Ciudadanía sumará sus ideas para la confección del Pladeco

Por: Edgar Brizuela Fotografía: Mauricio Ulloa 10:10 PM 2017-12-30

Durante el mes de enero será realizado un taller con actores relevantes de Chillán, a quienes se les pedirán antecedentes sobre el desarrollo futuro de la ciudad, en su rol de capital regional.

Esa fue una de las conclusiones de la reunión sostenida esta semana entre funcionarios municipales y representantes de la Universidad del Bío-Bío, con el fin de avanzar en la ejecución del Plan de Desarrollo Comunal (Pladeco).

Andrés Acuña, académico jefe del Pladeco, agregó que la esperada fase de participación ciudadana, la segunda del proceso, comenzará durante el mes de marzo, tras el receso de vacaciones.

Recalcó el académico de Concepción que es altamente probable que el instrumento de planificación que contrató la ciudad sea entregado durante el mes de abril.
Además aclaró que si bien el plazo inicial de entrega del Pladeco eran seis meses, los que se cumplían en noviembre, eso no incluye los plazos de revisión de informes por el municipio,  donde los tiempos se paralizan según normas del contrato y vuelven a marchar al darse el visto bueno a aquellos.

Este viernes el decano de la Facultad de Ciencias Empresariales de la UBB, Benito Umaña Hermosilla, destacó el hecho que con los pasos que se han dado en las últimas semanas el plan entra en una fase decisiva.

El decano subrayó que como consecuencia del compromiso asumido con la municipalidad y la ciudad, se pondrán a disposición del proyecto los profesionales más capacitados.

La Universidad del Bío-Bío, sostuvo, tiene una amplia experiencia en la elaboración de este tipo de instrumentos de planificación, por lo que no parecía ser una alternativa dejarlo de lado, tras críticas surgidas al interior del municipio cuestionando la calidad del equipo a cargo de desarrollarlo.

Al contrario, el espíritu que parece haberse impuesto es el de producir el mejor mecanismo de planificación de la ciudad.

Un tema de peso y que incide sobremanera en las acciones que serán desarrolladas es el hecho que Chillán será capital regional, para lo cual se requiere planificación de alto nivel.

En consonancia con ello el municipio chillanejo espera un diagnóstico de calidad y sobre todo una proyección de alto vuelo para los próximos años.

Esto último tiene que quedar estampado en la matriz de proyectos que comenzó a ser modelado por el alcalde, concejales y funcionarios del municipio chillanejo, quienes participaron en jornadas internas de análisis del Pladeco anterior y visualización de nuevas iniciativas.

Primer informe
Justamente estos insumos dieron forma al Informe Nº 1, que fue extensamente estudiado por el municipio y que generó aprensiones internas y ocasionó retrasos en su aprobación.

Si bien el Informe 1 aún no estaría completamente concluido, solo detalles restan para que sea validado y comience la fase 2.

En esta etapa crucial será la comunidad organizada la que está llamada a presentar ideas, sugerencias y proyectos a través de un modelo predeterminado y validado técnicamente.

La  municipalidad busca que la firma se centre en al menos tres áreas, como son realizar “un diagnóstico del estado actual de la comuna, diseñar prospectiva y participativamente el proyecto comunal,  e instalar capacidades, de modo que la participación se transforme en una constante de la conducción estratégica de la comuna”.

La municipalidad busca que los distintos actores de la comuna se transformen en sujetos activos en la construcción del futuro, de tal manera que puedan apoyar la planificación estratégica. 

“En el fondo, la planificación aporta claridad de visión para detectar y diferenciar entre ventajas comparativas y ventajas competitivas. Son precisamente las segundas las que se encuentran relacionadas con la construcción social de la comuna, a través de estrategias que demandan claridad para mejorar el potencial local” manifiesta el municipio.

El fundamento central del proyecto es identificar factores críticos sobre los cuales se debería intervenir para robustecer la capacidad competitiva comunal a través de acciones sistémicas que generen y aumenten impulsos innovadores permanentes.

Como objetivo general aparece detrás del Pladeco, “la construcción de un marco de referencia para la toma de decisiones y las acciones futuras, tanto en materias de inversión como de regulación en el uso del territorio y de los recursos, anticipándose a las transformaciones que aquellas producen”.

Comentarios