Alcaldes confían en revertir decrecimiento poblacional

Por: Jorge Chávez 02:25 PM 2017-12-24

Preocupados por el fenómeno emigratorio que vienen sufriendo sus comunidades, se encuentran los jefes ediles de las localidades ñublensinas impactadas por el descenso poblacional. Si bien la inquietud de las autoridades ha sido constante en los últimos años, los resultados arrojados por el Censo 2017 los ha obligado a retomar la problemática con el objetivo de buscar alternativas de solución al particular tema social. De acuerdo a los datos oficiales entregados por el Instituto Nacional de Estadística (INE), son ocho las comunas de Ñuble en donde la cantidad de habitantes ha disminuido en los últimos 15 años.

Entre un 0,2% y 11,9% menos de población respecto a lo registrado con el Censo 2002, cuentan este año Cobquecura, Portezuelo, Ninhue, Coelemu (de la Provincia de Itata), El Carmen, San Ignacio, Pemuco (provincia de Diguillín) y Ñiquén (Provincia de Punilla). Pese a que lamentan los índices demográficos negativos de sus ciudades, los alcaldes confían en que con la instalación de la Región de Ñuble en septiembre próximo, las estadísticas mejorarán para sus localidades.

Factores

“Es una problemática que nos tiene preocupados, pero se debe a la falta de oportunidades laborales dentro de la comuna(...); hoy prácticamente no quedan terrenos cultivables, por lo que la gente no tiene otra opción que educar a sus hijos y hacerlos emigrar para tener otras fuentes de empleo”, opinó Julio Fuentes, jefe edil de Cobquecura que lideró la estadística negativa en Ñuble con 11,9%.

El funcionario público recalcó que las cifras del INE correspondientes a su ciudad están íntimamente ligadas al tema laboral, es por eso que, añadió, están orientando todos sus esfuerzos en desarrollar el turismo y así convertir esa actividad como el principal motor de desarrollo comunal. Julio Fuentes enfatizó que este anhelo tomará mayor impulso con la instalación de la Región de Ñuble, por lo que se mostró expectante con el hecho histórico que se vivirá en los primeros días de septiembre del 2018.

“La única vocación que tiene ahora Cobquecura es el turismo, por eso estamos educando a nuestra gente para que tome conciencia en este importante rubro que permitiría estabilizar la economía y lograr que las próximas generaciones se queden en nuestra comuna. Al crearse la Región de Ñuble dará una señal de descentralización para las comunas que la integran y será una gran oportunidad para que se valore y explote de forma responsable los 52 kilómetros de costa que tenemos”, enfatizó.

Portezuelo es la segunda ciudad ñublensina con mayor caída poblacional, al anotar un decrecimiento del 11,1%. A juicio de su alcalde, René Schuffeneger, el fenómeno se venía advirtiendo desde al menos tres décadas. “Se debe a la migración de la población joven que busca otros horizontes y también a la baja de la natalidad(...), obviamente nos gustaría revertir esta situación para que la gente se quede”, advirtió.

El jefe comunal admitió que, como municipio, poco o nada pueden hacer para evitar que las cifras mantengan su tendencia al alza; no obstante, apuesta por la Región Ñuble.

“Veo una oportunidad si es que es administrada como corresponde y podría ser uno de los factores que detengan esta tasa de decrecimiento que estamos viviendo, gracias al polo de desarrollo que se generarían al interior de las comunas desde el punto de vista económico, lo que permitiría retener más gente en nuestra zona”, comentó.

En alerta

Coelemu tuvo un porcentaje de descenso poblacional de 0,5% en 15 años; si bien la cifra es marginal, el jefe edil, Alejandro Pedreros, advierte que igualmente los obliga a que se planteen alternativas para frenar y revertirlas .

 “Todos esperamos que la Región de Ñuble ayude a frenar este problema. A mí no me gustaría que en unos años más estemos levantando un nuevo movimiento ciudadano para separarnos de Chillán por ejemplo(...), cuando una persona encuentra la infraestructura y servicios necesarios para satisfacer sus requerimientos y una fuente laboral estable, no tiene ninguna razón para emigrar a un centro urbano más poblado”, explicó.

Por su parte Osiel Soto, alcalde de San Ignacio en donde el retroceso poblacional fue de 0,2%, confía en que en los próximos años las estadísticas serán positivas.

Comentarios