La UDI en Bío Bío, RN en Ñuble... ¿Y Evópoli?

Por: Isabel Charlin Fotografía: La Discusión 09:00 PM 2018-01-14

Luego de la visita del Papa Francisco, quien permanecerá en Chile hasta el 18 de enero, el Presidente electo, Sebastián Piñera, dará a conocer los nombres que lo acompañarán en la primera línea durante la próxima administración.

Se trata de 23 ministros, 33 subsecretarios, y probablemente, los quince intendentes, más el delegado Presidencial para la instalación de la Región de Ñuble.

Para mediados de febrero, en tanto, se espera que se entregue la nómina correspondiente a los 54 gobernadores (entre ellos, el de Ñuble, que solo alcanzará a estar en funciones por seis meses, hasta el 5 de septiembre próximo).

Cada uno de los partidos integrantes del bloque envió sus propuestas, las que están siendo analizadas por el equipo asesor y el propio Piñera.

En el caso de Ñuble, varios son los factores que incidirán en la decisión que tome la futura autoridad.

Primero, ya es casi un hecho que la Intendencia Metropolitana quedará en manos de RN. Esto le da a la UDI, el segundo partido más poderoso del conglomerado, la chance de quedarse con el liderazgo en las otras dos regiones más grandes del país, Valparaíso y Bío Bío. Es más, en esta última la decisión estaría entre tres nombres gremialistas: Flor Weisse, Jorge Fuentes y Jorge Ulloa.

De esta forma, los cargos de Ñuble que se elegirán ahora -delegado y gobernador- deberían quedar en manos de RN, el partido con más alcaldes y concejales de Chile Vamos en el territorio. Para ellos, la colectividad habría priorizado a Horacio Bórquez y Paola Becker, aunque Evópoli también estaría jugándosela por uno de los suyos, el ingeniero comercial, Juan Manuel Santa Cruz. Este último, quien intentó competir por un cupo a diputado, pero fue perjudicado por la negociación nacional; se ha mantenido en la zona y ha asistido a todas las actividades organizadas por la Delegación Presidencial.

La UDI, en tanto, si bien habría propuesto a Martín Arrau, estaría apostando por la segunda “oleada” de cargos, en septiembre, y aspiraría a quedarse con las Gobernaciones de Punilla e Itata, cargos para los que ha propuesto a Cristóbal Martínez, Lorena Jardúa y Juan José González, entre otros nombres.

Otros cargos
La gran duda es si RN va a acaparar el resto de los puestos (seremías, direcciones regionales y provinciales), a partir de septiembre; y si esta hegemonía estará o no liderada por el diputado electo, Frank Sauerbaum y sus cercanos, ya que al interior del partido existe otro sector, liderado por Jacqueline Guíñez y Ramón Mora, que también querrían imponer sus nombres.

Por otra parte, la UDI hará valer el hecho de contar con dos representantes en el Senado (Jacqueline van Rysselberghe y Víctor Pérez) y uno en la Cámara (Gustavo Sanhueza), y seguramente aspirará a ocupar cargos en áreas clave.

Por el momento, el gremialismo podría quedarse con dos servicios provinciales importantes, como Educación y Salud. Para el primero estaría el nombre del consejero regional electo, Jezer Sepúlveda; y para el segundo, el de los médicos Carlos Rojas y Jaime Guzmán. Este último, eso sí,  es un cargo que en los últimos años se ha designado vía Alta Dirección Pública.

A diferencia del primer Gobierno de Piñera, se espera que las designaciones recaigan en personas que mezclen capacidad técnica y política. En 2010, gran parte de quienes lideraron el proceso no tenía experiencia en cargos de servicio público -provenían del mundo privado-, lo que tensionó la relación al interior del bloque, en ese entonces, constituido solo por RN y la UDI.

Comentarios