Accidentes fatales muestran fuerte baja en rutas mejoradas

Por: Felipe Ahumada Fotografía: Victor Orellana 09:40 PM 2017-12-29

Hasta las 08.00 horas del martes 2 de enero se mantendrá el plan de contingencia especial de Carabineros para evitar accidentes en las rutas de Ñuble, y que significará la presencia de fiscalización de la SIAT por la Ruta 5 Sur y la del Itata, además de contingentes de dieversos destacamentos de la región en los respectivos caminos secundarios.

Uno de los propósitos de esta labor es mantener la baja histórica en siniestros fatales, considerando que en comparación a esta misma fecha del 2016, en Ñuble se ha registrado una baja del 14%, es decir, de 75 víctimas se descendió a 64.

Y el 2016 fue la primera vez en cinco años que se terminaba con menos accidentes mortales que el año antecesor.

Desde 1997 a la fecha, el año con menos accidentes ha sido el 2002, con 58 casos.

Le siguen el 2011, con 59, el 2001, con 60; y los años 2003 y 2004, con 68 casos, respectivamente.

El más fatal fue 1999, con 88 víctimas.

Es decir, de no haber más accidentes con resultado de muerte en los próximos tres días, este 2017 se ubicaría entre los tres años con menos siniestros fatales, y el de menos incidencias de este tipo desde el 2011.

“Nosotros como Carabineros estamos poniendo todo de nuestra parte, haciendo estudios georreferenciales para optimizar nuestros recursos, haciendo campañas de concientización con organismos  como el Senda y las concesionarias de las Ruta 5 Sur y la del Itata. Ahora, el llamado es al conductor para que no beba si debe manejar, ya que los dos casos fatales que tuvimos para Navidad, fue por causa del consumo de alcohol”, comentó el capitán Carlos Cortés, jefe de la SIAT Ñuble.

Atropellos y ruralidad
Pese al descenso de 14%  en materia de víctimas fatales comparado al año pasado, el capitán Cortés es claro en precisar que “esta baja se encuentra principalmente en aquellas rutas que han sido intervenidas, es decir en aquellas a las que se les ha hecho mejoras como la N-59, del camino a Yungay o la misma Ruta 5 Sur, sin embargo en los caminos secundarios o los rurales, las cifras prácticamente se mantienen”.

Finalmente, desde la SIAT destacaron que las muertes por atropellos siguen representando la causa más repetida.

Este año van 21 casos (el 2016 hubo 26, y el 2015, 22). “De nuevo acá nos encontramos en la mayoría de los casos con el problema del consumo de alcohol y la ruralidad. No es poco común que las personas transiten ebrias por caminos en donde no hay iluminación y hasta tenemos casos de personas que se han dormido o caído en un camino de esos de ripio y sin luz, siendo atropellados”.

Comentarios