El armador: la pieza que le pena al Rojo

Por: Rodrigo Oses Fotografía: A.Uno 2017-12-23

La próxima semana quedará resuelto quien será el nuevo enganche de Ñublense.

Desde el año 2006 que Ñublense no tiene un “10” que marque diferencias a nivel creativo.

El último y recordado por la hinchada fue el argentino Néstor Zanatta, aunque en su última etapa igualmente fue resistido.

Posteriormente pasaron algunos jugadores que trataron de trascender sin mucho éxito como Luis Jara, en 2007, junto a Marcos Dinamarca, que llegó con sobrepeso y jugó muy poco.

El año 2008 Fernando Díaz, prescindió de un “10”, porque jugaba con Jonathan Cisternas y Osorio abiertos. Sin embargo trajo a Mauricio Cataldo, quien tuvo solo chispazos.

En planteles posteriores no brillaron como enganche Roberto Órdenes, Patricio Lira y Martín Cortés. Quizás el año  2012 sobresalió el argentino Tomás Lanzini, pero no como un enganche en propiedad, en el ascenso de esa temporada de Primera B a Primera A.

Después brillaría escasamente el argentino Emanuel Croce, quien fue utilizado hasta de extremo, pero se fue diluyendo en el juego del Rojo.

En 2015, año del segundo descenso de Ñublense bajo la administración de la Sociedad Anónima, fue muy irregular Boris Sagredo en la labor.

Los últimos “creativos” por lo que ha apostado Ñublense tampoco han respondido.

El argentino José Loncón llegó el año 2016 para conducir al equipo, pero después de reemplazar al intrascendente Jesús Silva, solo tuvo chispazos de buen fútbol.

Similar sello mostró el también argentino Matías Arrúa, quien se sumó en 2017 al plantel de Emiliano Astorga con la misión de ser el abastecedor de los atacantes.

Sin embargo, una lesión al comienzo del torneo lo obligó a infiltrarse en varios partidos para poder jugar y en rigor, jugar en varias ocasiones lesionado o a “media máquina”.

En resumen, no fue el aporte esperado por Emiliano Astorga, quien espera el arribo de un nuevo enganche que le pueda discutir el puesto a Arrúa.

¿Quién será el nuevo 10?
Las negociaciones para contar con un nuevo armador están avanzadas. Según el presidente de la Corporación, Jorge Silva,  “se ha conversado con varios jugadores en ese puesto, pero obvio que hay tres o cuatro, que más interesan”.

López llegaría porque se adecua al presupuesto

Entre esos sobresalen dos nombres. El del paraguayo Milton Benítez, ex Rangers de 31 años, a quien, reconocen fuentes del club, y al propio representante, se le hizo una oferta que el jugador no ha respondido. Y también el argentino Pablo Darío López.

“Se sigue negociando, ahora depende solo del jugador, yo creo que el lunes es el último plazo”, aclara José Luis Carreño, representante del jugado paraguayo. “No se llegó a un acuerdo, pero nada está descartado”, recalca Benítez.

Como el guaraní no ha respondido y se teme de su condición física, ya que sufrió un desgarro en Rangers, el argentino de 35 años, que jugara en Wanderers y Audax Italiano, Pablo Darío López, corre con ventaja para concretar su arribo al elenco de los “diablos rojos”  la próxima semana.

El ex jugador de Wanderers, milita en el Deportivo Español del Ascenso argentino y Emiliano Astorga lo vio jugar en Chile. En tanto, Michael Silva firmará el próximo martes y José Luis Jiménez se desvincula de Cobreloa y prepara su firma en el Rojo.

 

Comentarios