Madriela gana espacio en México y recibe distinción

Por: Carolina Marcos Fotografía: Madriela Marchant 08:55 PM 2018-01-10

La cantante chillaneja Madriela Marchant se encontraba en Ciudad de México el 17 de septiembre pasado, cuando el terremoto golpeó a la zona mientras los chilenos se preparaban para vivir las Fiestas Patrias. La artista estaba  agendando una serie de conciertos que la llevarían a varios escenarios  del Estado. Sin embargo, sobrevino el terremoto y dentro de la desolación que golpeó al pueblo mexicano y a amigos cercanos es que Madriela decidió tomar una pala y sumarse a los trabajos de remoción de escombros y rescate de las víctimas.

Según detalla, estuvo varios días en esa tarea, mientras veía cómo se suspendían todas las fechas pactadas para sus conciertos debido a la catástrofe. La experiencia de este terremoto lejos de su país natal le dio fuerza necesaria para mantenerse algunos meses más en tierras aztecas trabajando por su futuro musical y colaborando en la reconstrucción post terremoto.

A fines del año 2017, y después de cuatro años viajando entre ambos países y realizando conciertos en universidades con repertorio de canto latinoamericano, consiguió la atención de su actual productor, quien la llevó a distintos programas de radio y televisión con el fin de promocionar su trabajo. 

En aquellas veladas Madriela expuso todo su talento, a través de composiciones de artistas tanto chilenos, como mexicanos, repertorio abultado además por una serie de canciones pertenecientes a Violeta Parra, las que fueron interpretadas por Madriela coincidentemente en el año del centenario de su natalicio. 

En todos los programas en que participó la chillaneja fue destacada por la intensidad en la interpretación de temas de la cultura mexicana. Fue entonces cuando Edoardo Narváez (un presentador de uno de aquellos programas y director del espacio “Plaza de las Estrellas”), la invitó a ser parte de una rueda de prensa para anunciar que Madriela se presentaría en este lugar privilegiado y que recibiría un estímulo, algo que se concretó a fines del año pasado.

“La verdad fue un honor para mí recibir ese estímulo, es algo que me motiva a seguir trabajando en ese país maravilloso que me está dando oportunidades de mostrarme y seguir caminando, trabajando y en definitiva vivir de la música”, cuenta entusiasmada. 

“Estoy encantada con mi trío de guitarras ‘Los amantes’. Algún día me gustaría tocar con ellos en Chile. Tengo varias novedades que no contaré ahora hasta que se concreten”, dice contenta.

La Plaza de las Estrellas es un lugar que destaca y reconoce a grandes artistas. Solo por nombrar a algunos, están Chespirito, Gloria Trevi y Yuri, que cuentan con su distinción y sus manos plasmadas en aquel lugar. Ahora se suma el nombre de Madriela Marchant, quien espera dentro de un tiempo próximo plasmar también sus manos en el paseo. 

Por estos días la cantante se encuentra en Chile con el fin de concretar distintas presentaciones en las comunas de la Región de Ñuble. “Me he dedicado a trabajar y conversar personalmente con los alcaldes. Quiero recorrer todas las comunas este verano, reencontrarme con sus habitantes y poder abrazarlos a todos para desearles un muy feliz año 2018”, finaliza. 

Comentarios