De colectivero a representante del ídolo azul Luis Musrri

Por: Rodrigo Oses Fotografía: Gentileza Gerardo Godoy 09:40 PM 2018-01-06

46 años tiene este ex colectivero y chofer de buses, que se volcó a su pasión.

El nativo de Bulnes también representa al ex capitán diablo, José A. Rojas.

Hace algunas semanas Gerardo Godoy representa a Luis Musrri, a quien lo instaló en la banca de SM de Arica.

“Cuando era cabro me venía a dedo de Bulnes a Chillán solo para alcanzar a ver los últimos 15 minutos de los partidos de Ñublense en el estadio Nelson Oyarzún cuando abrían las puertas. Era de una familia humilde, no habían muchos recursos, pero mi sueño siempre fue trabajar en el fútbol”, relata el chillanejo, nativo de Bulnes, Gerardo Godoy, quien desde el 2011 dejó el volante de su colectivo y luego el de bus, para transformarse en representante de futbolistas profesionales y abrirse paso en el mercado nacional con representados de la talla de Luis Musrri y el ex capitán de Ñublense, José Antonio Rojas.

Su irrupción fue silenciosa y meteórica. Una historia digna de contar.

Fanático y coleccionista

De chico se enamoró del fútbol. Se quiso probar en Naval, pero no tuvo los medios para seguir viajando a Talcahuano y optó por seguir como coleccionista de revistas deportivas como la Don Balón,  Triunfo, la Deporte Total, y algunas Estadio, camisetas, posters y fotografías.

Con los años, cuando se ganaba la vida de colectivero, decidió crear un fan page en Facebook que bautizó como “Gerardo Historia Pasión”, en el que comenzó a subir reseñas de planteles y jugadores, aprovechando el material gráfico coleccionado en los 80’ y 90’.

“Cuando ya trabajaba en Tur Bus de chofer, decidí meterme de a poco en este mundo de la representación. Comencé a tirar licencias médicas, porque estaba con depresión, cansado de estar lejos de la familia. A veces viajaba por la pura noche para estar con mi familia”, evoca Godoy desde Santiago, quien con 46 años, es padre de Daniela, Josefa y Matías, abuelo de Luquitas y pareja de Alejandra Godoy, hija del recordado puntero del Ñublense de 1971, Luis “Bigote” Godoy.

Mi primer representado

Un día se atrevió a hablarle por Facebook a Jorge Schwager, otrora lateral izquierdo de la UdeC, quien fue su primer representado. 

Apenas el zurdo, actual integrante del staff del técnico de Colo Colo, Pablo Guede, terminó su ligazón con el cuadro del campanil, cerró su primera negociación con Unión La Calera. 

Como no conocía el negocio, no cobró ni comisión, solo el jugador le aportó mensualmente el 10 por ciento de sueldo: 180 mil pesos. 

Él mismo le abrió más contactos y luego Marcelo Miranda, otrora seleccionado nacional y ex jugador de Cobreloa, lo contactó por su fan page para pedirle fotos ochenteras, y le ofreció llevarlo como DT a Copiapó. 

“Ahí me metí con todo. Dejé mi trabajo en Tur Bus y me dediqué por completo. Empecé a ir a los estadios, a ver mucho fútbol, para que me vieran y conocieran. Después llevé a Ignacio Quinteros, que estuvo sin jugar un tiempo, y no paré más”, cuenta Gerardo, quien el año pasado formalizó su oficio creando la Agencia G y G Agente Deportivo SPA.

El mejor negocio

Hoy dice con orgullo que puede vivir del fútbol. 

El mejor negocio lo cerró el año pasado, cuando vendió el 100 por ciento del pase del lateral izquierdo de la Universidad de Concepción, Ronald de la Fuente, a quien lo conoció cuando jugaba en Iberia. 

Tras esta transacción pudo comprarse una parcela, cambiar su auto y consolidar su cuenta corriente, la que podría verse abultada si el jugador es vendido al exterior o llega a la Selección Chilena, porque hace rato que le hacen seguimiento.

Mánager de Luis Musrri

Pero hace algunos días, dio el golpe a la cátedra cuando firmó con Luis Musrri, a quien devolvió a la escena de los entrenadores tras situarlo en la banca de San Marcos de Arica.

“Le prometí que le encontraría equipo. Quería volver a dirigir. Lucho quería volver a sentir la adrenalina de ser entrenador. Lo conocí por intermedio de los ex jugadores de La Serena que represento Jorge Aquino, Albano Becica, y su hermano, quienes le dieron buenas referencias mías. Confió en mí y aquí estamos”, detalla Godoy, quien además maneja a los entrenadores argentinos Ariel “Fantasmita” Pereyra (La Serena) y Germán Cavalieri (Palestino).

Entre sus jugadores actuales, maneja a Michael Silva, que arribó a Ñublense, Álvaro Salazar (ex tercer arquero de Colo Colo), Mario Parra, el ex capitán de Ñublense, José Antonio Rojas, que firmó en La Serena, y el ex delantero de Colo Colo, Felipe Flores.

“Me he ido ganando un nombre en el fútbol con argumentos sólidos y siendo transparente, no trabajando en la sombra. Uno ve cosas raras en el fútbol, pero la idea es trabajar con armas limpias. Jamás voy a poner mal a un jugador de otro representante en una negociación y espero lo mismo”, recalca Gerardo, quien tiene claro su siguiente paso.

“Mi sueño es internacionalizarme como representante, para eso quiero estudiar inglés y marketing. De México ya han preguntado por Ronald de la Fuente y se puede abrir el mercado afuera. Mi agencia tiene que ser integral, para eso integré una sicóloga y un abogado”, sentencia Godoy, el colectivero que hace más de 15 años soñó con representar jugadores y hoy maneja la carrera de un histórico de la U, Luis Musrri y está cerca de cerrar su primer negocio en el mercado extranjero.

Comentarios