Delegada admite que cambio de mando afectará instalación

Por: Isabel Charlin Fotografía: Victor Orellana 10:35 PM 2018-01-02

Seguir avanzando con ministerios y servicios, trabajar en los lineamientos estratégicos y potenciar la futura cartera son las prioridades

Repartición está coordinando para que permisos de funcionarios no entorpezcan la instalación

Partió 2018 y con ello comenzó el período de vacaciones para varios funcionarios públicos del país.

En ese contexto, la Delegación Presidencial para la instalación de la Región de Ñuble -que no cabe precisamente en este grupo, pues trabajará intensamente estos meses-, está preocupada de coordinar con ministerios y servicios la entrega de información, de manera que el permiso legal de alguno de sus funcionarios no signifique un atraso en las labores a nivel local.

“Si bien se viene una época de vacaciones, y varios funcionarios de servicios no estarán; otros se quedarán. Lo que se ha hecho es coordinar y generar los contactos para que quienes estén viendo el proceso desde los ministerios y servicios deriven funciones si es que se toman vacaciones. El objetivo es tener continuidad”, aseveró la delegada, Lorena Vera, quien ya definió cuáles serán las líneas prioritarias a trabajar de aquí a marzo.

“Seguir avanzando con los servicios públicos para identificar sus necesidades de instalación, estamos en eso; iniciar el trabajo de los lineamientos estratégicos, porque partimos con un diagnóstico que no solo depende del proceso que se da en torno a los servicios públicos, sino también de los distintos integrantes del territorio; y potenciar la cartera de proyectos para la región también es importante para nosotros. Estamos elaborando una solicitud de trabajo, financiada por la Subdere, que tiene por objetivo contar con el apoyo técnico para los municipios o asociaciones de municipios, para que cuenten con una cartera de proyectos regional que sea técnicamente viable a partir del 2019. En este marco, esta semana parten las capacitaciones en elaboración de proyectos para funcionarios municipales”, sostuvo la autoridad.

Y agregó: “Sabemos que el ritmo de trabajo disminuye durante el verano; lo mismo que el nivel de participación de las personas; sin embargo, en esta tarea cada mes cuenta. Independiente de lo que ocurra en marzo, con las nuevas autoridades que asumirán, nosotros debemos generar los puentes necesarios para que el proceso tenga continuidad”, recalcó.

Instalación de servicios
Respecto de la fecha en que comenzarán a instalarse los servicios, Lorena Vera sostuvo: “esperamos trabajar con un cronograma más definido en relación a la instalación de los servicios a partir de enero. Va a depender de los servicios la rapidez con que coloquemos fechas. Hay algunos que por un tema presupuestario y de tiempo plantean que su cronograma va a estar más cerca del segundo y tercer trimestre del 2018. La idea es ir acercándonos a las fechas, pese al cambio de autoridad, para asegurar que los servicios partan en la fecha propuesta. Puede haber cambios después, pero estamos trabajando para que este cronograma se genere durante este verano”, dijo.

En torno a cuáles seremías o servicios debutarán el 6 de septiembre, la delegada manifestó que “más allá de priorizar la instalación de algunas seremías, estamos trabajando con todos los ministerios para que se instalen en la región. Algunos, como Hacienda, no tendrán bajada acá, ya que hay solo cinco seremías en todo el país. Sí es importante que sus servicios dependientes se instalen. Otros no están priorizados, pero sí están trabajando para instalarse. Lo que importa es que el 6 de septiembre podamos partir con la mayor autonomía de Bío Bío posible”, planteó.

Sobre la petición que hicieran algunas comunas cuando se aprobó la región respecto de instalar seremías o direcciones regionales de servicios fuera de Chillán (Coihueco solicitó la Seremi de Agricultura; y Cobquecura la Dirección Regional de Turismo, por ejemplo), es algo que está en estudio según la delegada presidencial.

“Sin embargo, le he planteado a las autoridades locales la importancia de revisar la centralidad tanto de la capital regional, como de las capitales provinciales. A veces está mal entendido el centralismo según la ubicación de los servicios; más bien eso es concentración. La descentralización parte porque haya una inversión mayor y el avance y el desarrollo llegue a todo el territorio más que a una zona puntual, que este caso, podría ser la capital regional. Respecto de la ubicación de los servicios, lo que debemos buscar en Ñuble y a lo que yo apunto, es a que tengamos a la mano los servicios para todos, no solo para una comuna. Hoy tenemos una capital regional que se ubica en el centro de la región, por lo tanto, tiene el mismo acceso para un anillo de comunas. Mi preocupación es que al instalar un servicio regional o seremi en distintas comunas, lo que se hace es que al requerir un trámite, los vecinos tengan que hacer un recorrido más largo, engorroso y caro, que hace gastar tiempo y dinero. Por ejemplo, si un vecino tiene que hacer un trámite en el Serviu, y además tiene que acudir al MOP y a Desarrollo Social, va a tener que ir a distintas comunas, en cambio hoy, incluso en Concepción, los realiza en un solo lugar”, sostuvo la delegada. 

Y ahondó: “Es complejo, cuando además, tenemos comunas extremas. La dificultad de acceso podría ser mayor a la actual. Si cada alcalde espera un servicio o una seremi en su comuna, lo que vamos a provocar es que haya que trasladarse a muchas más largas distancias y los trámites sean mucho más engorrosos. Para ello, necesitamos que los mismos alcaldes se pongan de acuerdo, no tenemos una sola comuna turística o una sola comuna agrícola. Tenemos que lograr que todas estas comunas tengan un acceso fácil a los servicios”, insistió.

Óptimo v/s básico
Los ministerios y servicios aún no definen cuáles serán sus requerimientos en materia de dotación, para comenzar a funcionar en la nueva región. Sin embargo, la Delegación Presidencial les ha encargado proyectar dos escenarios.

“Cada servicio está planteando una dotación para funcionar de manera óptima, el ideal; y por otro lado, están las posibilidades de partir con un staff mínimo. Nosotros creemos que es necesario tener proyectado un “óptimo” para que opere en 2019, y también un número básico de funcionarios para que los servicios partan en septiembre. Incluso, le hemos solicitado a los ministerios que no sea el 6 de septiembre el día uno, que ojalá se adelanten y los servicios partan antes, para poder tener cierto entrenamiento”, planteó Lorena Vera.

Entrega de información
La Delegación Presidencial ha ido respaldando el trabajo que se ha hecho, para así entregar a la próxima administración un documento que permita acceder a la información que se ha recopilado, y también a la información que es necesario proyectar para el resto de la instalación. 

“Espero poder conversar con quien asuma esta tarea, de manera de poder entregar toda la información y la línea de trabajo que se ha sostenido”, manifestó Lorena Vera, quien cree que el proceso de verá afectado por el cambio de autoridad.

“El cambio de Gobierno sí va a afectar el proceso de instalación. Hubiera ocurrido incluso, si el próximo Gobierno hubiese sido de la misma línea política actual. Cuando hay cambios, y no solamente en este equipo, sino también en la Subdere y en todos los equipos, sí o sí, influye. Lo que hay que hacer es todo el esfuerzo para que en el trabajo ministerial -y así se lo hemos pedido a los ministros- haya capacidad para traspasar la información a los equipos para que haya continuidad. Entendemos que en eso varios ministerios van a cumplir, y con otros habrá dificultades, lo que me hace pensar que el proceso de instalación sí se verá influenciado por el cambio de administración”, aseveró la delegada presidencial.

Comentarios