Un tercio de familias jóvenes en Ñuble tiene jefa de hogar

Por: La Discusión 08:35 PM 2018-01-16

El estudio caracterizó las familias jóvenes de la región con datos de la encuesta Casen.

Un 38% de las familias jóvenes de la Región del Bío Bío tiene a una mujer como jefa de hogar, s, donde el porcentaje más alto está en la Provincia de Concepción, con un 42,6%, y el más bajo en Ñuble con un 31,6%.

Datos revelados por el Centro de Estudios Arbórea de la Universidad San Sebastián, en el marco de un convenio con el Gobierno Regional, donde se presentó una completa radiografía de los cambios que han experimentado las familias jóvenes en los últimos 15 años en la región, incluyendo Ñuble. “Un instrumento valioso para obtener insumos destinados a mejorar las políticas públicas”, destacó el intendente Rodrigo Díaz Wörner.

“Caracterización de la familia joven de la Región del Bío Bío, entre los períodos 2000 y 2015” se titula el estudio hecho sobre la base de las encuestas Casen realizadas entre los años 2000 y 2015. El objetivo fue caracterizar a las familias d en que el jefe de hogar tenga entre 18 y 29 años al momento de efectuar la encuesta. La investigación considera aspectos como ingresos, fecundidad, número de hijos por hogar, inmigración, urbanidad, estado civil del jefe de hogar, escolaridad, entre otros aspectos.

Uno de los antecedentes que refleja el cambio que han experimentado las familias jóvenes en la región es el sostenido aumento de la cantidad de hogares que tienen a una mujer como jefa de hogar, llegando al 38,6%. A nivel provincial, Concepción tiene el porcentaje más alto de jefatura femenina con un 42,6%, y Ñuble el más bajo con 31,6%. 

El administrador público Cristián Puentes Rivas, director de la Escuela de Liderazgo de la USS, sostuvo que una de las explicaciones para este fenómeno podría ser que “la salida de hombres  menores de 30 años de la región por motivos laborales haya obligado a mujeres a asumir la jefatura del hogar. Cabe destacar además que la media de mujeres jefas de hogar en la región es mayor a los parámetros nacionales”.

En cuanto al estado civil del jefe de hogar, el estudio muestra un marcado descenso en el número de casados y un aumento de los convivientes y solteros en este grupo etario. Los casados pasaron de 59,9% en el 2000 a 21,3% en el 2015. Sin embargo, la cifra de casados en la región es superior al porcentaje nacional que llega al 15,7%, “lo que mostraría conductas más tradicionales”, sostuvo Puentes.

También destacó el aumento de la escolaridad del grupo estudiado. “La media de años de estudios aprobados por el jefe del hogar pasó de 11,3 en el año 2000 a 12,8 en el año 2015, lo que significa pasar de tener tercero medio aprobado a tener un año de formación en educación superior”. No obstante, los promedios son inferiores a las cifras nacionales.

Comentarios