UdeC integra equipo que investiga grandes terremotos

Por: La Discusión Fotografía: UdeC 09:00 PM 2017-12-27

La máxima indica que predecir un terremoto con certeza es prácticamente imposible. Sin embargo la sismología ha comenzado a generar con mayor frecuencia mecanismos para acercarse a una respuesta sobre la proximidad del siguiente evento sísmico. 

Es así como la huella de un sismo de magnitud puede resultar fundamental. 

Entender la periodicidad de los terremotos y las áreas en que se producen, es en esta línea, uno de los objetivos fundamentales de los investigadores del Núcleo Milenio “El Ciclo Sísmico a lo largo de Zonas de Subducción” (Cyclo), proyecto de la Iniciativa Científica Milenio creada y financiada por el Ministerio de Economía. 

El equipo de 30 investigadores está formado por científicos de las universidades de Concepción, Austral de Valdivia y Católica de Valparaíso, al que pertenece la doctora en Ciencias Físicas del Departamento de Geofísica de la casa penquista, Ignacia Calisto.    

El grupo de investigadores tuvo su primera reunión extendida en noviembre, ocasión en que se expuso cada una de las líneas de trabajo que se sintetizarán en una labor de tres años -que se puede ampliar a seis- para comprender cómo la estructura geológica en las zonas de subducción controla la ocurrencia de sismos y cuáles son las áreas o segmentos más propensos a que puedan generar sismos de determinada magnitud y por qué. Es decir, se pretende saber la periodicidad en la acumulación de energía debido a la presión ejercida por la convergencia de las placas tectónicas.

La investigación propone tres preguntas: ¿cuáles son los períodos de recurrencia de grandes terremotos en un segmento particular?, ¿qué tan permanentes son los segmentos y los límites de ruptura de los grandes terremotos?, y ¿cuál es la respuesta de la placa superior al ciclo sísmico interplaca?

Una de las tareas es conocer, por lo tanto, la recurrencia pasada de terremotos. Como en el caso de la mayoría de los sismos no hay registros instrumentales, se trabajará en el registro de tsunami provocados por estos terremotos. Y es que en el caso de los maremotos la costa conserva capas de arenas y otros sedimentos arrastrados por las grandes olas. 

Equipo
El equipo es dirigido por el Dr. Daniel Melnick d’Etigny, geólogo de la U. Austral; quien es secundado por el geólogo del Departamento Ciencias de la Tierra de la U. de Concepción, Dr. Andrés Tassara Oddo; completando el equipo de investigadores principales el doctor en Ciencias Ambientales Marco Cisternas Vega y el doctor en Recursos Naturales y Ciencias de la Vida Bruno Mazzorana. También forman parte del equipo Joaquín Cortés, de Ciencias de la Tierra de la U. de Concepción; y el ingeniero especializado en Riesgo Sísmico Gonzalo Montalva.

Interplacas 
El proyecto Cyclo comenzará estudiando los terremotos del centro y centro-sur de Chile (2015, 2010, 1960 y 1906), y luego el norte (1922 y 1877); además de los sismos interplacas, es decir, los que se producen por fallas dentro de la placa continental o corticales. Terremotos de este tipo son los dos que se produjeron el 11 de marzo de 2010, con epicentro cerca de Pichilemu, que cuando son de mayor magnitud son muy destructivos, como el de Chillán de 1939. Por ello se estudiará también la Falla de Pichilemu y la gran Falla de Liquiñe-Ofqui, con una extensión de 1.200 kilómetros en el sur de Chile.

Comentarios