Este miércoles comienza formalización por fraude en Chillán Viejo

Por: Felipe Ahumada Fotografía: La Discusión 09:35 PM 2017-12-27

Con licencia médica, en Santiago, y aquejado por un problema renal que le ha significado estar en procedimientos de diálisis, se encuentra aún el alcalde de Chillán Viejo, Felipe Aylwin, uno de los 10 funcionarios de esa municipalidad que forman parte de los imputados por el delito de fraude al Fisco y cuya formalización se realizará este miércoles en el Juzgado de Garantía de Chillán.

Por la situación de salud descrita todo apunta a que el jefe comunal sería uno de los cinco imputados que hasta mediados de este mes no habían sido notificados para comparecer a la audiencia que solicitó el fiscal Álvaro Serrano, jefe del Ministerio Público de Yumbel, unidad que tomó la investigación, toda vez que la de Chillán se autoinhabilitó debido a que la cónyuge de Aylwin trabaja como sicóloga en esta repartición pública.

Junto al jefe comunal, quienes no habían podido ser notificados para asistir a la audiencia que tiene hora para las 08.30 de este miércoles, son Francisco Fuenzalida, abogado del Juzgado de Policía Local de Chillán Viejo, Lya González, Susana Fonseca y Jorge Andrés León Sánchez, este último quien sería uno de los principales responsables de las irregularidades administrativas cometidas entre 2012 y 2013 y que terminaron con la desaparición de más $80 millones de las arcas municipales.

Quienes sí fueron notificados, y por lo tanto pesa una obligación legal de asistir, son María Gabriela Garrido, Paola Araya y el administrador municipal, Ulises Aedo, los tres que presentaron la primera de las querellas por fraude al Fisco que recibió, en 2014, el Juzgado de Garantía a través del abogado Ricardo Robles, quien sin embargo, a partir de el último trimestre de 2017, solo representará en el estrado a Ulises Aedo.

“Mi representado es completamente inocente de todos los cargos que se le imputan y eso lo dejaremos establecido”, ha dicho Robles respecto al administrador.

El abogado insiste en que “lo que acá tenemos es un tremendo desorden administrativo, pero hemos estudiado la carpeta y la verdad no vemos elementos constitutivos de delitos, aunque sé que eso es materia que se debe definir en el proceso judicial que se viene”.

Además, tanto Paola Araya como María Gabriela Garrido desistieron de las querellas que presentaron en 2014.

Finalmente, dentro de los que sí fueron notificados están Ignacio Moreno Seguel y la única de la lista que no es funcionaria municipal, Silvana Ríos, cuyo abogado Rodrigo Vera Lama aclara que “ella está acá por mera desprolijidad en la investigación, ya que su padre, quien es dueño de unos buses que prestaron servicios al municipio, puso el nombre de mi cliente como representante legal de la empresa, sin embargo es él quien hizo los tratos y no mi clienta”.

Comentarios