“Gané el oro con cinco meses de embarazo”

Por: Rodrigo Oses Fotografía: Victor Orellana 2017-12-30

Catalina Bravo, la atleta hurtadiana multicampeona del lanzamiento del disco, protagonizó una historia increíble durante el año 2017, que decidió revelar.

Se ve tranquila. Madura y asumiendo su nueva etapa. Feliz y con ilusión. Emocionada y expectante.

Durante los Juegos de la Araucanía 2017 la deportista, nativa de Parral, que forjó Samuel Caroca en el Colegio Padre Hurtado, compitió con cinco meses de embarazo y logró lo que parecía imposible.

Ganó la medalla de oro y demostró que en estado de gravidez, con ciertos cuidados, supervisión médica y regulaciones, la mujer puede hacer deporte de alto rendimiento.
De hecho la campeona olímpica y mundial, Valerie Adams, lanzó la bala hasta las casi 40 semanas de gestación.

Esta nueva etapa la obligará a “congelar” su exitosa carrera deportiva el primer semestre del año 2018, pero recalca que la retomará en julio con la ilusión de llegar a los Juegos Olímpicos.

-¿Cómo viviste los Juegos de la Araucanía estando embarazada y con la obligación de reeditar tu medalla de oro en el disco?
-Fue bastante complicado en realidad. Primera vez que competía embarazada, los cuidados fueron al máximo, con permiso del médico previamente, una buena alimentación y las cargas de entrenamiento fueron disminuyendo. Me sentí cómoda en la competencia, en las semanas previas habíamos disminuido el trabajo con las pesas y los lanzamientos ya que era contraproducente para todo esto, pero me sentí súper bien y tuve harto descanso y mucha elongación, que es lo que me recomendaron.

-¿Ahora qué pasará con tu carrera? ¿Cómo combinarás los cuidados con tu proyección como atleta?
-Seguimos entrenando con el permiso del médico, pero bajando un poco las cargas, Samuel Caroca me hizo un plan especial para seguir haciendo pesas y seguir haciendo las cosas que se deben hacer en este tiempo y la proyección atlética sigue igual, aunque el primer semestre será más de descanso, preparación y coordinación del parto de mi bebé y los tiempos, pero seguimos entrenando para retomar las competencias en el segundo semestre y buscar mi clasificación a los Juegos Olímpicos Tokio 2020.

-¿Cómo te proyectas como mamá?
-Será bastante complicado, me ha costado un poco asumirlo, no estaba preparada, pero igual estoy emocionada y preparándome. ¿Cómo se llamará? Ya tiene nombre. Se llamará Martín. Igual estoy feliz y emocionada por todo lo que pasará, porque sé que después voy a salir adelante.

-¿Y tú madre Jacqueline, te da consejos?
-Mi mamá sí, aunque estuvo bien complicada con la noticia, no es para menos, tengo 18 años, pero está feliz, porque sabe que será bueno para la familia y claramente me apoya en todo, me dice que siga entrenando y que esta es una etapa más de mi vida y uno tiene que enfrentarlo.

-¿Asumes que ser madre a los 18 años te cambiará la vida y quizás tu carrera atlética tendrá un giro?
-Sí, tengo 18, voy a cumplir 19, tenía planes de irme al extranjero, pero van a tener que esperar un poco por el tema de mi embarazo. Pero creo que seguirá en pie, se me complicará un poco, pero soy una mujer fuerte y creo que lo podré hacer, lo voy a asumir y daré todo por mi hijo y por mí. Ahora hay alguien más por quien luchar.

-Igual demostraste que con un embarazo a cuestas se puede hacer deporte con supervisión médica y regulaciones.
-Sí, acá en Chile es como un tabú el tema del deporte estando embarazada, pero afuera es súper normal. Valerie Adams tuvo hace poco un bebé y siguió entrenando hasta las semana cuarenta. Hay varias deportistas que han competido con cinco o seis meses de embarazo y es hasta lo que se recomienda. Luego seguir entrenando hasta el octavo mes y en el último mes parar. Creo que es algo que me motiva más, no puedo detener mi vida porque quedé embarazada, sino que tiene que acostumbrarse y vivir este lindo momento.

Comentarios