PDA: 28% menos de leña necesitarán las casas mejoradas térmicamente

Por: Jorge Chávez 10:30 PM 2016-04-26

Casi $30.000 al año ahorrarían las familias de la intercomuna al aislar sus viviendas

En junio próximo el Minvu entregará 14.000 subsidios de mejoramiento en la Zona Saturada

declaComp.pdf Un 28% menos de leña necesitarán aproximadamente las casas de Chillán y Chillán Viejo a las que se les mejore térmicamente su infraestructura, tal como lo considera el Plan de Descontaminación Ambiental (PDA) local, según cálculos oficiales entregados por el secretario regional del Ministerio de Vivienda y Urbanismo, Jaime Arévalo.

La repartición pública estableció sus estadísticas basadas en casas con extensión promedio de 45,1 metros cuadrados, las cuales mantendrían un consumo anual de biomasa para la calefacción equivalente a 6.765 kilowatts hora, aproximadamente $101.475 (en el orden de los $15 el kilowatt hora).

De acuerdo al Minvu, con la intervención física la energía que necesitarían al año las viviendas para climatizarse solo sería de 4.871 kilowatt hora.

En términos económicos, los bolsillos de los habitantes de la Zona Saturada también se verán impactados positivamente.

Los 1.894 kilowatts hora al año que se ahorrarían las familias al calefaccionarse con leña representan un valor aproximado de $28.413.

Si los cálculos se consideran en una vivienda en donde se utiliza la parafina como combustible, el gasto y ahorro son mayores.

Considerando la misma cantidad de energía promedio que se necesita para climatizar al año una vivienda (6.765 kilowatts hora) con el combustible derivado del petróleo se invertirían $405.900 en una casa sin aislación térmica adecuada y solo $292.248 si es que fue mejorada con el subsidio del Minvu.

Menos contaminación
El objetivo del PDA intercomunal, vigente desde el pasado 28 de marzo, es disminuir el 59% de las emisiones por material particulado fino (MP2,5) en la Zona Saturada de Ñuble, provocada principalmente por la quema de leña domiciliaria para la calefacción y producida en la temporada de otoño-invierno.

Junto al ahorro monetario que conseguirían las familias con la aislación térmica de sus viviendas, el efecto en el medio ambiente también se hace relevante.

Según los registros del Minvu, serían 814,5 kilogramos de CO2 al año los que cada vivienda dejaría de emitir al ecosistema intercomunal.

El documento ambiental considera la entrega de 20.000 subsidios de mejoramiento térmico hasta el año 2026, medida estructural que estará a cargo del Minvu, repartición que ofrecerá el beneficio en el marco del Programa de Protección del Patrimonio Familiar (PPPF), Título II.

Beneficios
El plan contempla aislación de la envolvente (paredes perimetrales) de la vivienda con estándares superiores a los exigidos en la actualidad y del cielo con capa de lana de vidrio de 10 cms. de acolchado.

Además adhesión de un elemento de aislación térmica en el perímetro exterior (una capa de ocho centímetros) y un estudio de ventilación e infiltración para que la cantidad de aire que entra sea la misma que la que sale, son los trabajos que se programarán en las casas beneficiadas.

El seremi Jaime Arévalo explicó a LA DISCUSIÓN que el 50% de los beneficiarios de la política urbanística serán grupos familiares de menores recursos y la otra mitad de segmentos socioeconómicos superiores.

“Estamos asumiendo este desafío con el compromiso de ejecutar 20.000 subsidios para aquellas familias vulnerables y no vulnerables en proporciones iguales en el lapso de 10 años”, indicó. 

El funcionario de gobierno adelantó que este año el Minvu destinará a la intercomuna al menos 1.400 subsidios.

De acuerdo a Arévalo, se está socializando la medida de mejoramiento térmico en Chillán y Chillán Viejo a través de las entidades patrocinantes, que son las encargadas de vincular las demandas de la comunidad con el Minvu.

“Con esto esperamos tener un nivel de concursabilidad muy alto, de tal manera que podamos avanzar paulatinamente en los compromisos que tenemos asumido”, precisó la autoridad regional.

Arévalo recalcó que entre mayo y junio próximo su repartición estaría entregando los 1.400 subsidios programados para este año, para lo cual cada beneficiario deberá disponer de un ahorro previo de 3UF (unos 78 mil pesos). No obstante, el monto puede aumentar incluso hasta las 20 UF ($518.000) si es que la vivienda requiere de obras mayores (como cambiar planchas de asbesto- cemento)  o de regularización.

El texto ambiental precisa que el financiamiento se cubrirá con fondos especiales del Minvu, pero también se podrá completar con recursos sectoriales, con el Fondo Nacional de Desarrollo Regional (FNDR) u otros.

Calefacción distrital
Dentro de las medidas de tipo preventivas que se incluyen en el PDA, están los que proponen la implementación de importantes pilotos residenciales con los que se busca transformar el sistema de calefacción domiciliaria.

A partir de abril del próximo año el Ministerio de Medio Ambiente (MMA), en coordinación con la Corporación de Fomento de la Producción (Corfo), diseñarán un mecanismo de promoción estatal para aquellos proyectos inmobiliarios nuevos que consideren calefacción distrital a ejecutarse en la Zona Saturada.

El instrumento que promoverá esta iniciativa contendrá incentivos para financiar estudios de preinversión para la evaluación de prefactibilidad de calefacción distrital en proyectos inmobiliarios nuevos e incentivos para cofinanciar la inversión de estos sistemas en Chillán y Chillán Viejo.

Sin embargo, será recién a partir de octubre del año 2017 cuando se convocará de manera pública a los proyectos de este tipo con posibilidades de hacerse realidad.

“Transcurridos 18 meses desde la publicación del presente plan en el Diario Oficial, y mientras esté vigente, el MMA en coordinación con Corfo abrirá un concurso o programa con financiamiento sectorial y/o del FNDR u otros, para apoyar el desarrollo de proyectos que consideren calefacción distrital, incorporando los resultados del diseño del instrumento de fomento”, precisa el artículo 31 del PDA.

A juicio de Luis Díaz Robles, ingeniero en Medio Ambiente y académico de la Universidad de Santiago, la calefacción distrital es un sistema de alto grado de eficiencia y que se presenta como una de las mejores alternativas contra la contaminación derivada de la combustión de biomasa.

“Desde mi punto de vista es la mejor medida, pero es de mediano y largo plazo. Con ese sistema se puede reducir las emisiones de material particulado hasta en un 98%”, precisó el experto.

Luis Díaz Robles agregó que su implementación no es cara y que, por el contrario, el beneficio es su alta competitividad energética.
El académico comentó que actualmente se están ejecutando dos pilotos de calefacción distrital en las comunas sureñas de Temuco y Coyhaique, ambas con resultados exitosos.

Casas sin calefacción
El documento ambiental menciona que en octubre el Estado encargará un estudio para el diseño de viviendas sociales de baja o nula demanda térmica en la Zona Saturada de Chillán y Chillán Viejo.

Finalizado el estudio y en un plazo no mayor a tres años, el Servicio de Vivienda y Urbanismo (Serviu) del Bío Bío deberá aplicar los resultados del estudio para la construcción de las viviendas sociales.

Comentarios