Los cien años de la hija predilecta de la Región de Ñuble

Por: Sergio Bustos Fotografía: Mauricio Ulloa 08:45 PM 2017-12-30

Ñuble tenía una deuda con su principal folclorista y la conmemoración de sus cien años de nacimiento era la ocasión perfecta para saldarla. A lo largo del país fueron más de 350 actividades programadas entre el 4 de octubre de 2016 y el 4 de octubre del año que termina. 

En 2017 se cumplió además un año de funcionamiento de la Casa de Violeta en San Carlos, el inmueble natal de la artista refaccionado por el Ministerio de Obras Públicas (MOP) a través del Programa Puesta en Valor del Patrimonio ($84 millones) y convertido en un centro cultural que amplió el abanico para el desarrollo de las artes en la capital de la Provincia de Punilla. 

El alcalde de San Carlos, Hugo Gebríe, emitió un decreto que ordenó el embanderamiento de las casas entre las 08:00 y las 18:00 del 4 de octubre, a fin de involucrar a la comunidad en las celebraciones. 

Ese mismo día, en Chillán, la lluvia no empeñó los festejos, y aunque estaba todo dispuesto para que una carpa acogiera gran parte de las actividades musicales en la Plaza de Armas, el hall del Teatro Municipal fue el escenario de los homenajes con  una exposición de pintura en su honor, y luego en la la primera sala, pañuelos al viento, conjuntos folcloricos recordaron las melodías que la hicieron mundialmente conocida y que sonaron con más fuerza que nunca en su Ñuble natal. 

El alcalde de Chillán, Sergio Zarzar, era el encargado de recordar que Violeta Parra vivió parte de su infancia en nuestra ciudad, y que ella siempre lo recordaba, hablando de Chillán, al mundo. Se exhibió el documental “Violeta más viva que nunca” del autor Ángel Parra. 

Luego continuaron la orquesta de San Nicolás y muestras folclóricas. Las miradas del público asistente, fueron cautivadas también por la obra teatral “Violeta, su historia en otra voz”, que puso en escena la vida de la artista ñublensina actuada en lengua de señas,  fruto de la creación artística de la directora general, Lorena Carvajal, quien plasmó en un texto dramático la vida de la cantautora inspirada en varias de sus canciones como “Run Run se fue pa’l norte”, “La petaquita”, “El sacristán” y “Volver a los 17”.

Otra de las actividades más aplaudidas fue el cuenta cuentos “Violeta, de niña a mujer”. La actriz  Lorena Carvajal y una destacada folclorista con el apoyo escenográfico de un libro gigante fueron mostrando y guiando la narración de la vida y la obra poética de  Violeta Parra.

Asimismo, mostrando en toda su magnitud su talento, las socias de la Corporación Mujeres por el Arte de Chillán, presentaron una exposición en homenaje a la folclorista más importante de todos los tiempos. Tita Díaz de Arcaya, hizo canción un texto de Nicanor Parra. “África Foli”, deleitó con sus danzas y espectáculos y lo mismo hizo “Ensemble Takiri”. Cerró la jornada el coro ciudadano de Violeta Parra. En San Carlos se bailaron cien cuecas en honor a Violeta. 

Quinchamalí
Otro de los hitos de este año, fue la presentación de la figura oficial con la que se celebró a Violeta, a cargo de las alfareras de Quinchamalí. El concurso tuvo la finalidad vincularlas con la obra y legado de Violeta Parra, a través de la fabricación de la “Guitarrera del Centenario”, cuyo proceso creativo provocó que se revitalizara la relación cultural y patrimonial con la artista.

La autora de la obra seleccionada, Gabriela García, manifestó sentirse sorprendida con la determinación del jurado. “En Quinchamalí hay muy buenos alfareros, y todos mostramos nuestros trabajos, en esta oportunidad, inspirados por Violeta Parra. Todos salieron son muy bonitos y en todos ella está presente”, dijo emocionada. El objetivo de todas las actividades fue actualizar y poner en valor la figura de cantautora y establecer un vínculo que traspase a varias generaciones, tal como lo dispuso la Presidenta Michelle Bachelet. 

Comentarios