Contraloría cuestiona falta de control a retiro de basura

Por: Edgar Brizuela Fotografía: Víctor Orellana 08:15 PM 2017-12-21

El contrato con la empresa es el más cuantioso que paga el municipio.

Relacionado

La Contraloría Regional realizó una serie de observaciones al contrato de la municipio con Dimensión S.A.

La Contraloría Regional realizó una serie de observaciones al contrato que liga a la Municipalidad de Chillán con la empresa a cargo del retiro de basura domiciliaria de la ciudad, Dimensión S.A., firma que forma parte del mismo grupo de inversiones que tiene a Nevados de Chillán con la concesión del predio municipal Termas de Chillán.

El informe, que lleva la firma de Ricardo Betancourt,  contralor regional del Bío Bío, pone énfasis en incumplimientos a la labor del Inspector Técnico del Servicio (ITS) en el municipio chillanejo, que corresponde al profesional Pablo Garrido.

El escrito precisa que el ITS no habría velado por “el correcto cumplimiento de las obligaciones pactadas entre la Municipalidad de Chillán y la empresa Dimensión S.A.”.

Como consecuencia de la falta de atención de parte del ITS “no se aplicaron las multas respectivas por la falta de provisión de personal de reemplazo; disposición de residuos sólidos en el relleno sanitario en días posteriores a su recolección o retraso en el inicio del servicio”.

Se suman a los cargos el uso de un camión de reemplazo no habilitado para ello y ausencia de lavado de camiones recolectores. Recomienda que por ello “la municipalidad debiera iniciar procesos de aplicación de multas”.

El organismo fiscalizador plantea además que el municipio chillanejo debiera instruir un proceso disciplinario, a objeto de determinar “eventuales responsabilidades administrativas de funcionarios municipales” que pueden tener responsabilidad en los hechos detectados.

El concejal Camilo Benavente, tras conocer el informe,  subrayó que es positivo que Contraloría realice investigaciones de este tipo con el fin de auditar un contrato relevante para la ciudad y realizar las correcciones pertinentes.

Desde la empresa Dimensión S.A. su gerente, Víctor Amado,  indicó que las consideraciones de la entidad son puntuales y no afectan el desarrollo general del contrato.

El profesional recalcó que las fallas detectadas “son de índole administrativa y no afectan ni tienen efectos en el sistema de retiro de basura desde los hogares de la ciudad”.

El profesional agregó que en el curso del contrato ocurren imponderable que deben ser resueltos de manera urgente y usando los medios que disponen en el momento, lo que pudo redundar en que en algunas ocasiones para brindar el servicio se ocuparan camiones de reemplazo.

Comentó que toda la información de la compañía ligada a este contrato ha sido entregada y en futuras auditorías pondrán a disposición la información que les sea solicitada de manera transparente.

Cuestionamientos

Algunos de los casos que reprocha Contraloría se habrían originado según respuesta del municipio, por desperfectos de camiones y en varias ocasiones el uso de móviles no acreditados fue la solución del momento para cumplir de emergencia con el servicio.

La Contraloría realizó la investigación en Chillán y en varias comunas del país considerando que el servicio de extracción, transporte disposición y manejo de los residuos sanitarios de las urbes con mayor población de cada región se encuentra concentradas en pocas empresas.

Uno de los reproches que realiza Controlaría al municipio se refiere al hecho que esta entidad en los últimos tres años, hasta el año 2016, no planificó auditorías operativas internas y “no se realizaron auditorías o revisiones a los contratos de recolección de residuos sólidos celebrados con la empresa Dimensión S.A. y de disposición final de los mismos” con la propietaria del relleno sanitario de Chillán Viejo.

Esto incluso fue confirmado por el director de control municipal, Wenceslao Vásquez, y a juicio del organismo regional constituye “una debilidad de control interno”, pues los directivos municipales deben vigilar continuamente sus operaciones y adoptar inmediatamente las medidas oportunas ante cualquier evidencia de irregularidad o de actuación  contraria a los principios de economía eficiencia y eficacia”.

No obstante Contraloría hace presente que durante este año control interno municipal dispuso una auditoría al contrato, la que posteriormente fue paralizada por un sumario interno en Aseo y Ornato que busca responsabilidades de funcionarios respecto de denuncias de concejales. Este sumario se encuentra en curso actualmente.

Adicionalmente otro cargo al municipio se refiere a la falta de fijación de tarifa aplicable a los locales comerciales reconocidos como sobreproductores de residuos sólidos domiciliarios.

Sobre el punto la municipalidad informó que las direcciones de asesoría jurídica administración y finanzas y control interno preparan una modificación a la ordenanza sobre Derechos de Aseo.

Además el municipio chillanejo, de acuerdo a la revisión efectuada por Contraloría, no habría publicado el contrato con Dimensión S.A. en el Sistema de Información de Compras y Contratación Pública.

El contrato entre las partes fue firmado el 17 de septiembre de 2013 y comenzó a regir el 1 de enero de 2014, teniendo una vigencia de seis años, por lo que le quedan aún dos años.

No fue multada

En el caso de las multas la Municipalidad de Chillán confirmó que durante el 2016 la empresa Dimensión S.A. no fue objeto de multas, pese a que durante su revisión Contraloría remarca que existen  una serie de situaciones que el municipio debería haber advertido y que ameritaban sanciones pecuniarias.

Otro aspecto que critica la entidad contralora es que en al menos 10 oportunidades los camiones no fueron lavados al término de su jornada laboral,  reiniciando sus actividades la jornada posterior. Ello se habría originado por fallas técnicas de los móviles de la empresa concesión.

Otro elemento considerado es la publicación de material audiovisual alusivo al reciclaje. En este caso se aceptaron las explicaciones brindadas, pues los formatos de difusión fueron cambiados por otros más modernos.

Otra queja se refiere al uso del vehículo de la concesión por parte del ITS para fines eventualmente ajenos al servicio. En este caso la utilización del móvil por parte del funcionario habría estado motivado por urgencias domésticas que no están incluidas en el marco regulatorio.

“Debilidad municipal”

El concejal Víctor Hugo Sepúlveda comentó que “en este caso queda de manifiesto la debilidad municipal para controlar una concesión importante y compleja”.

El edil criticó al ITS asegurando que aparentemente no ha sido capaz de fiscalizar como corresponde un servicio que debe funcionar sin fallas y cuando las hubiera debieran aplicarse las sanciones correspondientes.

Sepúlveda agregó que lo que ocurre con el inspector técnico se repite en otros contratos, como el de las áreas verdes, donde el municipio se ve sobrepasado.

El concejal Jorge Vaccaro, por su lado, sostuvo: “no aprobé este contrato y no estoy en condiciones de efectuar un análisis. Pero me pareció mal que se entregara el contrato a la misma empresa que controla Nevados de Chillán”.

Comentarios