Cervecería artesanal inauguró planta en Chillán

Por: Roberto Fernández Fotografía: Mauricio Ulloa 08:45 PM 2018-01-06

Cuenta con un museo de la historia mundial, nacional y local de la cerveza.

10 metros de largo tiene el muro con la línea de tiempo de la historia de la cerveza.

Después de 10 años elaborando cerveza artesanal en su casa, en la calle Manuel Montt, en Chillán, Mauricio Salgado Palma (40), creador de Wandersleben, inauguró hoy su planta cervecera en el kilómetro 7 del camino a Pinto, junto al restaurante La Motoneta 3.

Cerca de un centenar de invitados conocieron ayer el recinto de 130 metros cuadrados, que no solo considera la planta, sino que también un “taproom”  (bar de cervezas) con venta de productos publicitarios y temáticos, como ropa, souvenirs, accesorios y los cada vez más solicitados “growler” (botellones rellenables), entre otros.

“Queremos contribuir al desarrollo turístico de Chillán, que siempre se ha considerado una ciudad de paso”, manifestó Salgado, quien explicó que en el segundo nivel de la cervecería contarán con un pequeño museo, con áreas dedicadas a la historia mundial, nacional y local de la cerveza, donde ocupan un lugar destacado las desaparecidas cervecerías Cóndor, Chillán y la de Juan Schleyer, así como la maltería de Avenida Brasil y la historia del cultivo del lúpulo en Ñuble, que se remonta a 1920.

“Buscamos fomentar el turismo y rescatar la historia cervecera de Chillán, que se remonta a 1857, con la cervecería de Ernesto Gunther y otras más reconocidas, como la de Juan Schleyer, por lo cual tenemos un museo que busca incentivar a la comunidad a participar y a aportar con sus recuerdos e historias familiares que sean referentes del pasado industrial de nuestra ciudad”, expresó.

“Además, en el segundo piso se podrá observar desde cuatro ventanales, el proceso de elaboración de la cerveza”, añadió el empresario, quien reconoció la influencia de la cervecería Kunstmann, de Valdivia, en el diseño del proyecto.

“Cuando comenzamos, tuvimos que viajar, fuimos a Estados Unidos, Argentina, Perú y muy seguido a Valdivia, a la Unión Cervecera Los Ríos y a la Universidad Austral, entonces esta idea se fue definiendo a partir de ese trabajo”, recordó.

Aumento de capacidad
En materia productiva la planta, que simula ser un galpón americano de la década de 1940, le permitirá a Wandersleben aumentar la capacidad de producción desde los 2 mil litros mensuales que elabora actualmente, a 30 mil litros, de manera paulatina, convirtiéndose, de esta forma, en la mayor cervecería de la nueva región. 

Con este incremento, además, su distribución no solo se concentrará en Ñuble, como ocurre hoy, sino que la expectativa es llegar a Concepción, Los Ángeles y Santiago.

Wandersleben ofrecerá siete variedades de cerveza en el “tap room”, y al primer año esperan llegar a 12.

Alianza con La Motoneta
Salgado, ingeniero en Prevención de Riesgos, asesora a  Gabriel Aguilera, dueño de los restaurantes La Motoneta, con quien ha forjado una relación estrecha que se tradujo en una alianza entre ambas marcas para potenciar el turismo. De esta forma, Aguilera le cedió en comodato por cinco años el espacio para levantar la cervecería, lo que brinda al visitante una oferta complementaria a la gastronómica.

En el acto realizado hoy esa relación con Aguilera fue relevada con el lanzamiento de una nueva variedad que lleva el nombre del empresario, cuyo permanente apoyo al proyecto fue reconocido por Salgado.

Asimismo, se hizo un reconocimiento póstumo a Daniela Sotelo, quien desde Sercotec también contribuyó a la concreción del proyecto. De hecho la agencia aportó recursos, aunque el grueso de la inversión provino de financiamiento propio.

Comentarios