“Ñublense no tiene política deportiva en las series menores”

Por: Rodrigo Oses Fotografía: R. Oses 10:05 PM 2017-12-28

No se guardó nada.

Ari Reyes Camarena, ex jugador de Ñublense, y hasta hace algunos días preparador físico de las series cadetes de Ñublense, denunció una serie de irregularidades que marcan el trabajo de las series menores del club, en entrevista exclusiva con “Dimensión Deportiva” de Radio La Discusión 94.7 FM.

El saliente profesional, quien fue desvinculado sorpresivamente tras la negativa evaluación de su trabajo técnico que hizo el gerente deportivo Rubén Espinoza, fue enfático a la hora de revelar las falencias que tiene el funcionamiento de la cantera “diabla”.

“Lo reafirmo, Ñublense no tiene política deportiva en las series menores. No les interesa. Los cadetes solo existen para cumplir con la ANFP. Te lo aseguro, si Ñublense bajaba a la Segunda División Profesional, desaparecía cadetes, porque no les interesa, no hubiesen invertido”, disparó Reyes, quien conoció por dentro la realidad de los “diablitos”.

Sobre su sorpresiva salida, entregó detalles. “Lamentablemente es una constante, cuando hay un profesional que agita un poco el agua en la interna del club, se toman estas decisiones. De hecho, ustedes dijeron aquí que se habían atrasado dos meses en el pago de sueldos y apuntaron a mí que había filtrado la información y no fue así. Involucraron otros aspectos personales. Se me dio una respuesta técnica, porque me evaluaron mal como preparador físico, cuando teníamos cuatro balones para trabajar con los chicos y nunca hicieron nada, no eran proactivos. Cuando no teníamos cancha, teníamos que entrenar en Quilamapu. Y se vio reflejado que cuando no entrenábamos en cancha de pasto bajábamos el rendimiento”, detalló el preparador físico.

Sin colaciones
Reyes reveló que los cadetes, en varios partidos, no tuvieron colaciones. “Durante cuatro partidos, disputando la punta, y con un tremendo desgaste físico, los chicos no tuvieron colaciones. Ese costo es del club, porque la ANFP paga el viaje, el hotel, la comida, pero la colación es costo del club y no sale más de 70 mil pesos. Teníamos que pedirle a los niños que llevaran su colación. Yo una vez hablé con el coordinador, para gestionar que nos dieran colación gratis para todo el año, pero debíamos tenerlo como sponsor todo el año y me dijo ‘ya, pero consíguete para todas las series”. Así no se puede. Ñublense tiene las puertas cerradas en todos lados. Nos decían ‘no, Ñublense nos debe plata. No,  Ñublense es sociedad anónima y debe pagar”. 

Atraso en el pago de los sueldos
El profesional cuenta que varias veces demoraron el pago de los sueldos.

“Se nos juntaron dos meses impago. Y les molestó que yo fuera a presionar al contador para que me pagaran mi sueldo. Después se agarraron de temas personales, porque a un apoderado le mandé a hacer un cóctel, me atrasé en pagarle y a otro apoderado le tuve que pedir fiado, pero luego le pagué. Eso les molestó, pero a mí me dieron un argumento técnico, que mi trabajo era más de lo mismo, cuando bajo mi trabajo no tuve ninguna lesión muscular”, expresó.

Finalmente Ari Reyes calificó de “deficiente” el trabajo de Rubén Espinoza como jefe técnico de cadetes y confesó que las escasas reuniones con él eran improductivas. “Llegaba con el cuaderno en blanco y se iba con el cuaderno en blanco, no había propuesta ni planificación. Aquí no hay un plan de desarrollo del fútbol joven”, sentenció.

Comentarios