno de Sebastián Piñera, quien designará a alguien de su exclusiva confianza, cuyo nombre, probablemente se dé a conocer la próxima semana.

Su gestión, que en las últimas semanas ha generado varios hitos, tuvo un lento ajuste, propio de las tareas que se inician desde cero. Ha habido críticas, pero también reconocimiento hacia su labor, que se espera, esté lo más avanzada posible cuando asuma la nueva administración.

Cuatro representantes políticos locales quisieron dar a conocer su impresión respecto del trabajo ejercido hasta ahora por la delegada y su equipo.

Política v/s gestión

Según el diputado electo de la UDI, Gustavo Sanhueza, para evaluar la gestión de la delegada presidencial hay que considerar dos competencias que son fundamentales en un cargo de esta envergadura: la gestión política y el avance en los procesos administrativos, ambas en el marco de las funciones propias de la Delegación.

“Desde el punto de vista político, la delegada presidencial ha demostrado su voluntad para dialogar transversalmente con todos los sectores, generar puentes con municipios, organismos de Gobierno, gremios y actores relevantes de la comunidad local. Sin embargo, habría que preguntarse hasta qué punto la sobredimensión de la gestión política puede afectar el avance operativo que significa la instalación de una nueva región en tan poco tiempo. Por ejemplo, surgen dudas frente a la priorización de encuentros ciudadanos, exposiciones o capacitaciones a funcionarios municipales para la elaboración de proyectos, en momentos en que se requiere avanzar en el cronograma de instalación. ¿Son realmente esenciales estas actividades cuando ya entramos en la recta final de este proceso administrativo de instalación?”, se pregunta Sanhueza.

La segunda dimensión a evaluar es la administrativa. 

“Si bien se estableció un Plan General de Instalación, que fue presentado a fines de noviembre, el grado de avance del cronograma es todavía limitado, considerando que se deben establecer con claridad y de manera tangible la dotación de personal, infraestructura y recursos financieros requeridos por cada una de las reparticiones. Todavía estamos en una etapa de diagnóstico, donde al parecer la Delegación Presidencial está abocada a recibir información de ministerios y servicios públicos, cuando lo que se necesita ahora es gestionar e implementar todo lo que va a requerir la Región de Ñuble”, advirtió.

La gran deuda, según Gustavo Sanhueza, dice relación con la Estrategia Regional de Desarrollo. 

“No olvidemos que la actual delegada, en tiempos que ocupó el cargo de gobernadora, lideró una mesa técnica que tenía precisamente como fin establecer las bases para una ERD. Por otro lado, el GORE Bío Bío, a través de la subcomisión Ñuble Región, podría haber seguido aportando también a los lineamientos estratégicos. Sin embargo, la Subdere, en coordinación con la Delegación Presidencial, adjudican hace pocos días el Estudio de Línea Base para la futura Estrategia de Desarrollo Regional a la Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales (Flacso). Esa dispersión de esfuerzos es consecuencia de la falta de liderazgo para definir un eje y metodología común en un instrumento de vital importancia para Ñuble”, planteó el diputado electo.

Según Sanhueza, “La principal fortaleza de la delegada presidencial ha estado en su función política, pero su debilidad se presenta en la gestión administrativa, que incluye, por supuesto, aspectos estratégicos y operativos de este proceso de regionalización”.

Desde la futura capital regional, el alcalde de Chillán, Sergio Zarzar calificó positivamente lo hecho hasta el momento por la delegada Presidencial.

“Tal como lo he reiterado en las oportunidades que me lo han consultado, considero que Lorena Vera ha realizado un trabajo acorde a lo que se pedía para iniciar la instalación de la región de Ñuble”, aseveró.

Sin embargo, agregó, el cambio de Gobierno sin duda traerá nuevos aires y directrices en el proceso.

“En este nuevo escenario, ella se encuentra en una posición bastante lógica. Así quedó claro durante su presentación ante el Concejo Municipal. Al preguntarle si consideraba que lo más probable era que sería reemplazada en su cargo con la llegada del nuevo gobierno, ella respondió a este alcalde y a los concejales presentes que había asumido esa situación. Por lo tanto, eso habla de su madurez política”, sostuvo el jefe comunal.

Y agregó: “Es normal pensar que con un nuevo gobierno se requerirá estar en sintonía, y así se espera con las autoridades que asumirán en la región a contar de marzo próximo”.

“Ha sido un trabajo muy profesional”

Una visión distinta del trabajo desarrollado por Lorena Vera tiene quien la apoyó para llegar a dicho cargo, el senador Felipe Harboe (PPD).

“Creo que ha sido un trabajo muy profesional, muy silencioso, que ha significado que todos los servicios públicos estén activados hoy en función de la instalación de la Región de Ñuble. He sido testigo de cómo ha sido capaz de poner el tema de la región, y por lo tanto, la necesidad de instalar los servicios en cada uno de los ministerios, lo que ha sido notable; ha logrado incluso reasignaciones presupuestarias de algunos ministerios para poder costear el proceso de instalación, y tiene bastante avanzado lo que dice relación con los presupuestos y también los programas de instalación, que es lo más difícil”, sostuvo el parlamentario.

Harboe recalcó el hecho que la gente cree que “lo más difícil es poner las autoridades, pero en realidad, eso es lo más fácil. Lo más difícil es crear las condiciones. Incluso, tengo entendido que la delegada tiene definida cierta infraestructura para la Intendencia y las gobernaciones provinciales, lo que es un tremendo avance. Destaco el hecho que ha sido un muy buen trabajo, creo que es la etapa más ingrata, menos visible, pero lo ha hecho bien y exenta de todo tipo de conflictos”, resaltó el legislador, quien extendió los reconocimientos hacia el equipo.

“Ella es la líder, pero acá hay un equipo que ha trabajado muy bien, algunos en materia presupuestaria; otros en materias administrativas; otros en materia de estrategia de desarrollo. Le van a dejar al próximo Gobierno el estudio de línea base que es muy importante y se han conseguido presupuesto para el estudio de áreas metropolitanas. La verdad es que se ha avanzado más de lo esperado”, sostuvo.

Respecto de las críticas surgidas desde el Consejo Regional y del comité Ñuble Región en torno a la decisión de adjudicar el estudio de Línea Base a Flacso, Harboe fue claro.

“Ésta es una decisión que se tomó en Santiago, no la tomó ella, y se hizo en virtud que existe un convenio vigente entre la Subdere y dicha institución, lo que hizo más rápida la contratación del estudio. Haber llamado a licitación habría demorado el proceso, y Flacso dijo durante su presentación que trabajará con las universidades locales, lo que es muy importante. Las críticas del CORE son porque quizás ellos querían licitar el estudio, pero recordemos que los fondos estuvieron desde marzo disponibles, y a octubre no se había hecho nada con ellos. Considerando esa demora, se tomó la decisión, no se podía seguir esperando. Fue una decisión eficiente”, manifestó el senador, quien destacó los logros de la Delegación ante la Dipres.

“Incluso generó cierto recelo en Bío Bío el hecho que se hayan logrado recursos para estos estudios. Todos sabemos que la billetera de Hacienda es esquiva para financiar este tipo de proyectos, y a esto hay que agregar otras iniciativas que está estudiando Corfo para transferirle al próximo delegado recursos y efectuar estudios de base para efectos de desarrollo productivo. Las críticas de Hérex Fuentes, en tanto, creo que responden más a un intento de figuración permanente, no tienen otra explicación”, planteó.

Otra autoridad que defendió la labor de Lorena Vera fue el gobernador, Álvaro Miguieles.

“Quien evalúa el trabajo de la delegada es la Presidenta de la República, a ella tiene que responderle Lorena Vera. No obstante, creo el trabajo de ella ha sido muy bueno, ha tenido una alta exposición , y además, era apetecido por no pocos, lo que hace que muchas veces las críticas sean más bien pasionales que racionales. Me parece que si yo hubiese tenido esa responsabilidad, probablemente habría hecho lo mismo que ella. Su trabajo, desde el punto de vista académico, del contenido, ha sido sólido, con la presencia de profesionales y también de convocatoria social. Ha sido un trabajo destacado, trabajar contra el tiempo tampoco es fácil, hay que recordar que entremedio hubo una elección presidencial, que estaba abierta y que de ganar Alejandro Guillier, habría permitido la continuidad de Lorena Vera. En consecuencia, reaccionar después de lo que ocurrió e 17 de diciembre, y hacerlo de manera tan rápida, a mí me parece igualmente destacado”, sostuvo el jefe provincial.

En torno a la priorización que ha hecho la Delegación de dejar sentadas las bases para la futura ERD, Miguieles recordó que había trabajo adelantado.

“Lo que se está haciendo ahora es la continuación natural de lo que hizo la propia Lorena como gobernadora, cuando instaló la mesa técnica, trabajo que asumimos como Gobernación después, y que le devolvimos cuando fue nombrada delegada. Lorena Vera no ha tenido una conducta populista; por el contrario, ha realizado un trabajo severo, vinculado a la formación de las bases para la construcción de la región, mediante los diálogos territoriales, y finalmente la concreción de un estudio en convenio con un organismo internacional, lo que será un gran adelanto para cuando se instale el futuro Gobierno Regional. Ése es el camino, y no corresponde hoy pedir algo que igualmente hubiese sido criticado, como apurar los nombramientos. Lo que se ha hecho ha sido más bien levantar las bases sobre las cuales se construirá la Región de Ñuble. Va a haber trabajo adelantado, espero y confío que el Gobierno que asumirá en marzo tenga la capacidad para continuar con este trabajo y se reconozca lo que se ha hecho. Lo que importa es que al final del día, los ñublensinos y ñublensinas mejoren su calidad de vida”, sentenció el gobernador Miguieles.

Comentarios