Advierten concentración de inversión regional en Diguillín

Por: Isabel Charlin Fotografía: La Discusión 10:00 PM 2018-01-09

Alcaldes insisten en que no se puede medir con la misma vara, desde el punto de vista técnico, a comunas grandes y pequeñas

Delegación presidencial trabaja en tres líneas de apoyo para subsanar, a futuro, este desequilibrio

De acuerdo a las iniciativas ingresadas al Banco Integrado de Proyectos (BIP) del Ministerio de Desarrollo Social, la Región de Ñuble partirá con una cartera total que supera los $772 mil millones, siendo solicitados para el período 2017-2018 $248 mil millones.

Del monto total, $494 mil millones corresponden a proyectos comunales (el resto es de carácter regional), y un 67% de esta cifra (más de $332 mil millones) corresponde a la Provincia de Diguillín. Solo Chillán, la capital regional, se lleva $232 mil millones.

En contraparte, la Provincia de Punilla se queda con el 19% ($91 mil millones), y la Provincia de Itata, con el 14% ($69 mil millones).

Un centralismo “basal” que es visto con preocupación por los alcaldes, y que podría emular las viejas disputas entre Chillán y Concepción, y que desde la Delegación Presidencial para la instalación de la Región de Ñuble está “bajo la lupa”.

“La capacitación a los funcionarios municipales que lanzamos la semana pasada, en conjunto con el Ministerio de Desarrollo Social y la Cepal, es una de las herramientas para lograr una mayor descentralización de la inversión pública en las comunas y los territorios. La idea es que los recursos no se concentren en la capital regional o en las capitales provinciales, sino que logremos un mayor equilibrio, y esto se traduzca en una mayor calidad de vida para todos los ñublensinos”, sostuvo la delegada, Lorena Vera.

La autoridad manifestó que también la Subdere está brindando apoyo técnico y de recursos a los municipios para contratar funcionarios, respecto de ciertas iniciativas más sensibles; y en una tercera línea, se está trabajando un tercer tipo de respaldo no solo a las comunas, sino también a las provincias, para de esa manera, lograr una mayor capacidad técnica respecto de los proyectos que se presentan.

La delegada destacó el hecho que será esta una de las preocupaciones centrales de las nuevas autoridades regionales que asuman en marzo, ya que no solo el Gobierno Regional debe efectuar la labor correspondiente, sino también debe velar porque la región cuente con una dotación que potencie el crecimiento equilibrado, y logre retener a profesionales en sus territorios. “Es un proceso a largo plazo, y por eso, estamos preocupados hoy del FNDR 2019”, aseveró.

Es importante, añadió, “incorporar otros elementos en aquellos territorios donde el centralismo ha marcado una lógica de funcionamiento en cuanto a la inversión pública. El programa Zona de Rezago, por ejemplo, ha permitido contar con una mayor atracción de recursos públicos en un territorio que si fuera por cantidad de habitantes, no podría contar con dicho respaldo, ya que los proyectos no tienen la rentabilidad social necesaria”, aseveró Lorena Vera.

Comunas grandes v/s comunas chicas
Desde el principal municipio de la Provincia de Diguillín, el alcalde de Chillán, Sergio Zarzar, defiende la mayor inversión.

“Es efectivo que la nueva Provincia de Diguillín acapara gran parte de los proyectos de inversión, pero también es verdad que la provincia tiene el mayor porcentaje de población. Acá la nueva condición de región que ostentaremos a partir de septiembre nos obliga a nuevas responsabilidades, y también genera nuevos desafíos, y uno de los más importantes, a mi juicio, es avanzar en la generación de más y mejores proyectos. Para ello, el papel de las oficinas de planificación de las comunas más pequeñas es clave, y el adecuarlas para el nuevo escenario regional es uno de los retos más interesantes que tenemos”, planteó.

En Ñiquén, uno de los municipios de la Provincia de Punilla, el alcalde, Manuel Pino, es claro: debe haber otras vías de financiamiento.

“Los municipios chicos estamos entre la espada y la pared. Por un lado la delegada presidencial dice que no presentamos proyectos; y por otro, desde el Gobierno Regional nos dicen que nos van a recibir proyectos solo hasta determinado monto. Nuestra cartera es de más de $5 mil millones, en diversos ámbitos, pero es difícil cuando desde el Gobierno hay un doble discurso”, manifestó.

Pino cree que es urgente, sobre todo en las comunas pequeñas, que la Subdere se haga más presente “y no solo apruebe proyectos una vez al año”.

“Debiéramos poder contar con dos o tres asistencias técnicas más de parte de la Subdere, que nos permitan contratar personal, porque todas las buenas ideas deben traducirse en iniciativas financiables. Siempre pongo el ejemplo del estadio Ester Roa, en Concepción. En seis meses, recibió miles de millones de pesos (costó en total $33 mil millones) para terminar su construcción. Nosotros, para contar con nuestro estadio, nos demoramos dos administraciones, nueve años, para sacar adelante un proyecto de $1.400 millones. Cuando uno mira esa triste realidad, es imperioso que el Gobierno evalúe otras vías de financiamiento, ya sea a través de la Subdere u otro organismo, para poder potenciar nuestros equipos profesionales”, sostuvo.

Richard Irribarra, alcalde de Quirihue, capital de la Provincia de Itata, sostiene que se tendrá que conversar al respecto. “No es posible que se siga produciendo lo que nosotros tanto decíamos que se producía con Concepción. Es innegable que Chillán, por la cantidad de profesionales que tiene, presenta más proyectos y de mayor envergadura, pero debe buscarse un mecanismo para nivelar la cancha para las comunas más pequeñas. Nuestro municipio tiene un solo profesional destinado a elaborar proyectos. Pese a ello, debemos velar porque lo que se presente, sea aprobable técnicamente”, aseveró.

Irribarra ve en la asociatividad con otros municipios un camino para acceder a más recursos. “Lo estamos viviendo con la Zona de Rezago, que nos ha permitido sacar adelante la pavimentación de caminos. Como municipios pequeños creemos que deberían darnos más facilidades para aprobar nuestros proyectos. Si no, solo se va a seguir enriqueciendo la capital regional, y no va a llegar el beneficio que todos esperamos a todos los rincones de Ñuble”, sentenció.

Comentarios