Sebastián Navea se bañó en oro en los Juegos Bolivarianos 2017

Por: Rodrigo Oses 2017-12-31

El pasado 23 de noviembre un taekwondista chillanejo de 22 años protagonizó el gran hito deportivo del 2017 con el que inscribió su nombre en la historia del taekwondo chileno. El imparable Sebastián Navea, de la Academia “Guerreros Sepul”, como capitán de la Selección Chilena de la disciplina, se colgó la medalla de oro en la categoría 58-63 de los Juegos Bolivarianos 2017, que se disputaron en Santa Marta, Colombia.

En el tatami del Coliseo Colegio Coedumag Navea González, por su ranking actual del momento (39º) fue directo a la semifinal de la justa. Allí, enfrentó al exponente local, el colombiano Álvaro Gómez de 26 años, quien venía de derrotar inapelablemente por 21-0 al boliviano Yonathan Caballero. El resultado final con el colombiano fue muy estrecho, se impuso por 10-9 y con ello el seleccionado chileno aseguraba la presea de plata para Chile.

Final electrizante

La definición en el tatami tuvo lugar cerca de las 21 horas de Chile, contra el representante de Perú, Braulio León, quien en su semifinal ganó 23-7 al exponente de Ecuador. Terminaron 0-0 el primer round, 2-0 ventaja de Navea en el segundo y terminó 3-2 arriba el peruano.  Cerraron 5-5 el tercero, por lo que debieron forzar el punto de oro definitorio en una electrizante final.  Resultado, 7-5 y oro para el chillanejo quien cerró de manera brillante su gran año competitivo.

Objetivo logrado

“Súper contento, porque para llegar aquí debí pasar un proceso de selección muy duro, y se logró el objetivo de meterme a una final y más encima ganar el torneo. En semis me tocó con el dueño de casa en lo que fue un combate muy duro por la presión extra, y la final también fue apretada, entretenida y táctica ante Perú, que está creciendo mucho. Ahora solo queda disfrutar y seguir apoyando al equipo”, confesó esa noche desde Colombia el taekwondista local, que finalizó el 2017 en el puesto 37 del mundo en su categoría.

De esta manera, Navea se erigió como el mejor de la selección nacional de taekwondo dirigida por el cubano, Ramón Arias. Fue un gran premio al esfuerzo para el exponente chillanejo, quien a comienzos de año se radicó en el CAR de Santiago, congelando sus estudios de Educación Física en la UBB para dedicarse por completo al deporte.

La apuesta valió la pena porque le reportó variados éxitos esta temporada que se va. Porque además del oro que se colgó en los Juegos Boliviarianos de Santa Marta, Colombia, sumó los cuartos de final en el Mundial de Corea, la presea de plata en el G1 de Canadá, donde sumó puntos para el ránking mundial y el quinto lugar en el Mundial Universitario de Taipei.

“El balance es súper positivo, un año de crecimiento, porque siento que fue el inicio de mi carrera a nivel internacional. Creo que tuve grandes resultados a pesar que uno siempre quiere más, se cerró con un broche de oro en los Juegos Bolivarianos”, reflexiona Navea, quien repasa sus logros del 2017.

“Partimos con el noveno lugar en el Mundial de Corea, el quinto lugar del Mundial Universitario de Taipei, China, medalla de plata en el Abierto G1 de Canadá y el oro en los Juegos Bolivarianos, que en el fondo, fue para lo que se trabajó”, detalla el campeón del tatamí, quien revela cual fue la competencia que lo marcó a fuego este 2017.

“Yo creo que el mundial porque a pesar del noveno lugar, me hizo sentir que con hambre se pueden lograr muchas cosas, me dio la confianza para pararme ante cualquiera en cualquier lugar. También la ayuda del técnico Ramón Arias en la Selección Chilena, quien permitió que subiera mucho el rendimiento, con muchos podios, Chile se ganó un respeto en el taekwondo en Sudamérica. El 2018 voy por los Odesur y el Panamericano Senior”, sentencia el taekwondista de oro.

Comentarios