Datos del Censo confirmarían padrón “abultado” en Ñuble

Por: Isabel Charlin 10:05 PM 2017-12-27

Participación en la nueva región aumentaría en más de siete puntos, de 52,8% a 60,4%

Caso de mesa en Chillán donde apoderada contabilizó cerca de 100 personas mayores de 110 años refleja las inconsistencias del actual sistema de depuración

Previo a la segunda vuelta presidencial del 17 de diciembre pasado, LA DISCUSIÓN informó el caso de la mesa 1M de la Escuela Los Héroes de Chillán.

En ella, según pudo constatar la apoderada Eugenia Aguilar, cerca de 100 de sus 327 potenciales electores, tendrían actualmente más de 110 años, tomando en cuenta sus RUT, que iban desde el número 11.000 hasta el 600.000, entre ellos, el pianista chileno Claudio Arrau, quien falleció en 1991 y hoy tendría 114 años.

La denuncia efectuada por la apoderada apuntaba a las inconsistencias del padrón electoral, que pese a las constantes auditorías, no ha logrado depurarse por completo, tejiendo un manto de dudas sobre las reales cifras de participación electoral.

Ahora fue el turno del Censo 2017 de corroborar esta situación.

De acuerdo al último padrón auditado publicado por el Servel a fines del mes de agosto de 2017, la Región de Ñuble posee 411.888 potenciales electores, es decir, personas mayores de 18 años que están posibilitadas para sufragar en el territorio.

Según el Censo 2017 entregado el viernes pasado, la población total de la Región de Ñuble asciende a 480.609 personas. De ellas, 127.643 tienen entre 0 y 19 años. Calculando de manera proporcional el número de personas que tienen entre 18 y 19 años (6.751 aproximadamente), se obtiene que en Ñuble los menores de 18 años son 120.892; por ende, los mayores de 18 años, habilitados para votar ascienden a 359.717 personas. Es decir, el padrón contiene a 52.171 personas más que las que están en condiciones de sufragar.

En la pasada segunda vuelta presidencial concurrieron a las urnas 217.585 electores. De acuerdo al padrón del Servel, correspondió a una participación de un 52,8% -la más alta del país-; sin embargo, si se tomara en cuenta la cifra que arrojó el Censo, el porcentaje aumentaría a 60,4%, o sea, 7,6 puntos más.

Lo que dice el Servel
Consultado el Servel del Bío Bío respecto de las inconsistencias del padrón electoral, y específicamente, por la aparición de votantes de más de 100 años en las mesas; el organismo respondió que de acuerdo a la ley Nº 18.556, Orgánica Constitucional sobre Sistema de Inscripciones y Servicio Electoral, refundida por el Decreto con Fuerza de Ley Nº 2, del Ministerio Secretaría General de la Presidencia del año 2017; se entrega al Servicio Electoral la función de mantener el Registro Electoral, instrumento de carácter permanente, que contiene la nómina de todos los chilenos que cumplen con los requisitos para sufragar (mayores de 18 años y sin haber sido condenados a pena aflictiva).

Bajo este contexto normativo  el artículo 13 de la citada ley dispone que “el Servicio Electoral deberá mantener actualizado el Registro Electoral considerando, entre otras circunstancias, el fallecimiento de una persona inscrita, que deberá ser eliminada del registro”, precisando en su artículo 14 que para estos efectos “el Servicio Electoral tendrá acceso directo y permanente a los datos electorales que el Servicio de Registro Civil e Identificación tenga de las personas cuyas defunciones hubieren sido registradas en el mes inmediatamente anterior”, es decir, hasta el 20 de agosto de 2017, para el pasado proceso electoral.

Según el Servel, “tanto la mantención y actualización del registro electoral, como la elaboración del padrón electoral, están determinados por supuestos fácticos y jurídicos obtenidos de la información y los antecedentes proporcionados por diversos organismos públicos, particularmente del Servicio de Registro Civil e Identificación, lo que por mandato expreso de la ley constituyen la fuente de datos que debe utilizar el Servicio, para la confección de los referidos instrumentos. Sin perjuicio de lo anterior, ambas instituciones desarrollan coordinaciones permanentes, a fin de mejorar los mecanismos de transmisión de datos y detectar inconsistencias del proceso. Estas acciones incluyen mejoras tecnológicas, flujos de traspaso, perfeccionamiento de los mecanismos de filtros de datos, entre otras”.

Cabe destacar que dentro de los 10 días siguientes a la publicación de los padrones electorales con carácter de auditados, cualquier persona natural, partido político o candidato independiente, puede pedir al Tribunal Electoral Regional la exclusión de quien figure en el padrón electoral en contravención a la ley.

“No se trata de negligencia”
El presidente del Consejo Directivo del Servel, Patricio Santamaría, manifestó hace algunas semanas sobre este punto que “nosotros solo podemos eliminar del padrón a las personas que el Registro Civil nos certifica su defunción. No se trata de negligencia ni de un tema tecnológico. Se trata de que el Registro Civil no puede certificar la muerte de estas personas por diversas razones: no pueden asignar los datos recibidos a los antecedentes de nacimiento (faltan nombres, fecha o comuna de nacimiento); pueden ser personas que fallecieron en el extranjero, y su defunción no se inscribió en Chile, por lo que el Registro Civil no tiene constancia de ello (que podría ser el caso de Claudio Arrau); o son personas detenidas desaparecidas, que para todos los efectos legales siguen estando vivas, y no corresponde excluirlas administrativamente”, afirmó la autoridad.

Comentarios