Buscan proteger a los lobos marinos en Cobquecura

Por: Fotografía: Mauricio Ulloa 05:55 PM 2018-01-12

Este año nuevamente voluntarios de Codeff estarán protegiendo la colonia de lobos marinos que forman parte del Santuario de la Naturaleza “islote La Lobería e Iglesia de Piedra”, gracias a un convenio de cooperación suscrito entre el municipio y esta organización medioambiental.

El alcalde Julio Fuentes detalló que “hace muchos años, en mi anterior gestión, siempre estuvimos preocupados de proteger y preservar a nuestros lobos que son parte fundamental de la identidad de nuestra comuna, son una atracción natural y están en el escudo de la comuna. Por eso siempre tuvimos a voluntarios de Codeff en el verano trabajando en la zona, protegiéndolos. Sé que en los últimos años no tuvieron apoyo y por eso que ahora nuevamente los contactamos para que realicen esta importante labor”.

Desde el 22 de enero al 18 de febrero, los voluntarios estarán en la comuna, para ejecutar este programa de protección, contando con el apoyo del municipio que les otorga el alojamiento y apoyo logístico.

César Äguila, encargado de medioambiente del municipio explicó que “desde hace décadas que Codeff nos ayuda en esta tarea en la que está comprometido el Comité de gestión del santuario que está integrado por la Armada, Sernapesca, Bienes Nacionales, la Seremi de medioambiente y la Universidad de Concepción junto a la municipalidad de Cobquecura”.

“El trabajo de ellos se con encuentra en esta fecha, porque es el período de parición de las lobas, y que además coincide con el embancamiento natural de La Lobería que se extiende por varios días y que en algunos horarios permite incluso que las personas ingresen caminando al islote, con lo que se busca protegerlos y no causar un daño o incitar una estampida que podría provocar la muerte de los “popis”, aunque sabemos que por un tema natural de sobrevivencia de la especie algunos de ellos están condenados a morir en esta época”, agregó Äguila.

Recordó que “existe una ordenanza que impide el ingreso de cualquier persona a esa zona que está restringida, ya que aparte del riesgo que implica para su propia integridad personal si es que fuera atacado por algún lobo, donde ha especies que pesan 300 o 400 kilos y quien sea sorprendido se expone a tener que pagar una multa en dinero que está fijada por ley y que podría ser de hasta 2 millones y medio de pesos”, agregó el encargado de medioambiente.

Los interesados en participar de los eco-trabajos voluntarios pueden contactarse con Codeff al mail [email protected], o al Whatsapp +569 5753 6185.

Comentarios