Los planes que tiene Chile Vamos para la Región de Ñuble

Por: Isabel Charlin Fotografía: La Discusión 08:45 PM 2017-12-23

La instalación de la Región de Ñuble se verá interrumpida inevitablemente por el cambio de Gobierno, el próximo 11 de marzo.

El trabajo encabezado hasta ahora por la delegada Presidencial, Lorena Vera -designada por la Presidenta Michelle Bachelet-, deberá continuar en manos de quien designe el Presidente Sebastián Piñera, y con ello, los énfasis cambiarán.

Lo dijo el senador de la UDI, Víctor Pérez -quien ha sido el más conciliador a la hora de hablar de la salida de Lorena Vera, privilegiando la visión de Estado del proceso-, el mismo día del triunfo de Piñera.

“La Región de Ñuble no es de unos o de otros, pese a que se hizo creer que era de la Nueva Mayoría. No, es de todos; por lo tanto, si se hace una labor eficaz, eficiente, todos tenemos que seguir trabajando unidos”, manifestó el legislador, adelantando  el principal sello del proceso, en manos de Chile Vamos, será la eficacia.

“La llegada de Sebastián Piñera asegura eficacia en la instalación de la región, vamos a privilegiar la capacidad de las personas para que asuman los desafíos que vienen. He estado en distintas partes, y he escuchado las aspiraciones de la gente, y la única respuesta posible por parte del Estado es capacidad de gestión efectiva, y eficiencia. Si no tenemos la capacidad de generar proyectos, las expectativas de la gente no se van a cumplir”, aseveró, reiterando el carácter unitario del trabajo que viene.

Relevancia a los concursos públicos

El diputado electo de RN, Frank Sauerbaum, cree que apenas asuma el nuevo Gobierno, “hay que poner el foco en conseguir los recursos para los proyectos del 2018 y no depender de la generosidad de la Región del Bío Bío”.

Y agregó: “debemos buscar a los profesionales que lideren una instalación participativa, que considere a quienes tienen experiencia, como los actuales cores de Ñuble. Tenemos que generar una identidad y compromiso de la ciudadanía en esta instalación. Hay que poner el sello de eficiencia y buena gestión característica del Presidente Piñera, en busca de resultados concretos”.

Respecto de los perfiles de profesionales que se buscarán para llenar los nuevos cargos, Sauerbaum afirmó que “deben ser de profesionales capacitados, y ojalá, con experiencia política. La idea es que todos sean considerados, independiente si son miembros de Chile Vamos o independientes afines a nuestras ideas. No tengo duda que el Presidente Piñera le dará relevancia a los concursos públicos para instalar la Región de Ñuble,  con profesionales de buen nivel”, manifestó.

A juicio del diputado electo de RN, el nuevo delegado debe conocer la realidad de Ñuble, a los diversos actores, y contar con capacidad de gestión. 

“Debe tener capacidad de diálogo y ser capaz de integrar el ámbito académico, social, gremial y político en la instalación de Ñuble, para hacerlo participativamente y darle valor al distinto conocimiento de estos sectores. Ojalá entienda que el delegado no  debe tener  agenda propia, sino que es la del Gobierno. Idealmente, si el liderazgo ejercido y los buenos resultados proyectan a este delegado como candidato a intendente regional, nosotros estaremos apoyándolo”, planteó.

Complementar lo técnico y lo político

Juan Manuel Santa Cruz, coordinador local de Evópoli, cree que la prioridad del Gobierno en torno a la Región de Ñuble debe ser resolver los temas técnicos y administrativos, para que el nuevo Gobierno Regional esté operativo en septiembre del 2018. 

“El desafío en este sentido es titánico, no solo porque hay que contratar a centenares de funcionarios y tener a disposición la infraestructura para recibirlos, sino también porque uno quiere que estos nuevos funcionarios trabajen articuladamente al servicio de la ciudadanía, y esto es una tarea muy compleja de realizar”, dijo. 

Santa Cruz cree que también es importante empoderar al ñublensino para que tome las riendas del desarrollo de su región. 

“No será un estudio hecho por una consultora  el que responderá qué queremos ser como región y para dónde tenemos que ir, sino que somos nosotros quienes tenemos que responder eso. Por lo tanto, creo que debemos seguir con los encuentros ciudadanos que ha comenzado Lorena Vera, y agregar el sello que el Presidente Piñera nos ha pedido como sector: trabajar unidos, generando diálogo con otras fuerzas políticas y la ciudadanía, y buscando acuerdos que nos permitan vivir tiempos mejores”, aseveró.

En torno a cómo elegir a quienes colaborarán con el Gobierno, el líder de Evópoli sostiene que el servicio público tiene un sinfín de perfiles distintos. 

“Para cargos de confianza y liderazgo, por supuesto que el criterio político es muy relevante, pues han de ser personas leales al Presidente y su visión política. Al mismo tiempo, no se puede descuidar la preparación técnica de esas personas, de tal manera que desempeñen sus funciones con excelencia. Ahora, para cargos técnicos, debemos buscar a la personas más competentes para ese trabajo, en que la expertise del funcionario en el área en que se desempeñará es la clave. En este tipo de cargos son bienvenidos tanto los independientes, cómo las personas de partidos, y personalmente, creo que los concursos públicos son un buen mecanismo para seleccionarlos”, dijo.

Respecto del perfil que debiera tener el próximo delegado(a) Presidencial, planteó que “esta autoridad tendrá el desafío administrativo y técnico de dejar a septiembre del 2018 el Gobierno Regional operativo, por lo tanto, es importante que complemente bien competencias políticas con competencias de gestión y administración. Al mismo tiempo, es importante que tenga buenas redes en el gobierno central, pues por mucho que seamos región, todavía en el proceso de instalación se requiere de mucho apoyo del gobierno central. Por último, ha de ser muy cercano a la gente, ya que debe orquestar las expectativas y sueños de los ñublensinos(as), y subirlos al carro de ser región, con identidad y cultura propia, y con una visión de futuro compartida”, manifestó.

Dos etapas

El diputado electo de la UDI, Gustavo Sanhueza, identifica dos grandes etapas en el proceso de instalación de la nueva Región de Ñuble.

“La primera, que comenzó en septiembre y termina en marzo, relacionada con el diagnóstico y construcción de un plan general de instalación y, la segunda, hasta septiembre de 2018, que impone dos desafíos fundamentales: la implementación operativa de la región y la definición de una estrategia regional de desarrollo”, sostuvo.
Según Sanhueza, el foco del nuevo Gobierno debe estar en realizar los ajustes definitivos al Plan General propuesto por la Delegación, en términos de personal, infraestructura y presupuestos; ejecutar la instalación de las Secretarías Regionales Ministeriales, direcciones y servicios públicos y definir la estrategia regional de desarrollo, “que debió haberse establecido con anterioridad al Plan de Instalación”. 

“Nos parece un retraso negativo para un instrumento que será fundamental en el desarrollo futuro de Ñuble y que en cierta medida orienta la organización de la región. Acá comenzamos al revés, iniciamos la instalación antes de definir una estrategia compartida”, afirmó.

Para el diputado electo de la UDI, “dado el poco tiempo que tenemos a partir de marzo para asumir estas tareas que son fundamentales, el sello de Chile Vamos debe ser la capacidad de gestión y un alto grado de eficiencia para lograr articular las necesidades organizativas de cada repartición, con los recursos humanos, físicos y financieros que son necesarios para su funcionamiento”.

Y recalcó: “Hay que establecer un principio básico que debemos respetar. La Región de Ñuble no puede ser un botín político como criterio superior a la capacidad profesional, técnica y valórica de las personas. Marcada esa regla superior, debemos hacer la distinción de los cargos que en esencia son más políticos, como las 16 secretarías regionales ministeriales que están formuladas en el plan, o los cargos de confianza directa del Presidente, como el intendente y los gobernadores. Sin embargo, hay otros cargos directivos que requieren un perfil más profesional o técnico, como las direcciones y servicios públicos. En estos casos, se requiere adoptar el sistema de Alta Dirección Pública para los cargos superiores, pero también soy partidario de aprovechar la experiencia de funcionarios de carrera que deben conformar la base de cada dirección. Ejemplos hay varios, como la estructura inicial que ya tenemos en direcciones como Vialidad o la delegación de la Seremi de Salud en Ñuble, que funciona desde el año 2005. Tenemos que aprovechar el capital humano de Chile Vamos al servicio de la nueva región, pero también abrirnos al mundo independiente y a los jóvenes”. 

En torno al perfil del nuevo delegado(a), planteó que “a diferencia de otros cargos, el nuevo (a) delegado (a) debe reunir capacidades políticas y técnicas, tanto por la vinculación con el entorno como por el manejo de los temas administrativos. Es indudable que una persona con alta capacidad en esta delegación será candidato (a) natural para una intendencia o candidatura a gobernador (a) regional, pero conociendo al Presidente, va a elegir a una persona para que el trabajo de instalación de la Región de Ñuble sea de excelencia, no para cargos futuros”.

Los nombres que han surgido proyectando la futura Intendencia y la elección en 2020

La designación de un nuevo delegado(a) Presidencial para la instalación de la Región de Ñuble no es algo que el futuro Gobierno o los partidos se estén tomando a la ligera. 

Quien sea designado(a) correrá con ventaja para convertirse en septiembre en el primer(a) intendente designado(a), y luego, en 2020, en candidato del bloque a gobernador regional.

En RN el primer nombre que surgió fue el del ex candidato a diputado y ex director nacional del SAG, Horacio Bórquez. Es más, su candidatura al Parlamento fue vista a nivel local como un primer acercamiento con la zona, de cara a desafíos venideros en caso de ganar Sebastián Piñera las elecciones. Conocida es, además, su cercanía con el Presidente electo.

En la UDI, en cambio, la postura conciliadora del senador Víctor Pérez respecto del trabajo realizado por la actual delegada, Lorena Vera, ha relegado los nombres a un segundo plano; no obstante, el ex candidato a diputado, Cristóbal Martínez, asoma como una de las figuras con mayor potencial.

Evópoli, en tanto, podría “cobrar” su bajada electoral en las parlamentarias a nivel local posicionando a Juan Manuel Santa Cruz, quien tiene a su favor un interesante currículum técnico, y experiencia en el nivel central, durante el primer Gobierno de Piñera.

 

Comentarios